Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/06/24 00:00

Paraguay clasifica primero en el grupo F

Arropado como primero de su grupo, Paraguay certificó el jueves su pase a los octavos de final de la Copa del Mundo con un desabrido empate sin goles con Nueva Zelanda.

Paraguay clasifica primero en el grupo F

 
Paraguay hizo más méritos para llevarse los tres puntos, al arriesgar y proponer más en el estadio Peter Mokaba de Polokwane ante un rival que nunca se apartó de su rudimentario argumento de echarse atrás para sorprender con el contragolpe.

Gracias al empate, la "Albirroja" llegó a los cinco puntos y por primera vez en su historia terminó como líder de un grupo de primera ronda, el F. Su acompañante a la segunda ronda fue Eslovaquia, que dio la sorpresa al vencer 3-2 a Italia para dejar en la cola a los campeones vigentes.

Eslovaquia se clasificó con cuatro puntos, mientras que Nueva Zelanda e Italia cerraron con tres y dos, respectivamente.

La fricción, el pelotazo y las imprecisiones fueron la tónica de los 90 minutos entre paraguayos y neozelandeses.

Definir a este partido como uno soporífero no se aleja de la realidad.

"No estoy conforme. Estoy conforme con la clasificación, pero no con el juego", comentó Gerardo Martino, el técnico argentino de Paraguay.

"Fue un partido difícil y complicado para crear ocasiones de gol", dijo el atacante paraguayo Roque Satan Cruz. "Ellos se defienden con mucha gente y asó es difícil entrar".

Paraguay buscó con tesón el triunfo en el segundo tiempo, pero se encuentró con una defensa bien cerrada.

Recién a los 61, los paraguayos tuvieron su ocasión más clara de gol con un cabezazo de Cristian Riveros que el portero Mark Paston despejó con un manotazo.

Otra ocasión se dio a los 75, cuando Edgar Benítez sacó un remate colocado, pero Paston desvió y en el rebote no pudo definir Lucas Barrios.

"Tuvimos muchos problemas en el lugar que menos esperábamos, en el ataque", resaltó Martino. "Creía que íbamos tener espacios ... no tuviumos movilidad para crear muchas situaciones de gol".

Aunque tenían mayor urgencia de ganar para seguir con vida en Sudáfrica, los neozelandeses dieron en todo momento la impresión que se conformaban con el premio de obtener su tercer empate en el torneo.

Las limitaciones de los "All Whites" saltaban a la vista, un grupo de tipos de gran despliegue físico pero incapaces de elaborar una jugada de tres pases seguidos.

Su técnico Rickie Herbert no tuvo sonrojo en reconocer que la estrategia fue aguantar: "un empate nos servía y la idea fue estar metidos en el partido todo el tiempo posible".

Paraguay se metió por quinta vez en la ronda de octavos y ahora apunta a superar esa etapa frente a un oponente que saldrá del Grupo E entre Holanda, Dinamarca y Japón.

Martino advirtió que tendrán que mostrar otra cara de aquí al martes en Pretoria.

"Para poder avanzar más, debemos mejorar bastante", señaló.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.