Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/5/2015 6:10:00 PM

“Practico un deporte invisible para los colombianos”

Juan Esteban Sarmiento será el único motociclista nacional en participar en el Rally Dakar 2016. Lo increíble es que podría no ir por falta de apoyo. Semana.com habló con él.

La vida de Juan Esteban Sarmiento Cerón, más conocido como ´Chilo´, ha sido tan dura como el deporte que escogió practicar.

 Quedó huérfano a los 13 años porque a su mamá la asesinó la guerrilla en un fallido intento de secuestro en Santander. Y su papá ya estaba ausente desde hace varios años, luego de que perdiera la vida producto de una penosa enfermedad.

 Nació y se crio en Toro, un pequeño municipio del norte del Valle. Allí se sostuvo junto a su hermano mayor y gracias a las ganancias de una modesta heladería que levantó su mamá. En la crianza también ayudaron algunos de los cuatro hermanos que tenían por parte de su señora madre.

 Estudió diseño gráfico, pero no se graduó; lo suyo eran las motos, siempre las amó, a tal punto que asegura con orgullo que tuvo el almacén de repuestos más importante de Pereira y el Eje Cafetero; en esa ciudad estudió y vive actualmente.

 Desde allí se convirtió en amante del Rally, una disciplina deportiva a la que llegó tarde (tenía 23 años hoy cumple 42) pero eso no ha sido impedimento para practicarla con profesionalismo.

 Prueba de ello es que en 2011 fue campeón del Rally Nacional, participó en carreras de México, Chile y en 2013 se convirtió, junto a otros cinco pilotos, en ser los primeros colombianos en llegar al Rally Dakar Suramericano. Además, será el único motociclista compatriota en correr el Rally Dakar de 2016.

 Lo increíble es que pese a sus logros y reconocimiento, su presencia en esa competencia de talla mundial, esté en veremos por falta de apoyo y patrocinio. Semana.com habló con el veterano piloto para conocer detalles de las penurias que padecen los deportistas que quieren brillar en competencias internacionales.

 Semana.: ¿Por qué usted será el único motociclista colombiano en el Rally Dakar de 2016?

 “Porque soy el único de todos ellos que se puede dedicar las 24 horas al día, todo el año, para conseguir el dinero de patrocinadores y a la vez entrenar”

 Semana: ¿Cuánto le cuesta a un piloto participar en el Rally Dakar?

 “Entre alquiler de moto, tiquetes y demás detalles logísticos, cerca de 300 millones de pesos, en mi caso particular”.
 
Semana: ¿Y ya tiene ese dinero asegurado para el Rally Dakar 2016?


 “La verdad no. Me faltan cien millones de pesos”

 Semana:  ¿Usted es oriundo del Valle?

 “Soy oriundo de Toro, Valle; huérfano desde los 13 años. Provengo de una familia de clase media con una mamá muy trabajadora que crió a sus hijos porque quedamos sin papá desde muy temprano, así que a ella le tocó hacerse cargo del hogar”.

 Semana: ¿A qué se dedica cuando no está compitiendo?


 “He sido empresario de motocicletas y tuve el mejor taller de todo el Eje Cafetero. Me defino como un emprendedor”.

 Semana: ¿Y cómo llegó un valluno a una competencia como el Rally Dakar, que es tan exigente no solo deportivamente, sino económicamente?

 “Creo que el haber competido desde hace muchos años Off Road Enduro (carretera destapada) y ser campeón nacional de rally, competir en mundiales de enduro en México y Chile me llevaron por ese camino”.

 Semana: ¿Pero qué ha sido lo más difícil de practicar un deporte desconocido localmente?

 “Lo más duro fue llegar a Colombia y ver que no había patrocinios, ya que ese deporte no lo ven muchos porque no es mediático. Yo quería seguir compitiendo, pero no tenía la plata, así que me propuse hacer un buen proyecto mostrando que Rally Dakar tiene muchos seguidores en el mundo, aunque no en Colombia”.

 Semana: ¿Qué buscaba con ello?

 “Seguir compitiendo en esa disciplina y ser uno de los primeros motociclistas colombianos en participar en el Rally Dakar suramericano. Era un sueño”.

 Semana: ¿Y lo logró?

 “Sí, aunque me demoré casi tres años para cumplir el objetivo de participar y tener una hoja de vida para que me admitieran; eso ocurrió en 2013”

 Semana: ¿Fue muy difícil el proceso de admisión?

 “Son muy exigentes y se requiere experiencia en Rally. Lo logré después ganar el campeonato nacional en 2011. Pero cuando me admitieron para participar en el Rally 2013 me encontré con un mundo de cosas que los colombianos no estamos acostumbrados, como pagar grandes cifras en inscripciones y someternos a entrenamiento por un año, simplemente para poder participar y culminar”.
 
Semana: ¿Y ahora usted es el único colombiano que participará en el Rally Dakar de 2016, ¿qué pasó con los otros motociclistas?

 Bueno en 2013 fuimos seis colombianos y terminamos cuatro; en 2014 fuimos cuatro y terminamos dos; y en 2015 fuimos tres y terminó uno”.

 Semana: ¿A qué se debe la baja de participantes colombianos?

 “En 2013 nos estábamos probando, que éramos capaces de lograrlo y se le demostró al Gobierno que sí podíamos; pero la realidad es que es muy difícil conseguir patrocinio y además por el costo en este momento del euro y el dólar”.

 Semana: ¿Y por qué es tan difícil obtener patrocinio para un Rally?

 Es un deporte que no es mediático en Colombia y no tiene muchos seguidores. El Rally  Dakar tiene millones de seguidores en todo el mundo, pero mientras dura la competencia, y el resto del año los pilotos tenemos que hacer cientos de eventos para no desaparecer, estar activos y que la gente sepa que estaremos en el Rally Dakar dos semanas”.

 Semana: ¿Qué están haciendo para atraer patrocinadores?

 “Cambiándoles la mentalidad. Antes pensaban que apoyarnos era regalar la plata o un favor y que no había un beneficio; pero con cifras les estamos demostrando que visibilizamos una marca y todo se retribuye en publicidad”.

 Semana: ¿También ayudaría mucho que la meta de los pilotos colombianos no fuera solo la de participar, sino lograr buenos resultados?

 “A eso iba. Para uno lograr una buena posición en el Rally Dakar, se requiere entrenar, pero resulta que mucho de nuestro tiempo de preparación lo gastamos buscando patrocinadores. Mientras ese esquema se mantenga así, no podemos prometer ni exigir resultados. El campeón del Rally Dakar se demoró siete años para conseguir ese título”.

 Semana: ¿Y cuál es su registro personal en los tres años que lleva participando en el Rally  Dakar?

 “El primer año salí de 190 y terminé en el 101; el segundo partí en el 101 y culminé en el 58 y este año partí en el puesto 80, ascendí hasta el 30, pero me caí y me lesioné. Si pudiera entrenar con más disciplina durante el año, fácilmente me ubicaría entre los primeros 20 pilotos”.

 Semana: Mientras llegan las dos semanas del Rally, ¿qué hace todo el año, de qué vive?


 En Pereira tenía un almacén de repuestos para motos del que vivía, pero lo cerré porque no me daba el tiempo para entrenamiento, eventos y demás actividades que me permitieran buscar los patrocinadores que necesito y de paso vivir. Dicto talleres, hago cursos, capacitaciones, organizo paseos, charlas empresariales, todo en pro del Rally Dakar”.

 Semana: Por qué es tan difícil cautivar público en Colombia

 “Para empezar, los empresarios a los que les tocamos las puertas muchas veces piensan que estamos recogiendo plata para irnos a pasear a Suramérica; tristemente muchos de ellos no lo ven como una competencia de alta exigencia, sino como un paseo y nunca nos tomaron en serio. A eso súmele que el impacto mediático de este deporte es muy pobre y cuando los medios lo cubren es porque no hay otras competencias para registrar. Somos el relleno de los medios deportivos”.

 Semana: Para concluir, ¿siente que practica un deporte que además de costoso, es invisible en Colombia?

 “Lamentablemente esa es la cruda realidad. Soy un deportista que practica un deporte invisible”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.