Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/1996 12:00:00 AM

SOBRE RUEDAS

El Campeonato Mundial Juvenil de Patinaje confirmó a Colombia en la cúspide internacional de este deporte, el único en el que el país es considerado una potencia.

El 4 de noviembre pasado es una de esas fechas que, al igual que el 5 de septiembre de 1993, cuando Colombia goleó 5-0 a Argentina, jamás se olvidarán en el país. Ese día, por primera vez en la historia deportiva nacional, ungrupo de colombianos ganó cuatro títulos mundiales y dos preseas de bronce en una jornada deportiva. En ese solo día se consiguieron seis medallas en un evento internacional. Esa, que sin duda es la proeza deportiva más grande para Colombia, fue conseguida por Carlos Neira, Juliana Pinzón, Juan David Acosta, Silvia Niño, Laura Garzón, Ana María Rodríguez, Diego Rosero, Juan Carlos Salgado y Carlos Esteban en el segundo día de competencias del primer campeonato mundial de patinaje que terminó el domingo pasado en Barrancabermeja. Aunque el triunfo de estos jóvenes, que no alcanzan los 17 años, pasó inadvertido para algunos, la realidad es que esas victorias tan sólo fueron la primera racha de medallas que confirmaron a Colombia como una potencia mundial de patinaje. Al cierre de esta edición la representación nacional lideraba la tabla de medallería y superaba a los 17 países participantes, incluidos los tradicionales dominadores de este deporte, como Estados Unidos, Italia, Australia y Argentina.Aunque la mayoría de los colombianos se acostumbraron a vivir de la gloria de las hazañas ciclísticas de 'Lucho' Herrera en España y Francia, y recientemente del octavo lugar que ocupa la Selección Colombia en el escalafón de la Fifa, lo que casi nadie conoce es que el patinaje es el único deporte en el que desde hace más de un lustro Colombia es considerada, en las categorías juvenil y mayores, como una potencia mundial. De allí la trascendencia de la actuación colombiana en el evento de la semana anterior.Desde 1990 -cuando Guillermo León Botero, Luz Mery Tristán y Claudia Ruiz subieron a lo más alto del podio durante el mundial de mayores celebrado en Bello, Antioquia- hasta hoy prácticamente no ha existido un certamen suramericano, panamericano o mundial en el que colombianos no terminen dentro de los tres primeros. En el mundial de Australia del año pasado, por ejemplo, Jorge Andrés Botero consiguió siete medallas de plata y junto a otros 11 patinadores dejó al país en el segundo lugar a nivel internacional.Pero, ¿cómo llegó Colombia a ser una potencia? Los conocedores afirman que se debe a varios factores. El primero de ellos fue la contratación de técnicos extranjeros a finales de los 80 y comienzos de los 90 _principalmente el australiano Billy Begg en 1990_, quienes actualizaron las bases técnicas y tácticas del patinaje colombiano. El segundo factor fue una planificación de trabajo a largo plazo iniciada hace seis años en las categorías infantiles, que desde 1992 ha dirigido el actual técnico de Colombia, José Luis Múnera. Las medallas obtenidas por los juveniles la semana pasada son el fruto de ese trabajo. El tercero, y para algunos una de las causas más importantes del éxito: los patines. Según Carlos Orlando Ferreira, presidente de la Federación Colombiana de Patinaje, "el paso de los patines convencionales a los patines en línea fue bastante positivo para nosotros".Esas bondades de las que habla Ferreira se refieren básicamente a la excelente adaptación y el gran manejo de la técnica que los colombianos han tenido de los patines en línea desde que estos hicieron su aparición en los campeonatos mundiales en 1992. Aunque parezca un simple asunto de moda, "la técnica que dominan los patinadores de hoy es una técnica muy buena que no tenían las generaciones anteriores, y es ese excelente manejo el que ha permitido que Colombia entre en la élite mundial", afirma Ferreira.Lo irónico es que, pese a ser el deporte que mayor reconocimiento internacional le ha dado al país desde inicios de la década, el patinaje sólo logró conseguir que la empresa privada lo patrocinara desde este año. Antes los deportistas y dirigentes tenían que sacar dinero de su propio bolsillo para poder traer las medallas al país.Ahora que cuenta con algo de apoyo lo importante para el patinaje no sólo es mantenerse como potencia mundial sino lograr consolidar en las olimpíadas del 2004, cuando será aceptado como deporte olímpico, el trabajo serio que se viene haciendo en la base desde años atrás. Para esos juegos olímpicos la camada de jóvenes que triunfó en Barrancabermeja estará en la cúspide de su rendimiento atlético, entre 22 y 24 años, y aunque aún faltan ocho años, hoy son muchos los que afirman que el patinaje es el único deporte que tiene los triunfos y la planificación suficiente para garantizar desde ya las anheladas medallas olímpicas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.