Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/24/2017 1:07:00 AM

Dumoulin, entre el cronómetro y la mala suerte

El pedalista holandés, que sufrió un malestar estomacal en plena etapa, es comparado con Miguel Induraín, una leyenda del ciclismo mundial. Así ha sido la trayectoria de uno de los protagonistas del Giro de Italia 2017.

Pase lo que pase en las duras batallas de montaña, donde el duelo Vicenzo Nibali y Nairo Quintana acapara todas las miradas, uno de los nombres propios de la edición 100 del Giro de Italia será el del holandés Tom Dumoulín. Dejó boquiabierto a todo el mundo ciclístico en la contrarreloj individual, en la que no solo pulverizó todos los cronómetros, sino que le arrebató la maglia rosa al pedalista colombiano. Pero fue con la franela de líder con la que protagonizó dos escenas que conmovieron, y que sin duda marcaron el rumbo de la carrera.

El pasado domingo, Dumoulin salió a defender la ventaja de 2 minutos y 41 segundos sobre Quintana. Era la etapa número 15, y a 35 kilómetros de la meta el colombiano sufrió una aparatosa caída en pleno descenso. Tuvo que reponerse, cambiar de bicicleta y volver a pedalear. Pero el holandés, como líder del pelotón, bajó el ritmo hasta que Nairo volviera al grupo. “Es el gesto de todo un caballero”, dijo el colombiano.

Este martes, en la etapa reina del Giro, Doumolín volvió a ser protagonista. Cuando iba a comenzar el ascenso al Stelvio, el holandés tuvo que apartarse de la carretera,  deshacerse, por un momento, de la ‘maglia rosa’ que tenía bien puesta y que por poco pierde del todo. Un malestar estomacal lo obligó a detenerse y a ceder más de dos minutos en la tabla general de clasificación. Nairo Quintana le descontó la diferencia a casi medio minuto.

Para los colombianos, el nombre de Dumoulin apenas se hace célebre, pero con 26 años, el holandés es una de las principales figuras del pelotón internacional, sobre todo porque ostenta el cartel del mejor contrarrelojista de la actualidad.

Su primer título fue el Gran Premio de Portugal, que ganó en el 2010 como amateur, tras llevarse la contrarreloj del Girobio. Tres años después e coronó campeón de Holanda de contrarreloj, título que repitió dos años después, y el tercer lugar en el Campeonato Mundial de Ciclismo. Asimismo, se llevó una etapa en el Eneco Tour y otra en el Critérium Internacional.

Se daría a conocer en el 2015 donde ganó etapas de contrarreloj en la Vuelta al País Vasco y en la Vuelta a Suiza. En el Tour de Francia debió retirarse cuando iba en el tercer puesto de la general debido a una fuerte caída. Se repuso y corrió la Vuelta España y vistió la camiseta roja como líder, condición que defendió durante varias etapas, tanto en la contrarreloj como en una fracción que tenía final en alto. Tras su gran actuación, subió al podio como el ciclista más combativo de la competencia.

Dumoulin, además de ser experto contra el reloj, ha venido mejorando su desempeño en montaña, lo que lo ha convertido en un ciclista más completo y peligroso para sus rivales. Tanto así, que lo han comparado con el mítico Miguel Indurain, uno de los ciclistas más completos de todos los tiempos, que ostenta cinco títulos consecutivos del Tour de Francia y dos del Giro.

Precisamente, Eusebio Unzúe, actual entrenador del equipo Movistar, y que en los años 80 lo fuera del Banesto, fue quien trazó la comparación entre Dumoulin e Induraín, tras verle en la vuelta a España del 2015. “Mantienen el mismo perfil. Un contrarrelojista que se defendía muy bien en la montaña. En esta Vuelta hemos visto que ha sido un brillante escalador, cerca de los mejores”.  

El holandés, por su parte, ha demostrado su polivalencia tanto en el Giro de Italia –con la contrarreloj individual- como en el Tour de Francia del año pasado, en donde ganó dos etapas, la contrarreloj individual y una de montaña. Sin embargo, en las dos vueltas tuvo que abandonar por enfermedad y fractura de muñeca, respectivamente.

La etapa 16 del Giro puede pasarle factura, a pesar de que se mantiene de líder, pero a con una ventaja de solo 31 segundos sobre Nairo Quintana, segundo en la general. El holandés mantiene su sueño de coronarse campeón, por primera vez, de una de las grandes vueltas.

No es imposible, pues sabe defenderse bien en la montaña y en la contrarreloj es letal, pero tiene, pisándole los talones, a Nairo, Nibali, Pinot y compañía, que no se lo van a poner nada fácil, mucho más teniendo en cuenta que la montaña será el escenario de la batalla en la recta final de la carrera. Pase lo que pase en ese terreno, Dumoulin ha sido protagonista estelar de la edición 100 del Giro de Italia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.