Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/2/2014 12:00:00 AM

Qué temer de la ‘verdadera’ Brasil

En el papel, Colombia llega con opción de eliminar a Brasil de su fiesta, pero Felipao Scolari ya prometió mostrar el estilo que le gusta el viernes 4.

Todo es sube y baja en el fútbol de Brasil estos días. Hay abrazos de alegría pero están llenos de lágrimas y duda. Hay un frenesí bipolar, es una fiesta que se sufre más de lo que se disfruta como consecuencia de tener la presión de ganarlo todo o quedar enmarcados en la generación de un fracaso histórico.

Para sus fanáticos la pesadilla se vuelve sueño y luego realidad, y luego angustia. El mundo por su parte está a la espera de que despierte un dragón dormido y lo haga frente a un animador emocional del torneo: Colombia, un equipo cohesionado desde lo humano, desde lo anímico y desde picos futbolísticos que empujan y fortalecen la confianza de grupo. En frente estará Colombia, que ha impreso su alegría al torneo, que ha protagonizado la alegría que solía mostrar antes Brasil en los mundiales.

Estos son algunos factores y variantes a considerar en el conjunto local de cara al juego contra la Colombia de camiseta roja.

El factor jerarquía vs. el factor presión vs. el factor rivales 

Con un ramillete de individualidades y a pesar de sufrir una evidente carencia de colectivo, Brasil siempre tiene a su favor ser Brasil. Ha disputado quince partidos equivalentes a cuartos de final en mundiales, de los cuales ha perdido cuatro. Sin embargo, dos de estos han sido han sido consecutivos y en las últimas Copas del Mundo, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

Colombia juega su primero, y no tiene más racha que la de no haberse clasificado después de 16 años… tener cuatro partidos consecutivos ganados, el goleador del torneo y un técnico que cuenta nueve partidos consecutivos de mundial sin saber de derrotas.

Pero Brasil es Brasil, no por nada van por su sexto título. Es un equipo de jerarquía, de historia, de altos resultados, y que a pesar de ser víctima de la propia presión que fluye de su localía, es capaz de ganarle a cualquiera.

La escuadra de casa enfrentó un camino más fuerte que el de Colombia: a un tremendo México -que estuvo a segundos de eliminar a Holanda- y a una Croacia que tenía un equipo muy bien trabajado. Esto puede ser ventajoso desde el desgaste, los brasileros han jugado más minutos y frente a rivales más exigentes, pero desventajoso desde el nivel competitivo.

Colombia sólo enfrentó a un equipo con jerarquía parecida contra Uruguay, y eso que era una versión que carecía del peso al ataque que da Luis Suárez.

La importancia de anotar primero

Hasta ahora Colombia no se ha visto en desventaja, y por consiguiente ostenta un cien por ciento en la estadística de cuánto gana cuando se va en ventaja: siempre.

Colombia ha mantenido su portería en ceros en 2 de los 4 partidos que jugó. Brasil se fue abajo contra Croacia y con aparición importante de Neymar y una manito del juez Nishimura le dio la vuelta la historia, de resto, no se vio abajo, aunque sí acusó el golpe del empate chileno en gran medida. Quedó totalmente anestesiada. Fueron la definición nerviosa de los chilenos y la actuación de sapiente Júlio César los factores en el acceso a cuartos.

El verdadero fútbol de Felipao

Scolari se ve en la necesidad de modificar su cuadro dado que Luiz Gustavo, un volante de quite y entrega económica, está suspendido por acumulación de tarjetas amarillas. Pero a su manera de ver es algo positivo pues le dará la oportunidad de apelar al estilo “que le gusta”, uno que limita las posibilidades creativas del rival.

Según las posibilidades que se barajan, adelantará a David Luiz a la línea de volantes de contención y lo acompañará de un Paulinho que aprovechó el mal momento de Fernandinho y el cuestionable liderazgo de Thiago Silva para elevar su capital dentro del plantel.

Fue Paulinho el que dio una voz de aliento aus compañeros desde la banca, elevándose como el líder sin banda de capitán de este equipo cuando enfrentaba unos penaltis cardiacos contra Chile. Pero en los entrenamientos también ha alineado a Henrique, defensa del Palmeiras. Felipao sigue explorando con sus cartas atrás, las quiere a todas frescas.

La inclusión de Dante también parece un hecho; la pieza del Bayern de Múnich completaría su línea de zagueros junto a Thiago Silva, el capitán designado que se aisló de sus coequiperos en momentos complicados y es culpado de huir de sus responsabilidades. El central tiene un peso fuerte sobre sus hombros fuera cual fuera su motivación o su miedo, tiene algo que probar contra Colombia, que debe estar muy atenta a su juego aéreo.

Marcelo tiene el poder de desarmar esquemas rivales y asistir, Dani Alves se ha animado de lejos, y si bien no le han entrado los balones es un arma a controlar. Se rumora que Maicon reemplazará a Alves. Maicon, viejo soldado, tiene recia pegada en ambos frentes del terreno, en la pierna rival y en el balón a puerta. Sin duda, una dimensión más sólida pero más lenta. Estilo Scolari.

Al ataque, Neymar, el 10 de la Verde Amarela es su mayor carta de desequilibrio pero es su compañía la gran cuestión. Queda la duda sobre si jugará con Willian, a expensas de Oscar que tiene mucha capacidad pero ha sufrido de una cruel intermitencia con muchos más minutos bajos que altos.

La duda también acechará a Scolari sobre el estado de salud de su gran figura, pus salió resentido del duelo contra Chile. Se confirmó su presencia pero eso no garantiza que vaya a estar en condiciones óptimas.

Por el momento no parece factible que cambie su dinámica conjugadores de pie fino pero de menos dinámica como Hernanes y seguirá confiando en la potencia de Hulk. Fred –que se limpió el look como para refrescar su mojo- empezó entre la suplencia en los útimos entrenamientos, pero así sea Jo el que inicie el peligro es parecido: son cartas de ataque con grandes interrogaciones pero espigados y se les debe controlar por arriba más que por abajo.

Felipao explotará las debilidades en marca en Colombia

Colombia juega como equipo pero en la marca deja espacios que los rivales conocen, Felipao contará con estos espacios para atacar. Las virtudes de los laterales, Armero y Zúñiga, son mayores al ataque que en la marca, y las aventuras ofensivas de Aguilar a veces le cuestan marca al once colombiano.

Si la tricolor cuenta con grandes partidos de estos tres jugadores se hará mucho mas sólida, difícil de penetrar y animada a salir al ataque. Si Yepes logra mantenerse como bastión en el área, sin necesidad de salir demasiado y abrir la posibilidad de perder por velocidad, debe mantenerse sólido como hasta el momento.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.