Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2011 12:00:00 AM

Portugal venció en penales a Argentina y es semifinalista

Argentina dilapidó dos atajadas de su arquero Esteban Andrada en la definición por penales y acabó perdiendo ante Portugal por 5-4 desde los 12 pasos por los cuartos de final del Mundial Sub-20.

El portero portugués Mika se erigió como la figura al tapar dos remates, el último a Nicolás Tagliafico, para darle al conjunto luso el boleto para jugar el miércoles una semifinal en Medellín contra el ganador del duelo Nigeria-Francia que se disputará el domingo en Cali.

Dentro de un duelo tedioso y en extremo calculador, ambos equipos terminaron empatados 0-0 tras los 90 minutos reglamentarios y los 30 de la prórroga.

En una tarde y una noche cartageneras, Argentina de conquistar un séptimo título en estos mundiales terminó de naufragar en el Caribe colombiano.

El conjunto gaucho estuvo más cerca, pero nunca pudo encontrar la fórmula para vulnerar a una defensa de Portugal, que sigue sin recibir goles tras cinco partidos en el torneo.

Todo parecía a favor de la albiceleste en la ruleta de los penales, luego de que se puso en ventaja 3-1 cuando Andrada tapó los disparos de Danilo y Roderick.

Sin embargo, Portugal no volvió a fallar, con anotaciones de Rafael Lopes, Nelson Oliveira, Tiago Ferreira y Sergio Oliveira. Los argentinos, en cambio, no pudieron dar el puntillazo.

Leandro González Pírez estrelló su remate en un ángulo, mientras que Mika le tapó otro a Alan Ruiz y finalmente a Tagliafico.

Durante el trámite, los dos jugaron con un pie en el acelerador y el otro en el freno y ofrecieron escasas situaciones de gol.

No fue sino a los 19 cuando se vio la mejor de Argentina, un tiro libre de Erik Lamela que pasó zumbando cerca del travesaño.

Portugal estuvo más cerca tras un error de la zaga argentina. Sobre los 25, Caetano hizo la diagonal para recibir un pase en profundidad entre dos defensores y quedó bien perfilado para un remate cruzado que Andrada manoteó afuera.

Era obvio que nadie quería exponerse a hacer un gasto físico que pudiese dejarle mal para la recta final. Esto porque el calor en Cartagena no es nada que se deba menospreciar, con una sensación térmica de 36 grados y una humedad de bochorno.

Facundo Ferreyra se perdió el gol en el complemento, cuando en el segundo palo no pudo poner la pierna para tocar un tiro libre de Lamela.

Argentina presionó un poco más, pero se quedó enroscada en sus intenciones. Hubo un amenazante desborde y centro de Roberto Pereyra por la derecha que Lamela no supo embocar.

El técnico de Argentina, Walter Perazzo, reiteró hasta el cansancio que su decisión de poner a Juan Iturbe es una movida revulsiva en el complemento. Pero Iturbe nunca le asistió en el razonamiento: se limitó a algunas arrancadas en velocidad y se fue sin marcar goles.

No hubo forma de romper la paridad, di la impresión de que faltaba ambición para liquidar las cosas en los 90 minutos. Con equipos fundidos, la prórroga fue más de lo mismo.

Alineaciones:

0 (4). Argentina: Esteban Andrada, Hugo Nervo, Leandro González Pírez, Leonel Galeano, Nicolás Tagliafico, Roberto Pereyra (Agustín Vuletich, 98), Matías Laba, Rodrigo Battaglia, Carlos Luque (Alan Ruiz, 81), Erik Lamela y Facundo Ferreyra (Juan Iturbe, 60). Técnico: Walter Perazzo.

0 (5). Portugal: Mika, Nuno Reis, Roderick, Julio Alves (Sana, 69), Cedric, Luis Martins (Tiago Ferreira, 120), Danilo, Sergio Oliveira, Pelé, Caetano (Rafael Lopes, 94) y Nelson Oliveira. Técnico: Ilidio Vale.

Árbitro: Peter O'Leary (Nueva Zelanda).

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.