Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1997/04/28 00:00

REY DE COPAS

'La Juventus', el equipo de fútbol que más trofeos ha ganado en el mundo, celebra 100 años.

REY DE COPAS

En la noche del miercoles 19 de marzo el holandés Johan Cruyff, quien comenta para la televisión de su país la campaña del Ajax en la actual liga de campeones de Europa, sorprendió a los espectadores que celebraban el triunfo de su equipo sobre el Atlético de Madrid, que les daba el pasaporte para la semifinal: "Hasta ahora el Ajax ha sido sobrio; debemos estar felices de tener un club así y no lamentarnos porque ahora nos toca enfrentar a la Juventus, por lo que me temo que hasta aquí llegamos". "Johan, está usted muy escéptico", le interrumpió el locutor. "No. Simplemente soy realista", contestó uno de los hombres que más saben de fútbol.Las palabras de Cruyff fueron apenas un reconocimiento más para un club que es la envidia en Italia _donde cabalga solitario en el torneo local, conocido como el calcio_ y en el mundo entero por sus ejecutorias. La 'Juve' _como lo llaman sus seguidores_ es el actual titular de la liga de campeones de Europa y claro favorito para repetir. Y es, además, el actual campeón de la copa intercontinental de clubes, trofeo que ha ganado en dos ocasiones y que forma parte de la más completa colección de copas que pueda exhibir un equipo de fútbol en el mundo (ver cuadro).En 100 años de existencia _que celebra este año_ 'la' Juventus ha utilizado todo tipo de tácticas con buenos resultados. La de hoy es la velocidad. Al equipo se le han visto goles en los cuales el balón pasa por siete jugadores en menos de 10 segundos. "No les interesa la amistad con la pelota, no les interesa ser vistosos, les interesa ser competitivos", escribía recientemente el periódico la Gazzetta de lo Sport, la biblia del deporte en Italia. Detrás de esa filosofía está el entrenador Marcello Lippi, de 48 años, un hombre que les enseñó a los jugadores que en este deporte nadie es imprescindible. "Las estrellas no me sirven. Todos deben trabajar como obreros para el equipo o se pueden ir". De hecho, el año pasado, cuando recién terminó la temporada, los hinchas pensaron que su equipo se iría a pique con esta premisa porque tres de sus símbolos dijeron adiós: Vialli, Ravanelli y Paulo Sousa. "Ya vendrán otros a trabajar", respondió él tranquilamente a los fanáticos que veían cómo su eterno rival, el Milan, se reforzaba hasta la última línea. Hoy 'la Juve' tiene la liga más cerca que nunca mientras el Milan vive una de sus crisis históricas más profunda. "El éxito del equipo está en Lippi", dijo a SEMANA desde Milán Alberto Cerruti, el cronista de La Gazzetta que sigue los pasos de la Juventus desde hace varios años. "Para mí, Lippi es una mezcla de Capello y de Sacchi. No es fanático de las tácticas pero tampoco cree que son los jugadores los que deciden. Todo debe ser un conjunto de atletas. Entregados al ciento por ciento", agrega.La única pieza que no funciona en esta máquina de jugar fútbol es su estadio Delle Alpi de Turín, con capacidad para 71.012 espectadores. Nunca se llena porque, paradójicamente, el club más popular de Italia no lo es de su ciudad, donde los fanáticos tienen más afecto por el Turinés. Pero si el equipo va a Palermo no se encuentra silla vacía. Por eso el club juventino mantiene un conflicto con la alcaldía de Turín, lo que podría concluir en la ruptura de las negociaciones que mantienen para que el equipo siga jugando la próxima campaña en dicho escenario y no emigre, como ya han amenazado los directivos. "En cualquier lugar de Italia nos querrán", dicen los dirigentes del club.De resto, todo es perfecto. Un siglo de historia, un palmarés inigualable y la sensación de que son invencibles. Toda una mezcla de trabajo, amor por la camiseta y, conforme con su nombre, juventud _el equipo tiene una edad promedio de 24 años_. "Nadie es indispensable. Cuando empiecen a crecer bien se pueden ir", dice Lippi. Por ahora lo mejor es disfrutar de esta leyenda que hace 100 años fundó un grupo de adolecentes de la secundaria D'Azeglio, quienes nunca soñaron que algún día ese club al que llamaron Juventus sería el mejor del planeta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.