Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2015/10/06 17:04

Rusia 2018: Comienza la eliminatoria más difícil del planeta

Como en las eliminatorias del Mundial del 2014 y las del que se jugará dentro de tres años, máximo cinco países podrán llegar al destino, los otros sucumbirán en la travesía.

Rusia 2018: Comienza la eliminatoria más difícil del planeta Foto: EFE

A diferencia de las del Mundial pasado de las que Brasil fue eximido por ser anfitrión, en las de Rusia 2018 estarán todos los socios de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Las selecciones absolutas de esos diez países jugarán 90 partidos entre octubre de 2015 y octubre de 2017.

Serán, entonces, 8.100 minutos de juego reglamentario que equivalen a 135 horas continuas de fútbol, o un poco más de 5 días con sus noches de fútbol continuo.

Venezuela, Uruguay, Perú, Paraguay, Ecuador, Colombia, Chile, Bolivia, Brasil y Argentina disputarán 2 vueltas que engloban 18 jornadas de 5 partidos cada una por el sistema de 'todos contra todos'. La primera vuelta terminará en octubre del próximo año.

En la larga travesía hasta Rusia, cuyo Mundial transcurrirá entre el 14 de junio y el 15 de julio de 2018, quedó establecido que este año se jugarán 4 jornadas, 6 más en 2016 y las 8 restantes en 2017.

La Conmebol optó el 23 de enero pasado por alterar tras un sorteo previo el calendario de partidos que fue único en las anteriores cuatro eliminatorias para los Mundiales de 2002, 2006, 2010 y 2014.

Consagrados los cuatro clasificados directos por la Conmebol a la edición XXI del Mundial, la quinta selección de la región jugará los partidos de repesca con el representante de Oceanía (OFC), que se realizarán el 6 de noviembre del 2017 en ese territorio y la vuelta el día 14 en la casa del equipo sudamericano.

El comienzo de estas eliminatorias quedará marcado por las ausencias de los lesionados Lionel Messi y James Rodríguez, y de los suspendidos Neymar, Luis Suárez y Edinson Cavani lo que obligará a los técnicos Gerardo Martino, José Pekerman, Dunga y Oscar Washington Tabárez a buscar alternativas.

Martino espera que Messi vuelva a la Albiceleste en noviembre, contra Brasil y Colombia, un periodo similar al que necesitará James para sumarse a los planes de Pekerman.

Dunga tendrá que buscarse la vida sin Neymar ante Chile y Venezuela, las dos jornadas que restan a la sanción de cuatro que recibió el astro del Barcelona en la pasada Copa América.

El uruguayo Luis Suárez aún tiene pendientes cuatro partidos de castigo por haber mordido al italiano Giorgio Chiellini en Brasil 2014 y su compatriota Cavani debe pagar dos fechas por la expulsión contra Chile en los cuartos de final de la Copa América.

A falta de ellos, buenos son para el espectáculo Sergio Agüero, quien el domingo pasado marcó con su club, el Manchester City, 5 goles en 20 minutos; el brasileño Willian, el único que resiste al naufragio del venido a menos Chelsea; el peruano Paolo Guerrero, así como los chilenos Arturo Vidal y Alexis Sánchez.

También por lesión otros nombres ilustres quedarán borrados de la actividad que comenzará este jueves en estadios de Barranquilla, Santiago, Buenos Aires, Puerto Ordaz y La Paz.

Se trata de los peruanos Juan Manuel Vargas y Jefferson Farfán, los argentinos Marcos Rojo, Enzo Pérez, Ever Banega y Fernando Gago, los brasileños Philippe Coutinho, Roberto Firmino y Danilo; así como los paraguayos Nelson Haedo Valdez, Roque Santa Cruz y Justo Villar.

Diferencias con el seleccionador Julio César Baldivieso llevaron a renunciar a Bolivia al capitán Ronald Raldes y al delantero Marcelo Martins Moreno. Por verse con pocas opciones de ser titular en la Canarinha el lateral Rafinha prefirió dar un paso al costado.

En los banquillos la estabilidad es un privilegio de pocos, si se compara con los técnicos que terminaron las pasadas eliminatorias.

Pekerman en Colombia, su compatriota Jorge Sampaoli con Chile, y Tabárez al frente de la Celeste siguen imprimiendo su estilo.

Tras el Mundial, 'el Tata' Martino recogió el testigo que dejó Alejandro Sabella al abandonar a una Argentina subcampeona, Dunga comenzó su segunda era tras el desastre que vivió Luiz Felipe Scolari en el segundo Mundial que Brasil organizó en su casa.

El argentino nacionalizado boliviano Gustavo Quinteros sucedió al colombiano Reinaldo Rueda en Ecuador y Noel 'Chita' Sanvicente llegó a Venezuela tras los buenos resultados de César Farías.

Ricardo Gareca, asumió el rol que tuvo en Perú el uruguayo Pablo Bengoechea y otro argentino, Ramón Díaz arribó a Paraguay tras los fracasos que entre 2011 y 2014 acumularon Francisco Arce, Gerardo Pelusso y Víctor Genes.

Pero el comienzo de estas eliminatorias dejará también el vacío dejado por astros que con más de 35 años y muchos de ellos en sus selecciones, optaron por facilitar el relevo generacional.

Se trata de los capitanes, el venezolano Juan Arango, el colombiano Mario Alberto Yepes y el uruguayo Diego Lugano. Y con este último la Celeste se quedó sin dos Diego más: Forlán y 'el Ruso' Pérez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.