Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/22/2011 11:00:00 AM

River Plate: un gigante que se juega la vida

El máximo ganador de la primera división del fútbol de Argentina enfrenta un repechaje para mantener la categoría y sobrevivir financieramente.

;
BBC
River Plate, el equipo con más títulos en la máxima categoría del fútbol argentino, está cerca de algo que nunca le pasó en más de un siglo de historia: bajar a segunda división, la humillación máxima para cualquier equipo que se llame grande.
 
Es como si en España el Real Madrid estuviese cerca del descenso, o el Manchester United en Inglaterra.
 
Este miércoles River Plate juega la ida de una suerte de repechaje contra Belgrano de Córdoba para tratar de mantener la presencia en primera división.
 
Pero el partido no sólo define mantener un historial intacto, y hasta el orgullo, sino que también puede definir si el club sobrevive financieramente o empieza el camino a la quiebra.
 
Y es que el llamado club "millonario" está ahogado en deudas. Si baja a segunda división perdería los valiosos ingresos por derechos de televisión que lo mantienen a flote.
 
¿De mendigo a "millonario"? No, al revés
 
El último balance del club revela que tuvo pérdidas por US$20 millones, y una deuda total de US$55 millones.
 
Un panorama nada halagador. Sobre todo si se le añade que los ingresos anuales del equipo son casi iguales a su deuda.
 
Ingresos que al bajar de división se reducirían dramáticamente. Por ejemplo, River recibe unos US$10 millones por el acuerdo actual de derechos de televisión que firmó la Asociación del Fútbol Argentino con el gobierno del país, en el programa Fútbol Para Todos (que significa la transmisión gratuita de todos los partidos del campeonato).
 
Pero al River descender, el ingreso por televisión se ubicaría por debajo de US$1 millón.
 
En la máxima categoría del fútbol argentino Boca Juniors y River al ser lo equipos con más seguidores en todo el país, reciben una mayor tajada de la torta de lo que paga la TV. Pero en segunda división, todos reciben lo mismo. Y además ninguno tiene entradas de visitante, lo que reduce más el ingreso que podría tener River.
 
"Es una situación financiera complicada", afirma Claudio Mauro, de M&S Consultores, quien ha efectuado análisis de las finanzas en el fútbol del país.
 
"River sufriría una caída de ingresos por derechos de televisión y también de los patrocinantes que se vinculen al club, ya que estar en la B probablemente signifique un compromiso financiero menor. Adidas, por ejemplo, no pagaría lo mismo por ser sponsor si el equipo desciende", señaló a BBC Mundo.

"Por ello tendrán que vender jugadores para poder cancelar las obligaciones", agregó Mauro.
 
Mercado persa
 
Se estima que la mitad de los ingresos de los principales clubes argentinos proviene justamente de la venta de sus futbolistas.
 
Quienes anotan o impiden goles son el principal activo de las empresas del fútbol.

De la formación titular actual de River, independientemente que el equipo sea relegado a segunda división, ya se sabe de la venta de casi medio equipo. La lista incluye a jugadores promesa como Diego Buonanotte o Erik Lamela, pero también a otros con más experiencia como Juan Pablo Carrizo y Mariano Pavone.
 
Pero, estiman los analistas, esto puede ser una solución de corto plazo. Si se acaban los talentos se acaba el dinero.
 
Y en círculos relacionados con el club acusan a la gestión anterior del presidente José María Aguilar de haber deteriorado la estructura de los conjuntos inferiores.
 
"Sin embargo, el efecto de bajar de división se sentirá más dentro del club que en su entorno o en el resto de la liga", aseveró Mauro, quien descartó que perder la categoría signifique una caída en los niveles de seguidores.
 
Cuando otros equipos "grandes" argentinos bajaron a la B, la respuesta del hincha fue enorme.
 
"Van a llenar todos los estadios si pierden la categoría", señaló a BBC Mundo el periodista deportivo Fabiano Actis.
 
"San Lorenzo descendió en el 81 y en el 82 en la B fue una fiebre. Lo mismo pasó con Racing un año después, y después de la quiebra del club", comentó Actis.
 
Por lo pronto, no obstante, la situación no parece ser auspiciosa para el club "millonario".
 
El orgullo, la estabilidad financiera y hasta la existencia están en juego.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.