Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/18/2011 12:00:00 AM

Radamel Falcao García es sinónimo de gol

Oportunista, aguerrido y rematador implacable. Así es el goleador colombiano, un depredador del área que en sus dos temporadas en Porto maravilló por sus estadísticas: 73 goles en 88 encuentros (0,82 tantos por partido).

Radamel Falcao García, nacido hace 25 años en Santa Marta, deja la Liga portuguesa rumbo a Atlético de Madrid convertido en una referencia mundial en su puesto.

Formado en el desaparecido equipo de la segunda división de Colombia, Fair Play, y River Plate de Argentina, club en el que se impuso como delantero titular bajo las órdenes de Diego Pablo Simeone, Porto le contrató a cambio de unos cuatro millones de euros en el verano del 2009 después de ganarle la partida a su rival Benfica.

Su misión no era sencilla. Tenía que sustituir al argentino Lisandro López, ídolo del club norteño traspasado ese mismo año por 24 millones de euros a Olympique de Lyon.

El discreto Falcao, al que se conoce por ser un devoto cristiano, apenas sintió el peso de la responsabilidad y en su primer partido de Liga ya despejó todas las dudas con un importante gol frente al Pacos de Ferreira.

Desde aquel momento, el nueve del Porto, a quien en Argentina se le conocía como "el tigre", se desató. En su primera temporada anotó 25 tantos en 28 encuentros ligueros, mientras que en la segunda marcó 16 en 22 después de estar casi dos meses de baja por lesión.

En Europa también dejó su marca. En el curso 2009-2010 sumó cuatro tantos en ocho partidos de Champions, mientras que en el siguiente marcó 18 en 16 en su participación en la Liga Europa, récord anotador de la competición.

A Falcao se le considera un ariete poco común por su físico liviano. No obstante, compensa sus "escasos" 1,77 metros de estatura con una excelente colocación y capacidad de salto, tal y como hacía el ex futbolista chileno Iván Zamorano (Sevilla, Real Madrid e Inter de Milán).

Su efectividad en los remates de cabeza impresiona, así como su facilidad para rematar con ambas piernas. El espíritu aguerrido es otro de sus principales atributos.

El entrenador portugués José Mota, que se enfrentó a Falcao durante la temporada 2009-2010 como técnico del Leixoes, le define como un delantero "muy completo" que "nunca da una jugada por perdida" y que se destaca por el juego aéreo.

"Ha mejorado en muchos aspectos. Es más tranquilo en la finalización. Lo hace con naturalidad y además le gusta ayudar al equipo", explicó Mota, que actualmente dirige al histórico Belenenses.

El artillero, especialista también en marcar goles espectaculares, algunos de chilena o de tacón, se consagró la última temporada, cuando lideró junto al brasileño "Hulk" las conquistas del campeonato, Liga Europa, Copa de Portugal y Supercopa.

Falcao, nombre portugués que en español se traduce como "halcón" y que homenajea al mítico jugador brasileño de la década de los años 80, era un ídolo de la hinchada blanquiazul, que le recibió en el aeropuerto entre aplausos y vítores cuando regresaba de vacaciones a principios del mes de agosto.

Sin embargo, el presidente de Porto, Nuno Pinto da Costa, ya se presumía la salida del colombiano y había aumentado su cláusula de 30 a 45 millones de euros el pasado mes de julio.

A continuación, las declaraciones del propio Falcao el pasado domingo -dijo textualmente que fichar por Atlético de Madrid sería "una buena oportunidad"- y la intermediación del representante portugués Jorge Mendes hicieron el resto.

Con su fichaje, Atlético se lleva a un futbolista cuyo nombre rima con gol. EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.