Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1995/03/20 00:00

PLAYA, BRISA Y GOL

Un viejo secreto del fútbol brasileño dio origen a un nuevo deporte en las playas del mundo.

PLAYA, BRISA Y GOL

EL SUEÑO DE VER reunidas a las figuras del Flamengo de los años 70 y 80 se hizo realidad hace pocos días. De nuevo Zico, Junior, Edinho, Claudio Aldao y Paulo Sergio hicieron vibrar al público con sus ágiles desplazamientos por los extremos, con sus piques cortos pero contundentes y con las espectaculares jugadas que los hicieron famosos en el fútbol mundial. Pero a diferencia de hace tres décadas, las antiguas glorias del Flamengo, que hoy tienen más de 40 años, no pisaron el césped del Maracaná y en lugar de ponerse los guayos se los quitaron. Este año la cita fue en la pakya del hotel Copacabana Palace, en Rio de Janeiro, donde 12.000 espectadores se reunieron para ver a ritmo de samba el primer campeonato mundial de fútbol playa.
Este deporte, que existe desde hace muchos años en Brasil, es tan extraño como novedoso para el resto del mundo. Por eso, con el fin de promocionar el campeonato, que repartió más de un millón de dólares en premios, se reunió no sólo a las leyendas del fútbol brasileño sino que además participaron seis de los ocho equipos que han sido campeones mundiales de fútbol: Alemania, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Holanda, Inglaterra, Italia y Uruguay.
El origen del deporte se remonta a las precarias canchas de fútbol en las playas de Brasil, donde tradicionalmente los futbolistas juegan para adquirir fuerza y destreza. Allí entrenaba Pelé y la selección de Romario que ganó el mundial USA 94 se preparó en este lugar en un campeonato local antes de viajar a Estados Unidos.
Pero a pesar de la importancia y tradición de las playas en la formación de futbolistas, desde la década pasada las canchas fueron desplazadas lentamente por la fiebre del voleibol de playa que poco a poco se fue apoderando de las arenas. Esto desencadenó un fuerte enfrentamiento entre la federación de voleibol y la de fútbol por la propiedad de las playas. Después de muchas riñas verbales la disputa terminó hace cinco años con una decisión salomónica: combinar los dos deportes y crear el fútbol playa.
¿Cómo se practica este deporte? El fútbol playa se juega en un campo de las mismas dimensiones de uno de voleibol y a lo largo de los tres tiempos de 12 minutos los cinco jugadores de cada equipo deben intentar anotar un gol en la portería contraria, que es del tamaño de una de fútbol de salón. El deporte ha tenido tanta acogida y tiene tan buenas proyecciones que el ex jugador del Flamengo y de la selecciòn Brasil, Junior, dijo al terminar la final que Brasil le ganó a Estados Unidos, que "si el beach soccer despega, no volvería al fútbol ni siquiera como técnico". Y tal vez así sea, porque el fútbol playa empezó volando alto. El primer mundial fue transmitido en directo por televisión a Jordania, Argentina y Estados Unidos y ya se tiene programado hacer, en 1995, cuatro torneos más de carácter internacional en Los Angeles, Portugal, Mar del Plata y Rio de Janeiro.
Desde ya Brasil, que es campeón mundial de fútbol y fútbol playa, y que lo fue de voleibol, está pensando en proponer que este nuevo deporte que está acalorando las playas del mundo, sea tenido en cuenta ya no como una fiebre de verano sino como un deporte olímpico.



COLOMBIA EN 'HBO'

EN UNA época en la que el boxeo internacional y colombiano andan de capa caída, la cadena HBO Ole decidió parar el conteo y darle una mano al deporte de las narices chatas. Desde el 21 de enero, cuando Harold Mestre se enfrentó a Juvenal Berrío en Cartagena, el canal estadounidense decidió transmitir a 66 países todas las peleas por título mundial en el que participen boxeadores colombianos. Además del combate, HBO Ole presenta antes de cada pelea un video promocional de la Ciudad Heroica. La producción en Colombia está a cargo de Martha Herrera, gerente de eventos especiales de RCN, y del empresario Billy Champ, y el costo de producción de cada una de las peleas es de 150.000 dólares aproximadamente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.