Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/26/1999 12:00:00 AM

PLAYBALL

La temporada de béisbol de las Grandes Ligas de Estados Unidos promete este año más <BR>emociones que de costumbre.

El próximo 4 de abril los diamantes de los estadios de béisbol de Estados Unidos volverán a
reflejar la luz de las estrellas de ese deporte. El inicio de la tan esperada temporada de las Grandes Ligas
este domingo ha creado más expectativa que de costumbre ya que para muchos podría ser una de las
competencias más reñidas de los últimos años. Por un lado los equipos han hecho importantes
contrataciones que auguran un espectáculo cada vez más interesante. Y por otra parte los Bravos de Atlanta y
los Indios de Cleveland, dos de los equipos más regulares de la última década, se han preparado a conciencia
para alcanzar por fin un campeonato que les ha sido esquivo. Por su calidad de campeón los Yankees de
Nueva York es uno de los mayores opcionados para alcanzar el título, apoyado en su cadena de 125
victorias, incluyendo postemporadas, y en la solidez de sus líneas, que no han experimentado cambios
significativos. Pero para algunos expertos esa podría ser una desventaja ya que varios de sus adversarios se
han armado hasta los dientes (ver recuadro). La competencia no sólo será entre las novenas sino entre los
jugadores, quienes intentarán mostrar lo mejor de sí para mejorar su cotización en el mercado profesional.
Peloteros como el colombiano Edgar Rentería, quien venía de una mala temporada con los Marlins de la
Florida y ahora juega con los Cardenales de San Luis al lado de Mark McGwire, el mejor bateador de la
temporada de 1998, tendrán la oportunidad de demostrar porqué están en el círculo de los mejores del mundo.
Se trata, además, de seguir reconquistando el interés de decenas de miles de aficionados que ya en una
oportunidad abandonaron los estadios debido a la crisis de jugadores que se presentó en 1994. Una crisis que
ha ido disipándose a medida que el espectáculo ha vuelto a reinar en los dominios de la pelota caliente.
nBravos de AtlantaLos Bravos mantienen las mismas cartas ganadoras de lo últimos años al contar con
hombres como Greg Maddux, Tom Glavine y John Smoltz, quienes son considerados no solo como algunos
de los más potentes lanzadores de las Grandes Ligas sino también como los mejores abridores de la Gran
Carpa. Estos hombres aportan su experiencia y capacidad ganadora y le dan la fortaleza suficiente a la
novena de Atlanta para dejarlos como opcionados al título. Dodgers de Los AngelesLa llegada de Kevin Brown
refuerza en algo su línea de ataque pero no es lo suficiente como para equilibrar al equipo. Su defensa, al
igual que la velocidad de sus hombres, son sus mayores armas. El jamaiquino Devon White, el
estadounidense Gary Schefield y el dominicano Raúl Mondesi conforman uno de los mejores tríos de las
Grandes Ligas en esta posición. Sin embargo esto no será suficiente para garantizarles el avance a la
postemporada ya que las deficiencias de sus relevistas serían su talón de Aquiles.Yankees de Nueva
YorkPara muchos el equipo de la Gran Manzana tiene muchas posibilidades de defender con éxito el título. La
contratación de uno de los mejores lanzadores de las últimas décadas, Roger Clements, hace que comience
la temporada con una solidez envidiable, pues al lado de Orlando Hernández y el zurdo Andy Pettite conforman
un excelente trío de lanzadores que compensará la mayor debilidad de la novena: su ataque. Comienza como
uno de los equipos más completos y armoniosos de la Gran Carpa.Indios de ClevelandApesar de no contar
con un pitcheo de lujo posee un sólida columna vertebral comandada por el receptor Sandy Alomar y Omar
Visuquel, la cual será reforzada esta temporada con la contratación de Roberto Alomar. Si bien sus
deficiencias en el pitcheo no los dejan como los grandes candidatos, la experiencia de los hombres que
saltan al campo, sumado al hecho de haber ganado durante los tres últimos años en la división central, les
garantiza que serán grandes animadores de este espectáculo. El poder de bateo de Mark McGwire seguirá
constituyéndose en su arma fuerte para el ataque. Los refuerzos de esta temporada, entre los que se
encuentra el paracortos colombiano Edgar Rentería, quien conserva su posición en el campo, les darán la
tranquilidad y seguridad en la defensa, algo que no tuvieron en temporadas pasadas. De lograr el
equilibrio entre un ataque poderoso, como el que tienen, con una defensa sólida, lograrán adquirir las armas
para llegar por lo menos hasta los play offs.Mets de New YorkLa inclusión de Robin Ventura en la tercera
base y el contar con un líder de la experiencia de Bobby Bonilla convierte a los Mets en uno de los equipos
más peligrosos de esta temporada. Esto les permitirá arrancar con la tranquilidad suficiente de tener una
novena que, sin mostrar una buena defensa y ataque, sí será una de las más parejas de la temporada, lo
cual les permitirá obtener los triunfos suficientes como para lograr meterse en la pelea por el título de la Liga
Nacional que les llevaría a la serie mundial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?