Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/2/2013 12:00:00 AM

¿Puede haber un futbolista más rico que Ronaldo?

¿Por qué se oculta la fabulosa cifra que ganará Gareth Bale en el Real Madrid?

En los tiempos modernos, como el fútbol no hay un deporte tan universal y que mueva tantos intereses económicos. Cada movimiento de una de las megaestrellas genera un impacto que trasciende las fronteras del deporte. Eso explica, entre otras cosas, las abismales diferencias por las cifras de los contratos que formalizaron el fichaje de Gareth Bale por el Real Madrid.

En La Casa Blanca, como también se le dice a la sede del equipo español, hay una orden estricta de guardar absoluta confidencialidad del asunto. ¿Por qué? “Se envía un mensaje equivocado de tanto derroche en medio de la terrible crisis económica que vive el país”, dice uno de los hombres cercanos a Florentino Pérez, presidente del equipo blanco.

Ese es un argumento sólido. Sin embargo, al interior del vestuario se dice otra cosa: “Nadie puede ganar más que Cristiano Ronaldo” en referencia a un jugador potentísimo convertido en una máquina de hacer goles. Hay un chiste cruel que dice que nadie es tan privilegiado como él porque ha estado en primera fila cada vez que le dan un Balón de Oro a Lionel Messi. Es un comentario ácido pero también es real: en este momento, después del argentino él es el mejor jugador del mundo. Eso lo saben sus compañeros que no entienden a qué horas apareció este tal Gareth Bale y que no solo haya costado más sino que para colmo vaya a ganar más.

En efecto, Cristiano Ronaldo le costó al Madrid 94 millones de euros. Y si Gareth Bale valió 101 millones de euros el mensaje puede tener un impacto fuertísimo en el ámbito futbolístico pero también en todo el universo de publicidad, derechos de televisión y comercialización de prendas que rodea al deporte. En el pasado, ya Ronaldo se declaró “triste” lo que traducía que podía irse del Madrid llevándose detrás suyo las grandes marcas que lo patrocinan.

El Madrid presentó este lunes a Gareth Bale y comunicó que valió 91 millones de euros. El Tottenham, el club vendedor, informaron que Bale fue traspasado al Madrid por casi 101millones de euros (85.400.000 libras esterlinas) y que su salario neto alcanzará los 13 millones de euros anuales. Tres más que Ronaldo. En el Madrid dicen que es la mitad: seis millones netos anuales de salario.

El País de Madrid cuenta detalles de tan interesante transacción. Según este rotativo, en el Tottenham aseguran que Pérez, preocupado por la mala imagen que podría reflejar en España una cantidad desorbitada, obligó a Daniel Levy –su homólogo del Tottenham- a firmar una cláusula de confidencialidad por la cual ambas instituciones se comprometieron a no hacer oficiales las cifras de la compraventa de los derechos de Bale. El presidente del Tottenham, sin embargo, está ventilando los números extraoficialmente porque componen un récord en la historia de las transacciones deportivas.

El periódico recuerda que Jonathan Barnett, el representante del futbolista Gareth Bale, refirió a sus socios que hace dos semanas le llamó un alto ejecutivo madridista para pedirle por favor que ocultara las cifras del contrato entre Bale y el Madrid porque de otro modo provocaría una ola de reclamos de aumento de sueldo en la plantilla. El agente contó que Florentino Pérez temía que, por ejemplo, Sergio Ramos (4,5 millones), y en especial Cristiano (10 millones), supieran el contenido del acuerdo que garantizaba al galés 13 millones de euros.

Según El País, Barnett reveló a sus socios que el ejecutivo madridista le pidió que dijera que Bale ganaría cinco millones netos, a lo que se negó de inmediato argumentando que en el Tottenham su jugador ya ganaba 5,5 el año pasado y nadie se creería que, después de ser traspasado por un precio récord, se rebajaría el sueldo.

Según esta versión, ambos acordaron la semana pasada que dirían a la prensa española que Bale cobraría algo más de seis millones de euros netos. Pero Barnett aclaró que de ningún modo tergiversaría los números ante sus clientes y ante los ejecutivos de la Premier porque si lo hacía le catalogarían como estafador de futbolistas. Decir que Bale, elegido mejor jugador de la última Premier, ganaría seis millones de euros netos en Madrid equivaldría, según Barnett, a ensuciar su prestigio cuando las principales figuras del campeonato inglés superan fácilmente esa cantidad.

Pero, por qué Gareth Bale vale tanto. Hasta ahora la respuesta es incierta. “Al contrario que futbolistas súper estrellas que hacen cualquier esfuerzo para destacar -desde los cortes de pelo de David Beckham a Cristiano Ronaldo y su pareja súpermodelo-, Bale no es un mimado. No tiene una novia ‘trofeo’, y tampoco es ni arrogante ni excéntrico”, dice The Times. Por su parte, el sensacionalista The Mirror enfatiza que con el “histórico acuerdo”, válido para seis temporadas, Bale, de 24 años, podría convertirse “en uno de los futbolistas más ricos del mundo gracias a las ofertas de contratos de patrocinios”.

The Independent subraya que con la confirmación de la marcha de Bale a España se pone fin a la “saga” y también cifra el traspaso en 86 millones de libras. Y el tabloide “Daily Mail” sostiene que “Bale podría haber roto todos los récords con su traspaso al Real Madrid por 86 millones de libras -lo que le convierte oficialmente en el jugador más caro del mundo a pesar de ser un hombre de gustos nada ostentosos”.

En todos los medios se habla de cifras, millones, patrocinios y poco de fútbol. Eso lo sabe Cristiano Ronaldo, uno de los íconos de la publicidad en el planeta pero que también saber hacer golazos. Por eso, es que en el Madrid nadie puede ganar más que él.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.