Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/07/03 00:00

Paraguay vendió cara su derrota ante los españoles que ahora enfrentarán a Alemania

Penales fallados, un gol que casi no fue. No resultó fácil, pero España finalmente está en las semifinales de una Copa del Mundo. Por CARLOS RODRIGUEZ

Paraguay vendió cara su derrota ante los españoles que ahora enfrentarán a Alemania

 
David Villa marcó su quinto gol del torneo, ambos equipos erraron desde los 12 pasos y España venció el sábado 1-0 a un aguerrido Paraguay para superar por primera vez los cuartos de final de la Copa del Mundo.

Los españoles se enfrentarán en semifinales a Alemania el miércoles en Durban. Paraguay regresa a casa con su mejor actuación histórica en un Mundial, y su eliminación dejó a Uruguay como único equipo latinoamericano con vida.

"Estamos contentos por estar entre los cuatro mejores. Es un buen momento para nuestro fútbol, hay que estar felices", señaló el técnico español Vicente del Bosque.

El gol de Villa a los 84 minutos fue para el infarto: tras un jugadón de Andrés Iniesta, que dejó en el camino a dos defensores, Pedro Rodríguez estrelló la pelota en el poste derecho del arco paraguayo.

Villa, con su implacable olfato goleador, recibió el rebote y pateó al segundo poste. El balón pegó en el palo, recorrió la raya de gol, rebotó en el otro poste y finalmente se anidó en el fondo de la red.

"Un gol de carambola total, como no podía ser de otra manera en un partido como el de hoy", comentó el arquero español Iker Casillas.

Los dos equipos vivieron una montaña rusa de emociones en la última media hora.

Casillas le atajó un penal a Oscar Cardozo a los 58 minutos, tras una falta de Gerard Piqué sobre el mismo delantero del Benfica en un forcejeo durante un tiro de esquina.

Apenas dos minutos después, el paraguayo Antolín Alcaraz derribó a Villa en el área en un contragolpe y Xabi Alonso pateó el penal. El volante del Real Madrid lo metió, pero el árbitro guatemalteco Carlos Batres determinó que un jugador español invadió el área antes de tiempo y ordenó repetir la definición.

Esta vez, el portero Justo Villar tapó el disparo, y luego su compañero Paulo Da Silva despejó sobre la línea cuando Sergio Ramos pateó el rebote.

"Al final nos faltó un poco más de fortuna", afirmó el delantero paraguayo Roque Santa Cruz. "Fue un partido donde demostramos que pudimos ganar. El equipo sufre porque sabíamos que teníamos equipo para seguir avanzando".

Las oportunidades se sucedieron en una recta final vertiginosa.

Villar se lució a los 63 al volar hacia su izquierda para despejar a contramano un remate de Andrés Iniesta con destino a gol.

Casillas volvió a salvar a España a los 89, cuando tapó el remate de Lucas Barrios en un contraataque, dio rebote, y volvió a despejar cuando Santa Cruz pateó con dirección a las redes.

"Tuvimos nuestras oportunidades y lamentablemente acertó España y no Paraguay", comentó el técnico de Paraguay, Gerardo Martino.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.