Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/9/2000 12:00:00 AM

Por las nubes

La Unión Europea dio un último plazo para terminar con las costosas transacciones de los futbolistas. La Fifa tendrá que replantear el cuestionado mercado de jugadores.

El fichaje de Figo colmó nuestra paciencia”. El anuncio que hizo público un portavoz de la Unión Europea (UE) se convirtió en un contundente ultimátun a la Federación Internacional de Fútbol (Fifa) y a la Unión Europea de Fútbol (Uefa) con el único propósito de replantear el actual sistema de traspasos de jugadores. “Las desorbitadas transacciones tienen que acabar. Lo de Figo es un ejemplo extremo de comercialización de este deporte”, sentenció la UE. El paso del portugués Luis Figo del Barcelona al Real Madrid por la suma de 70 millones de dólares escandalizó a la UE y aceleró su intención de ejecutar drásticas reformas. Y no es para menos. El contrato incluye un sueldo mensual de 500.000 dólares, 35 millones de pesos colombianos diarios.

En tan sólo cuatro meses Gabriel Batistuta, Hernán Crespo y Luis Figo, jugadores que no figuraban en la lista de los más costosos al terminar la pasada temporada del calcio italiano y de la liga española, pasaron a encabezar el ranking cuando faltan pocos días para que se reanuden dichos torneos. El mercado se sigue moviendo y lo peor es que grandes clubes, como el Real Madrid, que acaba de vender a Fernando Redondo y a Nicolás Anelka, ha declarado un déficit superior a 250 millones de dólares.

“No es normal que clubes con miles de millones en deudas se lancen a especular y a comprar jugadores por cantidades astronómicas”, sentenciaron los comisarios europeos Mario Vonti y Viviane Reding, quienes otorgaron a la Fifa como plazo máximo la culminación de los Juegos Olímpicos para modificar las actuales normas.

Las discusiones en torno al tema tienen como antecedente el famoso caso del belga Jean-Marc Bosman, a quien su equipo de entonces, el Lieja, le impidió cambiar de club. Desde 1996, cuando la Corte Europea de Justicia de Luxemburgo emitió el fallo a favor del jugador con una indemnización de 450.000 dólares, hubo algunos cambios en el sistema de traspasos en el Viejo Continente, tales como dar mayor libertad a los deportistas para escoger el club de su preferencia, así como el permiso para que cada equipo contrate el número de foráneos que crea conveniente bajo la premisa de que cualquier miembro de la Unión puede trabajar en el país que desee. Antes el límite era de tres jugadores por club mientras que hoy en día hay equipos, como el Chelsea, de Inglaterra, el cual está conformado en un 80 por ciento por jugadores extranjeros.

Sin embargo muy poco se acordó respecto a la compra-venta de jugadores. Luego de la precipitada convocatoria lanzada por la Comisión Europea para llegar a un acuerdo la Fifa recibió en su sede de Zurich a representantes de la Uefa, de las ligas europeas y del sindicato de futbolistas profesionales para solucionar el dilema. “No queremos trabajar fuera de las leyes europeas mientras protejamos a la familia del fútbol”, anunció Joseph Blater, presidente de la Fifa.

De esta reunión preliminar surgieron tres propuestas básicas. En primer lugar, se prohibirán los traspasos de jugadores extranjeros menores de 18 años y también habrá libertad total para que el deportista termine su contrato cuando lo estime conveniente a partir de esa edad. En segundo lugar, se propondrá el pago de una indemnización a los clubes que formen y promocionen jugadores entre 18 y 24 años. Y como tercer punto está la condición de que cada profesional debe permanecer al menos un año con su equipo. Ningún contrato debe ser inferior a 12 meses. De esta forma se busca estabilizar los costos de los fichajes, equilibrando las ganancias de los jugadores con el porcentaje de los equipos por cada negociación.

Sin embargo no todos están de acuerdo con las iniciativas. El presidente del Bayern Munich, Franz Beckenbauer, piensa que los actuales salarios, que rondan los cinco millones de dólares anuales en ligas poderosas como la española, la inglesa y la italiana, son impensables en Alemania y en otros países de la Unión. La Fifa desea ampliar el plazo de discusión hasta diciembre pero la Unión Europea no quiere ceder un minuto más. Las nuevas temporadas en Italia y España están por comenzar, los fichajes siguen por las nubes y sólo resta esperar la resolución final que pacten la UE y la Fifa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.