Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1996/03/04 00:00

SU MAJESTAD EL CALI

CON EL ESTILO DE EDISON MAFLA Y LA CONDUCCION DE FERNANDO CASTRO, EL CALI ESTA SOBRADO EN LA TABLA Y APUNTA A CONSEGUIR UN NUEVO TITULO DESPUES DE 22 AÑOS., 27931

SU MAJESTAD EL CALI

Desde hace mucho tiempo los hinchas del Cali no sentían una nostalgia tan profunda, ni alimentaban una esperanza tan grande como la de ahora. Su equipo del alma no sólo es el cuadro revelación del torneo, el líder indiscutible y solitario del campeonato del fútbol colombiano, sino que además tiene todos los argumentos para que su fanaticada pueda gritar, después de 22 años de no hacerlo, Cali campeón.Durante más de dos décadas sus fieles seguidores han entonado cánticos desde las tribunas del Pascual Guerrero para intentar acabar con el hechizo que ha impedido que el Cali vuelva a dar una vuelta olímpica. En ese lapso, miles de historias han servido para aumentar los anhelos y el amor por el conjunto azucarero, porque hay una generación completa que ha crecido escuchando contar a sus padres y abuelos cómo fueron los títulos que conquistaron, Jorge Gallego, Diego Edison Umaña, el 'Tigre' Benítez, Jorge Olmedo y Pedro Antonio Zape, entre otros. Pero para la afición, desde ese triunfo en 1974, los campeonatos no volvieron a traer sonrisas.Si bien es cierto que en 1978 el Cali consiguió el subtítulo de la Copa Libertadores bajo la orientación de Carlos Salvador Bilardo, y que en 1985 y 1986, dirigido por Vladimir Popovic, logró los subcampeonatos del torneo colombiano, estos títulos dejaron un sabor amargo, porque tanto fanáticos como jugadores tenían la absoluta certeza de ganarlos.Pero este año la historia puede cambiar. Las cifras no mienten. Para comenzar, hasta el cierre de esta edición, el Cali lleva ocho puntos de ventaja sobre su más inmediato seguidor, el Atlético Nacional; de los 23 partidos que ha disputado ha ganado 15 y tan sólo ha perdido tres; y en los últimos 11 encuentros no ha cedido ni uno sólo punto. Ha marcado 52 goles y ha recibido 23, lo que de paso convierte el arco de Miguel Calero en el menos vencido del campeonato y a la delantera verdiblanca en la más efectiva. Como si lo anterior no fuera suficiente, como local tiene una efectividad del 100 por ciento. En resumen, durante este torneo ha sido el mejor y tiene todos los argumentos necesarios para ir por el título.La estrategia del 'Pecoso'Aunque en años anteriores el Cali también había hecho buenas campañas, al momento de reclamar el título le quedaban faltando cinco centavos para el peso. Pero en lo que va de la actual campaña todo parece indicar que esta vez las cosas serán diferentes. Según el técnico Fernando Castro,"los problemas de los otros años no han sido de nómina, porque tanto antes como ahora hay jugadores muy buenos. La diferencia radica esta vez en que el cuerpo técnico logró trazar un objetivo muy específico y supo cómo llegarle y convencer a los jugadores para que creyeran, se responsabilizaran y se comprometieran con esos objetivos".Buena parte del rendimiento parejo, convincente y eficaz que el Cali ha mostrado en el campeonato se debe en gran medida al 'Pecoso'. El consiguió no sólo que los futbolistas confiaran en el cuerpo técnico ciegamente, sino que además logró persuadir a los jugadores de controlarse en una ciudad como Cali, famosa por ser uno de los mejores rumbeaderos del país. Los concientizó de la importancia de estar bien físicamente para poder luchar durante todos los 90 minutos, dejando el alma en el terreno de juego.Para los jugadores el 'Profe' es una voz autorizada, no sólo porque fue uno de los futbolistas más importantes del Cali en los años 70, sino porque saben que él aprendió muchos secretos del argentino Carlos Salvador Bilardo, quizás uno de los mejores estrategas del mundo. El 'Pecoso' trabajó al lado del 'Narigón' cuando el gaucho dirigió el cuadro azucarero en 1977 y 1978 y la Selección Colombia en las eliminatorias para España 82.Si bien es cierto que el trabajo táctico está a cargo del 'Pecoso', 'El Guigo' Mafla es el símbolo del Cali. El espigado mediocampista de 24 años es un innato dominador del balón, un especialista en tiros libres y ha sido el encargado de liderar la artillería azucarera. Pase lo que pase de aquí en adelante, ya ningún hincha verdiblanco olvidará la mágica pierna izquierda de Mafla, sus magistrales tiros libres y la forma como se amarra el balón al guayo. Sin duda, este volante vallecaucano es hoy en día la esperanza de los colombianos para reemplazar al también inolvidable Carlos el 'Pibe' Valderrama.La indiscutible calidad del 'Guigo' es la encargada de darle el toque de elegancia al Cali, porque si bien es cierto que el equipo es el mejor del torneo, no se puede afirmar que es el que más bonito juega. Y es precisamente ahí donde está la importancia del técnico. El fútbol moderno, más que bonito, debe ser efectivo, y la efectividad en el fútbol colombiano se puede resumir en dos palabras: Deportivo Cali. Junto con Mafla, jugadores de la talla de Walter Escobar, Oscar Pareja y Víctor Bonilla, por mencionar algunos, son la esperanza del renacer del fútbol colombiano. Ojalá los directivos entiendan que la época del famoso toque-toque pasó y ahora más que deslumbrar a los aficionados brindando espectáculo, hay que conseguir triunfos internacionales. El Deportivo Cali de 1996 es de esa filosofía y por eso están sobrados en la tabla de posiciones. Sin embargo, dentro del equipo están conscientes de que aún no han ganado nada, porque como dijo el 'Pecoso' a SEMANA "Aún falta mucho _37 fechas_ para decir si somos o no campeones", pero la verdad es que el Cali es un equipo que está haciendo las cosas bien y tiene todo lo necesario para garantizarle a su fanaticada que el suplicio de los últimos 22 años puede llegar a su fin. n

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.