Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1988/05/02 00:00

TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A ROMA

Con un buen plan de preparación, la Selección Colombia puede llegar a un mundial de fútbol después de 28 años de frustraciones.

TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A ROMA

Al contrario de lo que ocurrió en ocasiones anteriores, la reciente presentación en sociedad de la Seleccion Colombia que encarará las eliminatorias para el mundial Italia-90 y la Copa América del año entrante, fue recibida con entusiasmo y optimismo. Y es que las cosas han cambiado. Luego del viacrucis que implicó la conformación de la selección que representó al país en las eliminatorias para el último mundial, que incluyó mediación presidencial para convencer al técnico Gabriel Ochoa Uribe de que aceptara el manejo del equipo -casi sobre el tiempo-, comisión de notables, malas relaciones con los medios de comunicación y partidos de fogueo a puerta cerrada frente a contrincantes poco exigentes, el actual proyecto fue concebido con buena anticipación, con encuentros de fogueo ante rivales de verdadero peso -que incluyen una gira por Europa- y, lo más importante, dándole continuidad al trabajo del técnico Francisco Maturana, quien en sus salidas al frente de la selección el año pasado, demostró ser la persona más indicada para manejar al equipo.
Maturana se convirtió en el mejor intérprete del fútbol colombiano y en símbolo de la transformación del balompié nacional. El tercer puesto que obtuvo en la pasada Copa América al frente de la Selección, no sólo lanzó al estrellato a figuras como Carlos Valderrama sino que mostró por primera vez un fútbol auténticamente colombiano, que llevó al país a ingresar al grupo de los grandes de Suramérica junto con Argentina, Uruguay y Brasil. El proyecto Italia-90, que tiene un costo aproximado de un millón de dólares, incluye frecuentes concentraciones en diversas ciudades del país para encarar partidos como los que se realizarán en agosto próximo con motivo de los 450 años de Bogotá. Está también la gira por Europa, en donde el equipo adquirirá el roce internacional que en el pasado le ha faltado, jugando frente a selecciones tan importantes como la de Finlandia, la de Escocia y, finalmente, la encopetada escuadra inglesa que por primera vez en la historia recibirá a su similar colombiana en el "templo sagrado" del fútbol mundial, el esta dio de Wembley en Londres.
Una de las cosas que más llamó la atención del público fue el elevado número de jugadores convocados, 41 en total. Esto obedeció a razones de peso que el técnico Maturana explicó a SEMANA:
. Si el intervalo entre la Copa América y las eliminatorias es amplio, vale la pena tener dos escuadras de primera línea para que, mientras unos están en la Copa, los otros se dediquen a la preparación para la eliminatoria, el principal objetivo.
. Teniendo en cuenta que, a nivel internacional, las tarjetas y sanciones se acumulan, no es conveniente arriesgar a los hombres que participarán en la eliminatoria a que sean castigados y no puedan participar en los juegos ante Ecuador y Paraguay.
. Algo similar ocurre con los problemas médicos y anímicos. No sería aconsejable correr el albur de que jugadores claves para la eliminatoria sufran lesiones graves en la Copa. Además, en caso de que los resultados en el torneo de Brasil no sean los adecuados, la moral de los muchachos se puede ver afectada con miras a la eliminatoria para Italia-90. También es cierto que actualmente el fútbol colombiano puede darse el lujo de tener dos formaciones de mayores.
Sin duda alguna, nunca antes una selección nacional habia contado con tantas ventajas y buenas posibilidades para llegar a un mundial. Los contrincantes, Paraguay y Ecuador, no son más que el cuadro colombiano, como lo demostró el propio equipo de Maturana al derrotar al Paraguay en la pasada Copa América, pese a que los guaraníes contaban con estrellas como Cabañas, Romerito y Delgado, veteranos del mundial México-86. Por eso y por la gran calidad alcanzada en los últimos tiempos la era de Maturana es la llamada a borrar del recuerdo de los aficionados la participación en Chile-62 y el 4-4 frente a la URSS. Además, si no es con Maturana entonces, ¿con quién?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.