Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/9/1982 12:00:00 AM

A TODA MAQUINA

Un piloto sin mucha experiencia, Diego Montoya, ganó las "25 millas de Paul Revere" en Daytona, Estados Unidos.

Y ...rugieron los motores. El vallecaucano Diego Montoya había derrotado a los norteamericanos en las "25 millas de Paul Revere", competencia donde los mejores pilotos del país del Norte demostraron que se puede correr a mayor velocidad de la acordada. Este es uno de los más importantes triunfos alcanzados por colombianos, 28 años y una experiencia no muy amplia tiene a su haber Diego Montoya, un deportista de importancia que, a nivel doméstico se ha destacado en las carreras de karts y en carros de turismo especial, fórmula nacional y en la Copa Renault.
Daytona constituye ahora, un paso seguro para esta jóven promesa del automovilismo. Allí ya había debutado con resultados aceptables al ocupar la casilla 17 en el "RS-Race Sport" en 1979.
Estas pistas han sido favorables para los colombianos: Mauricio de Narváez ya obtuvo una vez la primera casilla. Por su parte, Jorge Cortés logró un segundo puesto en su categoría, la GTO, cuando actuaba con el Botero Racing Tea que disputó varias pruebas en autódromos de Norteamérica.
Este hombre tímido, considerado como uno de los deportistas de mayor calidad en el país, triunfa por primera vez en el exterior y promete ser uno de los fuertes en el deporte de los bólidos en compañía de Roberto José Guerrero y Mauricio de Narváez. A la hora de partir la competencia, Montoya estaba sereno y sólo se limitaba a mirar el trabajo que el mecánico hacía a su carro, un BMW, el mismo que hace un año condujera a David Cowart, para alcanzar el primer lugar.
Era de noche, los pilotos estaban nerviosos y veían llegar el momento de la largada con pánico. Todo empezó de manera normal, pero el colombiano se tomó la punta desde la primera milla, para imponerse en su categoría y conseguir un tercer puesto en la general.
Mientras que Diego Montoya era levantado en hombros en los Estados Unidos, Mauricio de Narvaez y Roberto José Guerrero continúan escalando posiciones y esperando nuevas oportunidades, para demostrar su capacidad no sólo en Colombia, sino también en América.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.