Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/11/09 14:01

La declaración que habría sacudido la Federación Colombiana de Fútbol

El magnate José Hawilla, dueño de Traffic, confirmó en EE. UU. que “sobornó a directivos de la Conmebol”. Una semana después, Luis Bedoya renunció a su cargo.

Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, renunció este lunes según un comunicado de ese ente, sin mayores explicaciones. Foto: Alejandro Acosta / Revista Dinero

Al interior de la Conmebol hay una crisis nunca antes vista. Todo por la declaración de uno de los hombres más adinerados de Brasil. Se trata de José Hawilla, quien fuera el dueño de la poderosa empresa Traffic. La firma, que tuvo por dos décadas los derechos de comercialización de los campeonatos organizados por la Confederación, resultó ser la pieza clave en las investigaciones que adelanta Estados Unidos con los dirigentes de la FIFA.

La semana pasada, el diario paraguayo ABC reveló que Hawilla no se guardó nada en su declaración ante los jueces estadounidenses. El magnate “confirmó el pago de sobornos a directivos de la Conmebol”, aseguró el diario. La misma publicación indica que la declaración de Hawilla fue realizada el pasado 12 de diciembre de 2014. Su testimonio terminó por desencadenar la crisis al interior del organismo continental.

“En la audiencia, Hawilla se declaró culpable de cuatro cargos de corrupción y le dijo al juez de distrito Raymond Dearie en Brooklyn, Nueva York, que los sobornos eran necesarios para que Traffic ganara contratos con varias organizaciones de fútbol, incluida la FIFA”, reseña el diario paraguayo.

Luis Bedoya, ahora expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), renunció a su cargo cinco días después de conocerse estas revelaciones. Todavía no se ha podido conocer si en la declaración de Hawilla fue nombrado Bedoya, pero Semana.com pudo establecer que ya hay abogados trabajando en Estados Unidos para defender a miembros de FCF de posibles señalamientos de la justicia de ese país. De hecho, el directivo estaría allá desde el pasado 4 de noviembre.

Vale recordar que Traffic hace parte importante de la empresa Datisa. En el escrito de acusación de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York (EE. UU.), que reseña toda la historia de corrupción en este deporte, hay un apartado que involucra a las cabezas de Conmebol, de la que hace parte la FCF, que representa su presidente, Luis Bedoya.

En el numeral 249 (página 105 del documento) se hace referencia a una empresa, Datisa, que representa los intereses de tres firmas (Traffic, Full Play y Torneos y Competencias) para obtener los derechos comerciales de al menos cuatro ediciones de la Copa América, negociadas en el 2013 y efectivo a partir de la edición 2015 del torneo, que está a menos de 10 días de comenzar.

“Datisa accedió a pagar 100 millones de dólares en sobornos a oficiales de la Conmebol -todos de los cuales eran también oficiales de la FIFA- en intercambio del contrato 'Copa América 2013': 20 millones de dólares por la firma del contrato y 20 millones de dólares para cada una de las ediciones subsecuentes del torneo”, dice el apartado.

Añade el texto que “cada pago de 20 millones de dólares debía ser dividido dentro de los recipientes del soborno de la siguiente forma: tres millones de dólares para cada uno de los tres oficiales ‘top’ de la Conmebol (el presidente de la Confederación y los presidentes de las federaciones de Brasil y Argentina), 1,5 millones de dólares para cada uno de los otros siete presidentes de federaciones de la Conmebol y 500.000 dólares para un decimoprimer oficial de la Conmebol”.

En su momento Bedoya desestimó las denuncias que presentó el Departamento de Justicia estadounidense. Aseguró que “no hay cuentas secretas, ni cuentas infladas”. Frente a los señalamientos por “recibir coimas”, Bedoya había sido enfático al asegurar que “no recibió ningún tipo de dinero a título personal”. Dijo que los dineros son enviados directamente por la Conmebol y la FIFA a la cuenta corriente de la Federación, “nunca a cuentas personales”.

Asimismo, Bedoya tocó un punto importante: “la FCF no recibió ningún tipo de dinero por parte de Datisa, Traffic o Torneos y Competencias”, las empresas señaladas por el FBI de dar sobornos a dirigentes de la Conmebol para que entregaran los derechos de comercialización y transmisión de los eventos deportivos.

La declaración de Hawilla es diametralmente opuesta y confirma las acusaciones de los fiscales. Pero no es la única. En los próximos días podría estallar otra bomba. Alejandro Burzaco dueño de Torneos y Competencias también declaró ante las autoridades de EE. UU. y, según fuentes de la prensa argentina, sus revelaciones “podrían acabar con toda la estructura de la Confederación”.

La renuncia de Luis Bedoya también se extendió a la vicepresidencia de la Conmebol, lo que abre varios interrogantes. ¿Hay una división en la Conmebol? ¿Qué pasará con los derechos ya firmados por parte de la Confederación y las empresas implicadas en el escándalo? El futuro del fútbol continental está en entredicho.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.