Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/10/2017 8:19:00 PM

Millonarios y Santa Fe, una final para la historia

A los embajadores les bastó un empate sin goles contra el América para convertirse en el segundo finalista. Allí se enfrentarán a su clásico rival, Independiente Santa Fe. Por primera vez en torneos cortos, la estrella se definirá en el clásico más clásico del fútbol colombiano. Azules y rojos, final de infarto.

Tuvieron que pasar 15 años para que el fútbol colombiano regalara una definición en un clásico capitalino. Y sucedió precisamente para una estrella de navidad. Millonarios e Independiente Santa Fe protagonizarán la final y se disputarán en El Campín el título de campeón del fútbol colombiano. Desde el momento en que los embajadores sellaron su clasificación ante el América, los corazones azules y rojos empezaron a palpitar de otra manera. Nunca en la historia de los torneos cortos, que se disputan desde el 2002, los equipos capitalinos habían coincidido en la final. La única ciudad que había tenido el lujo de definir un título con un clásico era Medellín. Hasta este año, cuando en la cancha quedó demostrado que en Bogotá están los dos mejores equipos del país. Millonarios y Santa Fe, una final para la historia. 

A partir de este miércoles, cuando el Campín esté pintado de azul, lo que estará en disputa será más que la estrella. Cuando estos dos rivales se enfrentan se paraliza la ciudad, y esta vez para jugarse el honor ante el eterno rival. El que dé la vuelta olímpica el domingo, cuando el estadio sea rojo,  será el primero en ganar un clásico en una final, y quien pierda cargará con la cruz de esa derrota por toda la eternidad, a menos que el fútbol conceda revanchas en similares circunstancias. Si pasaron 15 años para verla por primera vez, no será fácil el desquite.  

Ya se sabe que un clásico es distinto, no hay favoritos, cualquiera lo puede ganar. Entre otras porque las estadísticas señalan que llegan igualados en todo. Por torneos cortos, Millonarios y Santa Fe han disputado 66 clásicos con un asombroso registro. Los dos equipos han ganado 22 juegos, se han registrado 22 empates, Santa Fe ha anotado 80 goles, y Millonarios 80 goles. Así que los próximos dos clásicos, el 67 y el 68 por campeonatos cortos, tendrán reservado un lugar en la historia.  

En un vibrante partido disputado en el Estadio El Campín, Millonarios logró un lugar en la gran final del fútbol colombiano luego de empatar con América de Cali por 0 a 0 y ganar la serie por un marcador global de 2 a 1 gracias a su victoria en Cali. 

La pelota y las mejores oportunidades de marcar fueron para el conjunto local que a pesar de tener la ventaja en la serie luego de ganar en el partido de ida en Cali por 2 a 1 buscó el arco rival para ampliar la diferencia y afrontar el resto de la serie con más tranquilidad.

Pero la mala puntería, incrementada por el mal estado de la cancha, y las intervenciones del arquero Carlos Bejarano evitaron el delirio de los cerca de 40.000 hinchas embajadores que asistieron al Campín con la ilusión de ver la clasificación de su equipo a la gran final.

Mientras tanto, América tuvo un planteamiento muy conservador en la que su apuesta fue defender el cero en su arco e intentar marcar en contragolpes o jugadas de pelota quieta. Este disposición de Jorge ‘Polilla’ DaSilva no sorprendía pues era la que lo había llevado a esta está instancia y salvado el descenso.

El partido se jugaba con el antecedente del juego fuerte que hubo en la ida pero en esta ocasión los jugadores de ambos equipos fueron leales y ni hubo espacio para las controversias por este sensible tema que aún pude dejar por fuera de la final al golpeador Ayron Del Valle por un codazo a Eder Castañeda.

Al acercarse el final, el conjunto escarlata debió arriesgar cambiando sus jugadores y su esquema. También se abrieron los espacios para los dirigidos por Miguel Ángel Russo que se acercaban cada vez con más peligro.

En el 78, el árbitro Bismar Santiago cobró un cuestionable penal a favor de los locales pero Ayron Del Valle falló y se ahogo el grito de gol de los azules en el Campín.

Esta fue solo una de las intervenciones del arquero Bejarano que fue la gran figura del partido con sus providenciales atajadas que evitaron la victoria de los azules. 

Durante los minutos finales América lo intentó de forma infructuosa encontrándose con el arquero Nicolás Vikonis que en las pocas exigencias que encontró fue muy correcto y mantuvo el cero que aseguró el paso de Millonarios a la gran final.

El rival del equipo azul en la definición del título de la Liga Águila 2017-II será Independiente Santa Fe, que dejó en el camino a Deportes Tolima en la otra semifinal.

Esta será la segunda ocasión en la que dos equipos de la misma ciudad se enfrentan en una final. La ocasión anterior fue en el torneo apertura de 2004 cuando Nacional y Medellib se enfrentaron.

El primer partido de la final, en el que Millonarios oficiará de local, será este miércoles. La vuelta será el próximo domingo cuando se defina si los cardenales llegan a su estrella 10 o los embajadores alcanzan la 15.

Con la definición de los finalistas también quedaron establecidos los cupos a las copas internacionales. La Copa Libertadores la jugarán Nacional, Santa Fe, Junior y Millonarios. Mientras que a la Sudamericana irán en representación del país América, Medellín, Cali y Jaguares. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?