Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/19/2015 5:23:00 PM

Colombia, a mostrar de qué está hecha ante Perú

En dos partidos, el equipo de José Pékerman mostró dos caras diametralmente opuestas. Ante Perú tiene que ganar para no depender de ningún resultado.

Fueron dos selecciones distintas en un mismo torneo. La Selección Colombia pudo reinventarse en solo tres días. Después del golpe que supuso haber sido superado por Venezuela, el equipo de José Pékerman no solo supo recuperarse, sino que hizo historia al vencer a Brasil en un partido casi perfecto.

En el primer partido, Venezuela demostró que había estudiado a su rival. Entendió que desconectar a James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado era la clave para desactivar la amenaza 'tricolor'. El cuadro 'vinotinto' cedió el balón, pero ocupó los espacios de tal manera que redujo el potencial de Colombia a simples embates esporádicos.

El problema fue que Colombia no tuvo ni la rebeldía ni las soluciones para superar el planteamiento defensivo del rival. Por varios pasajes del partido se vio un equipo desorientado que no encontraba espacios y se dedicaba a arrestos individuales que no llegaban siquiera al arco rival. La victoria de Venezuela fue más que justa y desnudó varios vacíos en un equipo que llegaba como claro favorito.

Después de la dolorosa derrota se vio en toda su dimensión la mano del entrenador. José Pékerman, fiel a su estilo, bajó los decibeles de la discusión, pidió calma y se dedicó a diagramar el partido definitivo ante Brasil, el eterno némesis. Cuando todos pedían mínimo cinco cambios, el argentino apenas hizo uno: entró Teo Gutiérrez, salió Carlos Bacca, de resto el mismo equipo que perdió.

En la era Pékerman fue un partido especial. Colombia se sintió cómodo sin la pelota. Le entregó la posesión a Brasil y supo ocupar los espacios. Todos trabajaron, todos se movieron en bloque. Los cariocas nunca pudieron descifrar el enigma de José y cayeron el propuesta de juego intenso y de choque que terminó por definir un partido histórico a favor de Colombia.

Brasil quedó reducido a su mínima expresión. De la mano de una tarea colosal de Carlos Sánchez, Colombia logró dominar los tiempos del partido. Todo terminó con una selección impotente, expuesta y llena de dudas. Neymar retrató la frustración de los brasileños con los actos que le costaron una sanción de cuatro fechas.

Ganar o ganar

Ante la selección peruana, Colombia tiene la necesidad de ganar para no depender de ningún otro resultado. Esa obligación lo llevará a un escenario en el que no se siente del todo cómodo. Tendrá, una vez más, que llevar el peso del partido. Asumir la posesión del balón y atacar a un equipo que mostró oficio en sus partidos anteriores.

Colombia tendrá que mostrar la misma intensidad que tuvo ante Brasil, pero está vez en labores ofensivas. Los dirigidos por Ricardo Gareca saben que el candidato es Colombia y por lo tanto tiene la obligación de salir a atacar. Los peruanos, eso sí, han mostrado oficio. Ante Brasil controlaron la situación y frente a Venezuela lucharon para obtener una victoria que lo tiene más que vivo.

Lo más seguro es que José Pékerman repita la formación titular. El mismo equipo que mostró dos caras diametralmente opuestas. Esta vez tiene la presión de ganar y mantenerse como candidato para ganar la Copa América.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.