Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1995/09/18 00:00

SOBRE RUEDAS

La fiebre por los 'rollerball' se apodero de los patinadores en Estados Unidos y en Colombia cada día consigue mas adeptos.

SOBRE RUEDAS

EN EL VERANO de 1979, cuando Scott Olsdon salió de su casa en las afueras de Minneapolis (Estados Unidos) con unos patines que tenían todas las ruedas en línea, muchos lo tildaron de loco. Había reformado por completo la tradicional forma de estos, con un diseño que para la época resultaba demasiado futurista. Pocos años después su idea partió en dos la historia del patinaje.
En un comienzo lo que buscó fue simplemente promover los patines en línea entre los jugadores de hockey sobre hielo para que pudieran jugar sobre cualquier superficie sin importar la temporada del año. Pero de acuerdo con estadísticas deportivas estadounidenses, publicadas en la revista Esquire, la fiebre por los patines en línea desbordó todos los pronósticos. Solamente durante 1994 los practicantes del patinaje aumentaron en un 50 por ciento con más de 19 millones de practicantes -cuatro de los cuales juegan hockey- y ganancias superiores a los 650 millones de dólares para las empresas dedicadas a este negocio.
Ha sido tal la locura producida en Estados Unidos que los patinadores son catalogados en diferentes clases que van desde los deportistas de competencia hasta los verticales, que son aquellos que bajan empinadas colinas a 120 kilómetros por hora, pasando por los patinadores de paisaje que recorren el país de costa a costa.
La ventaja de estos patines sobre los tradicionales consiste, según Juan Carlos Betancur, de la liga de Antioquia, en que "hay un mejor manejo del patín y se puede alcanzar mayor velocidad con menos esfuerzo, lo que disminuye el desgaste físico". Pero fuera de las ventajas deportivas, un estudio de la Universidad de Harvard difundido en abril de este año, afirma que las personas que patinan dos horas y media por semana reducen los riesgos de morir porque aumentan notablemente su capacidad cardiovascular. Dos horas sobre unos patines en línea -dice el informe- equivalen a tres horas de gimnasia, natación o tenis.
En Colombia el fenómeno también ha tomado dimensiones importantes. Según Carlos Orlando Ferreira, presidente de la Federación de Patinaje, "hace tres años cuando comenzaron a ingresar los patines en línea al país, aproximadamente 3.000 personas practicaban este deporte en toda Colombia. Hoy se calcula que hay cerca de 20.000 deportistas a nivel competitivo y recreativo". Antioquia es la región en donde más acogida tiene este deporte con 10.000 practicantes. "Los grandes éxitos de los patinadores paisas, sumados a la facilidad de práctica del deporte y a la propaganda de los patines en línea, han hecho que la gente cada día se interese más", dice William Valencia, de la Liga de Patinaje de Antioquia. Prueba de esto es la gran acogida de eventos como la vuelta a Medellín en patines, que este año puso a rodar a más de 4.000 personas por las principales calles de la capital antioqueña.
Por ahora lo único cierto es que esta locura sobre ruedas ha puesto a miles de colombianos a patinar por las calles, dejando ver de paso el gran potencial que en este campo hay en el país. Sin embargo, hay algunos que se preguntan ¿hasta dónde podría llegar esta fiebre en Colombia si los huecos de las calles dejaran patinar?.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.