Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/3/2014 12:00:00 AM

La selección Colombia, ¿sin columna vertebral?

Parte de los hombres que clasificaron a Colombia no van al Mundial. Estas son las opciones de la selección para reinventarse.

57 partidos, 4358 minutos jugados y 12 goles marcados. Esas son, en concreto, las poderosas cifras que acumularon en la era de José Pékerman el delantero Radamel Falcao, el defensa Amaranto Perea y los volantes Edwin Valencia y Macnelly Torres. En las eliminatorias a Brasil 2014, partido tras partido, los colombianos se habían acostumbrado a escuchar esos apellidos entre los convocados. Pero ninguno va a Brasil y el D.T. argentino tiene que buscar nuevas opciones.

El caso de Falcao es el más doloroso. Con 20 tantos, es uno de los goleadores históricos de la selección. Sus cabezazos, su capacidad de resolver el área, su potencia y velocidad valen hoy en día 69 millones de dólares. En estas eliminatorias anotó 9 de los 27 goles tricolores, impulsó la heroica remontada frente a Chile y pesó en todas las eliminatorias. El ‘Tigre’ no solo mete goles, también arrastra marca, asusta a la defensa rival, motivaba al equipo. Se perdió el gran referente por su trágica lesión.

La ausencia de Edwin Valencia pasó más desapercibida, pero también es grave. El volante de marca del Fluminense fue uno de los descubrimientos de Pékerman. Sólido en defensa, le daba orden al equipo en su salida y su repliegue. Cómo escribió en El Espectador Iván Mejía, “con la salida de Valencia se ha ido una de las cartas más importantes de Pékerman para reencontrar la solidez defensiva, tan perdida en los últimos lances”. Pero Valencia venía con una molestia en la pantorrilla, de la que no se recuperó.

Macnelly Torres mostró buen nivel en las eliminatorias, donde tuvo partidos brillantes con sus pases profundos, su visión, sus chispazos de magia y su ataque. Parecía fijo hasta que tomó la decisión de irse a jugar al Al-Shabab de Arabia Saudita.

Amaranto viene jugando con la selección desde 2003, ha vestido 40 veces la tricolor y disputó tres eliminatorias. Con 35 años, su paso por el fútbol de Colombia, Argentina, México y España lo tenían como uno de los bastiones de la defensa, una alternativa sólida a pesar de su nivel a veces irregular. Una lesión en el abductor derecho lo alejó definitivamente de Brasil.




Frente a estas bajas, Pékerman tiene que rearmar su equipo en varias posiciones claves.

1 – Ataque

El ataque, a pesar de la ausencia de Falcao, no tiene por qué preocupar.
Teófilo Gutiérrez, campeón con River Plate, demostró de sobra en las eliminatorias que tiene gol y carácter para brillar en Brasil.

Carlos Bacca jugó poco con Pékerman, pero viene de una excelente temporada con el Sevilla, donde metió 21 goles y conquistó la Europa League. Su fichaje fue considerado como uno de los más rentables del fútbol europeo y está en el 11 ideal de la Liga española.

Adrián Ramos, que entró por la baja de Falcao, fue el tercer máximo goleador de la Bundesliga con 16 anotaciones y ahora lo compró el poderoso Borussia Dortmund. Puede jugar de volante ofensivo o de delantero, tiene desborde y diagonales venenosas.

Jackson Martínez pasa por un buen momento en el Porto, donde anotó 23 veces este año. Con la selección le ha pesado un poco la camiseta pero tiene con qué sembrar caos en la defensa rival.


2-Defensa

Es uno de los puntos preocupantes de la selección. El propio Pékerman, después del empate 2 a 2 en el amistoso contra Senegal, dijo que "no podemos tener esas desatenciones. Con cualquier equipo recibir dos goles rápidamente es un tema que hay que resolver más allá de la capacidad de los jugadores".

La ausencia de Perea no cambia el problema, aunque le abrió una plaza a Éder Álvarez Balanta, que con solo 21 años acaba de ser campeón con River Plate y puede jugar de central y de lateral. La zaga estaría comandada por Mario Yepes, el capitán y líder natural del equipo, junto a Carlos Valdés, jugador rápido y técnico con una buena campaña en San Lorenzo de Almagro o de Crisitian Zapata, que ocupa la banca del AC Milan.

3 – Mediocampo

El reemplazo de Macnelly es el joven Juan Fernando Quintero, una de las grandes esperanzas de Colombia. Fue figura en el Mundial Sub20 de 2013, es una buena alternativa para reemplazar a James y se destacó en el amistoso contra Senegal.

Los inconvenientes, sin embargo, pueden venir de la marca, pues las opciones para reemplazar a Edwin Valencia no son tan sólidas. Abel Aguilar es líder, pero a veces sufre desatenciones peligrosas, mientras que Carlos Sánchez no ha tenido la mejor de las temporadas con el Elche español. Aldo Leao Ramírez, también puede jugar en esta posición pero ha jugado pocos minutos, sin embargo, en lo que ha jugado, ha demostrado tener quite y entrega, corta y larga. Alexander Mejía, el capitán de Atlético Nacional, tiene jerarquía y fortaleza y fue sólido en algunos partidos de la Libertadores. Pero de ahí a ser titular…



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.