Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/2/2009 12:00:00 AM

Poca venta de boletas para juego Colombia-Chile

El próximo 10 de octubre se llevará a cabo el encuentro deportivo.

La demanda de boletas para el partido Colombia-Chile por la penúltima fecha de las eliminatorias mundialistas está por debajo de las expectativas.

La preventa con un descuento del 10% se tradujo en la adquisición hasta el jueves de 9.292 de las 40.661 plazas del estadio Atanasio Girardot de Medellín, precisó a la AP Alicia Torres, jefa de prensa de la compañía encargada de esta tarea.

Los 366 boletas de la tribuna occidental con un valor unitario equivalente a 100 dólares (el más alto), fueron los primeros en agotarse. Las localidades populares tienen un costo equivalente a 12,5 dólares.

El duelo entre colombianos y chilenos se disputará el 10 de octubre y el onceno de Eduardo Lara cerrará ante Paraguay en Asunción el 14.

La derrota 3-1 contra Uruguay en Montevideo en la anterior tanda de las eliminatorias, dejó muy mal parado al equipo, cuyas posibilidades de clasificarse al menos al repechaje, son complicadas.

La tarea que tiene por delante es bien difícil, ya que necesita echarse al bolsillo los seis puntos en juego y esperar otros resultados.

Colombia ocupa el octavo lugar con 20 puntos, dos menos que Argentina que figura en el quinto. Los cuatro primeros avanzan al mundial, y el quinto disputará un repechaje con el cuarto de la CONCACAF, que por ahora es Costa Rica.

Los 23 jugadores convocados el jueves se concentrarán en Medellín, a 1486 metros de altura, a partir del domingo, y la preparación la iniciaran el lunes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.