Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/25/2014 12:00:00 AM

Colombia se une por la recuperación de Falcao

"Todos deseamos que vuelva a jugar pronto", le dijo el Presidente Santos quien lo visitó en Portugal.

Radamel Falcao García se convirtió en el hombre que unió a todos los colombianos. En pleno inicio de una campaña electoral, en medio de una negociación de paz, entre un agrio conflicto jurídico por la alcaldía de Bogotá, todos hicieron a un lado sus diferencias para pedir por la pronta recuperación del delantero estrella de la selección de fútbol.

Hacía mucho tiempo que todo el país no se trazaba un propósito común. El deseo para que el jugador esté de nuevo en las canchas es de tal magnitud que, incluso, el Presidente Juan Manuel Santos lo visitó para expresarle en persona el propósito nacional: "todos le deseamos una pronta recuperación".


El goleador de la Selección Colombia le agradeció a Santos el gesto en el hospital de Oporto, donde fue operado. El deportista le dijo que tiene mucha fe y que está optimista de poder estar en el Mundial de Fútbol, lo cual dependerá de su pronta recuperación.

La intervención de Falcao fue “exitosa y Colombia puede sentirse más tranquila y optimista” acerca de la recuperación de su estrella de fútbol, dijo –por su parte– Santos, luego del diálogo que sostuvo con Falcao García, este sábado en el Hospital da Trindade de Oporto, Portugal, donde fue operado con éxito de su rodilla izquierda. El delantero se  mostró conmovido con semejante manifestación de solidaridad: "agradezco a los 47 millones de colombianos que oraron por mí". 


Santos estuvo acompañado de su esposa María Clemencia Rodríguez, quien saludó afectuosamente al jugador y le manifestó que el país se ha unido para pedir que sane pronto y vuelva a vestir la camiseta de la selección.

El hecho ha llamado la atención de la prensa extranjera. "Un país en vilo por la suerte de un jugador", "Colombia a la espera de un milagro", "Colombia pide por Falcao", son algunos de los titulares que muestran el magnetismo que hoy irradia la selección de fútbol".

El caso sorprende también por la nobleza del propósito. A nadie se le pasa por la cabeza que la presencia de Falcao en el Mundial de Fúbtol, que se realiza en poco más de 130 días en Brasil, sea indispensable para ganar la Copa del Mundo. Nadie es tan pretencioso ni iluso. Lo que todos quieren es que vaya al torneo por algo más sencillo y conmovedor: que pueda ir a jugar. Solo a eso.

¿Y podrá hacerlo? Es difícil. "Voy a exagerar un poco, pero creo que tendrá el 50 por ciento de posibilidades de ir a Brasil. Tenemos que ir paso a paso, y de aquí a tres meses y medio ya podremos decir algo más seguro", afirmó el médico portugués José Carlos Noronha. "Mantengo la fe en que esté en el Mundial, a pesar de ser una fe con letra minúscula... Vamos a ir viendo porque va a depender de varias cosas", agregó.


Sin embargo, todos en Colombia se aferran a esa esperanza. El clamor por su buena salud es general. Pero, ¿por qué Falcao ha creado este ambiente de unión en un país tan fragmentando? Es posible porque se trate del símbolo de un equipo que logró el tiquete a Brasil con un trabajo humilde, honesto y entregando el máximo de esfuerzo individual para beneficio del colectivo.

Cuando el equipo logró la clasificación a la Copa del Mundo, Semana.com destacó la importancia de la solidaridad colectiva para haber logrado el objetivo y que quedó en claro en un video motivacional del técnico José Pékerman donde dice: “podés elegir correr solo y trabajar en equipo. Ir solo es más fácil, no tenés que ponerte de acuerdo con nadie. En equipo es a otro precio, antes de empezar a competir le tenés que ganar al ego más grande de todos, el tuyo. Tenés que entender que no sólo está bien como vos lo hacés, que hay otros caminos. Que para ser escuchado, primero tenés que haber oído. Que para recibir un aplauso, tenés que estar golpeando tus propias palmas. Si no sabés hacer algo, te van a gritar; si estás atrás, te van a empujar, y si ganás, te van a apretar tan fuerte, que vas a querer llorar. Porque cuando se juega en equipo, se celebra en equipo”.

Y ahora mientras empieza su recuperación ha despertado una sensación de unión pocas veces vista.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.