Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/31/2003 12:00:00 AM

¿Quién será?

Final de infarto en la Fórmula 1. Michael Schumacher, Juan Pablo Montoya y Kimi Raikkonen se juegan el todo por el todo.

Hace tres meses nadie daba un centavo por Juan Pablo Montoya. Hace dos meses Michael Schumacher lucía inalcanzable a pesar del repunte de Williams. Hace uno Kimi Raikkonen parecía por fuera de cualquier posibilidad tras un arranque de temporada espectacular. Hoy cualquier cosa puede pasar. Michael Schumacher, actual líder del campeonato, Montoya y Raikkonen, sus inmediatos seguidores, disputan punto a punto el trono con casi que idénticas posibilidades matemáticas. Después de tres aburridoras temporadas en las que los Ferrari, y en especial Schumacher, dominaron a su antojo el 'Gran Circo', en la temporada 2003 cualquier cosa puede pasar y el veredicto pueden dictarlo los pilotos, pero también serán de gran importancia no sólo las condiciones de los vehículos sino también el trazado de las pistas, las condiciones climáticas que se presenten en cada circuito y el papel que desempeñen los coequiperos al ayudar a cada uno de sus líderes para que los rivales no ganen tantos puntos. De este modo, en esta pelea de tres también serán protagonistas de primer orden Rubens Barrichello, Ralf Schumacher y David Coulthard.

Faltan por disputarse los grandes premios de Italia (en Monza), Estados Unidos (Indianápolis) y Japón (Suzuka) y cada uno de ellos le presenta diversos pros y contras a cada uno de los tres candidatos. Predecir un ganador es poco más que imposible. La Fórmula 1 es un deporte en el que los imponderables técnicos y los accidentes pueden echar por tierra el esfuerzo de todo un año. Lo único que está claro es que esta temporada 2003 promete pasar a la historia como una de las más excitantes de la última década. ¿Será Schumacher? ¿Será Montoya? ¿Será Raikkonen?

Italia (Monza)

Monza es una competencia clásica, sobre un escenario que mantiene el sabor de las pistas antiguas: largas rectas, bosque, alta velocidad a pesar de las curvas artificiales y un ambiente inigualable gracias a los miles de fanáticos que acuden a alentar a Ferrari, el equipo local. Monza no ofrece muchas dificultades ya que se trata de tener alto rendimiento en rectas, el mejor motor posible para aprovecharlas y buena estabilidad en la curva parabólica de alta velocidad que define el largo tramo de la recta principal. Hay buenas opciones de sobrepasos si se sabe usar la succión y en pits no hay mucha actividad pues la norma dice que una sola parada es la mejor estrategia de llantas y gasolina. No obstante el año pasado Barrichello ganó con dos paradas, lo que quiere decir que todo vale en esta pista.

Es un circuito inolvidable para Juan Pablo Montoya pues allí ganó su primera carrera en la Fórmula 1 de manera espectacular. Siguió en la misma tónica en 2002, haciendo una pole que enfrió a la concurrencia pero durante la carrera el Williams flaqueó y abandonó por daño en la suspensión en la vuelta 34. La salida también la perdió Juan Pablo a favor de Ralf, quien punteó brevemente.

Estados Unidos (Indianapolis)

Indianápolis es muy atípica ya que mezcla un tramo tradicional de curvas lentas y una larga recta con peralte, que corresponde a la curva uno del famoso óvalo, pero en sentido contrario. Es la única carrera en la cual los monoplazas pueden ir casi todo el tiempo al máximo de su velocidad. El desgaste de llantas es bajo, lo que induce una sola parada como estrategia. El motor se pone a prueba fuertemente porque el acelerador está a fondo durante 23 segundos seguidos. La suspensión y el chasis también están sometidos a un gran desgaste ya que el piloto debe usar todo el repertorio pues tiene curvas de primera y mucho tiempo en séptima velocidad.

Juan Pablo Montoya se siente como en casa. Juega de local por su victoria en las 500 Millas y el público lo alentó en 2001 cuando salió tercero, punteó 33 vueltas después de otra notable pasada a Michael Schumacher al final de la recta, pero no terminó esa carrera por problemas de motor. En 2002 no estuvo tan contundente. Arrancó cuarto, lo pasó Ralf en la salida y se prendió un duelo entre los dos que terminó con un imperdonable accidente entre ambos. Ralf quedó fuera y Juan llegó cuarto. Indy tiene apenas tres años en la Fórmula 1 y por su podio han pasado tres ganadores diferentes. Inauguró el libro Schumacher en 2000, después siguió Hakkinen en 2001 y fue su victoria de despedida del 'Gran Circo' y Barrichello ganó la última versión. Pero Montoya ha sido la gran figura las dos veces que ha corrido.

Japon (Suzuka)

Puede ser la carrera que defina el título si para ese momento la pelea por el campeonato todavía está viva. Para los pilotos Suzuka es una de las pistas más interesantes, difíciles y selectivas, si no la más, de todo el torneo. La pista es propiedad de Honda y miles de sus empleados alientan a su equipo. Tiene una inusual figura de ocho, con un puente que la cruza. El recorrido hace que el carro esté casi siempre en curvas pues en las rectas hay que colocarse para el tramo siguiente. Varias de las curvas tienen doble radio, por lo cual la precisión de la trayectoria es clave para una buena velocidad y se usan dramáticamente los bordillos.

La configuración de apoyo aerodinámico es mediana pero eso puede cambiar mucho, dependiendo del clima porque las temperaturas pueden bajar bastante. Sin novedades: dos victorias seguidas de Michael Schumacher en las dos ediciones recientes del premio japonés, ambas acompañadas de la pole.

La primera carrera de Juan Pablo Montoya en 2001 fue un suceso porque salió muy atrás y llegó segundo para ponerle un estupendo remate al año de su debut. La segunda vez no estuvo en el mismo nivel. El carro no funcionó y tuvo su peor posición de salida en el año, la sexta, que en la carrera convirtió en un cuarto puesto que le significó el tercer lugar del campeonato.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.