Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/10/29 00:00

Rentería y Cain silencian y blanquean a los Vigilantes

De nuevo el pitcheo hermético del abridor Matt Cain y un bateo oportuno del campocorto colombiano Edgar Rentería fue la combinación letal que permitió a los Gigantes de San Francisco ganar por blanqueada de 9-0 a los Vigilantes de Texas en el segundo partido de la Serie Mundial.

Edgar Renteria, Gigantes de San Francisco Foto: AP

La victoria arrolladora de los Gigantes los pone con la ventaja de 2-0 en la serie al mejor de siete y el "Clásico de Otoño" se traslada a Arlington (Texas), donde los Vigilantes intentaran en los próximo dos partidos recuperar lo que no han podido conseguir en San Francisco.

Pero si el éxito fue para todo el equipo, hubo un pelotero, Rentería, que vivió una noche muy especial después de 13 años de haber pegado un imparable memorable volvió a hacerlo, pero esta vez con los Gigantes para acercarlos a su primer título desde 1954.

Rentería, de 35 años, pegó un jonrón solitario por el jardín izquierdo en la quinta entrada y un sencillo productor de dos carreras en el octavo para que su trayectoria como jugador de equipo se consagrase por completo.

El bateo oportuno y productivo de Rentería apoyó otra apertura ganadora de Cain, que le ganó el duelo al zurdo C.J. Wilson, de los Vigilantes.

Aunque Wilson realizó también un gran trabajo en el montículo cuando salieron los relevistas, como sucedió en la noche anterior, todo se vino abajo y las opciones de remontada del equipo tejano desaparecieron.

La mejor demostración del hundimiento del relevo de Texas se vio con las cuatro bases por bolas del octavo episodio para que los Gigantes lograsen siete carreras después de haber dos "outs" en la pizarra.

Gracias a sus dos victorias en su estadio AT&T Park, San Francisco viaja a Texas arriba 2-0. La serie tendrá pausa el viernes y se reanudará el sábado en el Rangers Ballpark, donde el zurdo boricua Jonathan Sánchez abrirá por los Gigantes y el derecho Colby Lewis buscará ser el primer salvador de los Vigilantes.

Una noche después del primer partido que ganaron los Gigantes por 11-7, Cain y Wilson mantuvieron un gran duelo, colgando ceros en las cuatro primeras carreras, cosa que no se veía en una Serie Mundial desde 2005.

Pero la diferencia la puso Rentería con su primer jonrón en una Serie Mundial y sus primeras remolcadas en la fase final. Después de un "out" en la quinta entrada, el campocorto cafetero desapareció una recta en cuenta de 0-1, dejándola en los asientos de las gradas del jardín izquierdo.

Rentería, octavo en el orden al bate, llevaba 53 turnos sin pegar un cuadrangular y desde el pasado 27 de julio no lo hacía en San Francisco.

En su tercera Serie Mundial, todos con equipos diferentes, Rentería siempre será recordado por un sencillo con dos "outs" en la parte baja del undécimo episodio cuando dio la victoria y el campeonato a los Marlins de la Florida contra los Indios de Cleveland en el séptimo partido del duelo del "Clásico de Otoño" de 1997.

"Esto es algo muy hermoso, especial, distinto", declaró Rentería, que ha vuelto a recuperar protagonismo en la recta final de su carrera como profesional. "En 1997 viví una etapa muy diferente, ahora tengo otra perspectiva distinta, pero como profesional siempre sales al campo a darlo todo".

Cain (1-0) sigue con una efectividad de 0.00 en tres aperturas de la fase final llegó hasta 21 entradas y un tercio su racha sin permitir carreras limpias.

El lanzador derecho supo solventar su primer problema cuando el segunda base Ian Kinsler abrió la quinta entrada, con un batazo que rebotó sobre la base del muro de jardín central y picó dentro del terreno. Kinsler, sin embargo, se quedó estancado en la intermedia ante la buena defensa de los Gigantes.

Los Vigilantes amenazaron en la sexta después que el tercera base Michael Young y el jardinero central Josh Hamilton conectaron sus primeros imparables de la serie, ambos sencillos, y luego avanzaron con un lanzamiento descontrolado.

Pero el jardinero derecho dominicano Nelson Cruz y Kinsler no supieron hacer nada, al ser sacados "outs" con sendos elevados.

Cain duró hasta el octavo episodio, al ser relevado por el boricua Javier López con dos "outs", el campocorto venezolano Elvis Andrus en segunda y Hamilton al bate.

El ingreso de López fue otra decisión correcta para el piloto de los Gigantes, Bruce Bochy, en la fase final, ya que el lanzador boricua ha dominado a los bateadores izquierdos como Hamilton.

Eso fue precisamente lo que ocurrió cuando el gran candidato al Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana fue puesto "out" con un elevado al jardín central para culminar el episodio.

Cain toleró cuatro imparables con dos ponches, dio dos bases por bolas, una fue intencional, y un pelotazo. El dominicano Guillermo Mota se encargó de la novena entrada.

Wilson (0-1) no se quedó atrás al cubrir seis entradas en las que permitió una carrera y tres indiscutibles. Ponchó a cuatro y concedió dos bases por bolas.

Los Gigantes no han conquistado una Serie Mundial desde 1954, cuando con Willie Mays y compañía estaban en Nueva York. El club se mudó a San Francisco en 1958 y en 2002 estuvo a seis "outs" de ganar el "Clásico de Otoño" hasta que los Angelinos de Anaheim remontaron.

Los Vigilantes, que han perdido los 11 partidos que han disputado en San Francisco, por primera vez en esta fase final se fueron con las manos vacías como visitante. En las dos series anteriores salieron con dos victorias tanto en Tampa Bay ante los Rays como en Nueva York frente a los Yanquis.

El equipo de Texas también pegó jonrones en los primeros 11 juegos de la presente fase final, pero se fue con la pólvora mojada ante los Gigantes.

Las rachas de partidos consecutivos bateando de hits de Andrus y Cruz llegaron a su fin, ambos en 12.

Por el contrario, el equipo que en teoría es más débil en bateo es el que ha producido más después que el dominicano Juan Uribe, que se fue de 3-1 con anotación y dos impulsadas, pegó el miércoles un jonrón para los Gigantes y Rentería lo hizo el jueves tras irse de 4-2 un par de anotaciones y tres impulsadas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.