Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/7/2001 12:00:00 AM

Quién manda a quién

La pelea por el protagonismo entre Shaquille O’Neal y Kobe Bryant en el seno de los Lakers está perjudicando al actual campeón de la NBA en su lucha por retener el título.

Shaquille O’Neal se molesta mucho cuando le preguntan por su compañero de equipo Kobe Bryant. Su excelente presentación el pasado martes, en la que los Lakers de Los Angeles se impusieron a los Jazz de Utah por 96-88, permitió ver a un O’Neal gigante convirtiendo 31 puntos. Bryant ni siquiera fue alineado por el entrenador Phil Jackson, según él para protegerlo de una lesión en la pierna izquierda que lo viene aquejando desde hace algunas semanas.

Pero aunque no le gusta hablar sobre el tema O’Neal no oculta su comodidad en la cancha cuando no está Bryant: las ovaciones sólo son para él y no las tiene que compartir con el basquetbolista llamado a convertirse en el reemplazo de Michael Jordan.

Las dos estrellas que llevaron de la mano a los Lakers al título en la temporada pasada parecen distanciados en estas últimas semanas. Bryant, con un promedio de 29 puntos por juego, ha tenido un excelente año, pero esto no parece gustarle mucho a O’Neal. Así lo declaró a un diario norteamericano hace pocos días: “Yo soy el gran hombre del equipo y yo necesito que mis compañeros me den los balones. Mi presencia en el campo no tiene sentido si pasan más de 10 minutos sin que yo reciba un balón. Los espectadores mismos así lo exigen”.

El punto más álgido de la discusión entre las dos estrellas se vivió en enero pasado cuando se atacaron mutuamente a través de diferentes medios de comunicación y Bryant llegó al punto de sugerirle a su compañero que buscara otro equipo, en el que se pudiera desempeñar sin miedo a sentirse opacado. O’Neal respondió que jamás dejaría a los Lakers. El técnico Jackson tuvo que intervenir y mediar entre los dos deportistas.

Bryant no ha sido titular en los últimos seis juegos por la molestia en su pierna izquierda, pero hay quienes especulan que es una táctica de Jackson para distensionar el ambiente pues el propio Bryant ha afirmado que ya se siente en condiciones de jugar.

El próximo 21 de abril comienza la postemporada de la NBA y todos confían en que los Lakers estarán allí para defender su título. Pero por el momento, por los lados de la Conferencia Oeste sólo están confirmados los Spurs de San Antonio, los Kings de Sacramento y los Jazz de Utah. Algo que no habla del todo bien de la campaña de los Lakers.

Todos esperan que O’Neal y Bryant se reconcilien del todo para que, como sucedió el año pasado, se mantengan en el trono de la NBA. No será fácil pues la pregunta que a diario recibe Phil Jackson, por parte de la prensa norteamericana, no es nada fácil de responder: cada equipo debe tener una sola gran estrella para alcanzar el éxito. ¿Cuál es la de los Lakers?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.