Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/25/2013 12:00:00 AM

Esta sábado se juega el superclásico Barcelona - Real Madrid

Leo Messi contra Cristiano Ronaldo, Martino contra Ancelotti, así se vive la previa del primer superclásico de la temporada.

Barcelona, líder solitario de la Liga española, y Real Madrid que crece en su fútbol partido a partido, protagonizarán este sábado a las 11 de la mañana (Hora colombiana) en el Camp Nou el clásico del fútbol español, el primero de la temporada 2013-2014. 

La prensa española no ha dudado en revivir viejas rivalidades y en crear unas nuevas. Leo Messi contra Cristiano Ronaldo que por primera vez llega con más goles a un clásico que el argentino; 'Tata' Martino y Carlo Ancelotti; y Neymar contra Gareth Bale en un encuentro entre las rutilantes contrataciones de los dos equipos.

El Barcelona es el principal favorito ante un Real Madrid que viene en franco crecimiento. El Barça tiene más puntos (25-22), más victorias (8-7), más goles a favor (28-19) y menos en contra (6-9) que el conjunto madrilista.

Sin embargo, el Barcelona llega precedido de dos empates que rompieron una racha de diez victorias consecutivas y su juego despierta dudas. Es un partido para los más grandes. Messi, si marca, se convertirá en el jugador que más tantos ha anotado en la historia de los clásicos y superará los 18 que comparte con Di Stéfano; y a Cristiano Ronaldo se le da muy bien el Camp Nou: ocho tantos en nueve partidos y ha marcado en sus seis últimas visitas.

Los dolores de cabeza de Martino empiezan en la defensa. Esperando la recuperación de Carles Puyol no fichó a un central. Cuando confió en el joven Marc Bartra se recuperó Javier Mascherano y ahora el que tiene problemas físicos es Gerard Piqué.

En Milán dejó de lado las rotaciones y puso al equipo que el barcelonismo cataloga como titular. Da la impresión de que se valora más la jerarquía en el equipo que en el juego. Atendiendo a esa premisa, la pareja de centrales será la formada por Piqué y Puyol, aunque todo estará a expensas del estado físico del primero y del físico del segundo, que volvió la pasada semana tres siete meses.

En los laterales no habrá sorpresas. Dani Alves jugará por la derecha y Adriano Correia, a la espera de la recuperación de Jordi Alba, por la izquierda. Si Cesc Fàbregas, como en Milan, se queda en el banquillo; la única duda estribaría en el acompañante de Messi y Neymar en la delantera, puesto que Busquets -uno de los que está en mejor forma del equipo- jugaría de mediocentro por delante de Xavi y de Iniesta.

Neymar estuvo bien en el último partido de 'Champions'. El brasileño, sin embargo, sabe que en un partido tan grande muchas miradas estarán puestas en él y espera reivindicarse con una buena actuación. ¿Y Messi? El argentino no llega al cien por cien. Le falta esa velocidad de reacción para ir dejando rivales por el camino después de la recuperación exprés de su lesión muscular. Ha acumulado más entrenamientos y eso es buena señal. En los clásicos, nunca falla.

No lo ha hecho tampoco en sus últimas ediciones un Real Madrid que con José Mourinho en el banquillo consiguió recortar la distancia que le separaba en los duelos directos con su gran enemigo y hasta acabar saliendo airoso de sus pulsos directos. Será el primer clásico sin 'Mou' y con un nuevo inquilino en el banquillo, Carlo Ancelotti, que deberá decidir que opción tomar para saltar al césped.

Las últimas visitas del Real Madrid al Camp Nou tuvieron un claro planteamiento táctico. Con el contragolpe como arma letal y la defensa del equipo como base para los buenos resultados. Ancelotti receló de este estilo a su llegada. Prometió protagonismo con el balón y espectáculo, pero su apuesta por juntar a Di María, Cristiano Ronaldo y quizás Gareth Bale, le conducen a la antigua apuesta.

Porque esa es la gran duda de Ancelotti. Si mantener en punta a un desacertado Karim Benzema, con el deseo de que un papel protagonista ante el Barça le devuelva el cariño del madridismo, o dar libertad en ataque a Cristiano y apostar por Bale en banda izquierda con Di María en la derecha. Puñales que anclen a los ofensivos laterales barcelonistas.

Será un clásico sin Iker Casillas, que volverá a su sitio en el banquillo en Liga por Diego López, y con la idea de reforzar la defensa con la presencia de Álvaro Arbeloa por Dani Carvajal. Una auténtica revalida para Arbeloa, que tiene clavada la 'espina Neymar' de la final de la Copa Confederaciones, cuando se vio desbordado por la velocidad del brasileño en la primera mitad que jugó antes de ser sustituido.

El Real Madrid llega a la cita con la moral que le dan los últimos resultados, triunfo por fin con buen fútbol ante el Málaga y con efectividad ante el Juventus, y tras haber recortado la distancia con Barcelona y Atlético de Madrid. Después de lo sufrido hasta podría salir líder aunque en su mente no se olvida la imagen dada ante Villarreal, Elche y Levante en sus recientes salidas ligueras.

Alineaciones probables:

Barcelona: Víctor Valdés; Alves, Piqué o Mascherano, Puyol, Adriano; Busquets, Xavi, Iniesta; Alexis, Messi y Neymar.

Real Madrid: Diego López; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Khedira, Illarramendi, Modric; Di María, Cristiano Ronaldo y Bale o Benzema.

Árbitro: Undiano Mallenco (colegio navarro).

Estadio: Camp Nou.


Con información de EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.