Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/9/2015 3:03:00 PM

Así fue la caída en dominó de los ciclistas en el Tour

Crónica de una etapa poco usual en el Tour de Francia. Rigo y Nairo terminaron en el piso, pero sin perder tiempo. Tony Martin, el lider, llegó a la meta con la clavícula fracturada.

El propietario del Tinkoff Saxo, el estrafalario ruso Oleg Tinkov, les exigió resultados a sus ciclistas hace dos meses, argumentando que “no se pueden tener tantas estrellas y ningún título, y que tendría que bajarles el sueldo a muchos de ellos si no ganaban”.
 
La advertencia, ante todo, iba para las dos figuras de la escuadra: Alberto Contador y Peter Sagan, quienes de inmediato respondieron ganando el Giro de Italia (Contador) y el Tour de California (Sagan).
 
Sagan, de origen eslovaco, es uno de los mejores del mundo y, como tal, siempre quiere ganar, por eso, hace pocos días se quejó de su rol en el Tour, en el que le piden que gane etapas y luche por la camiseta verde, pero al mismo tiempo le exigen que trabaje para Contador. “No puedo hacer ambas cosas”, dijo con el ceño fruncido.
 
Oleg Tinkov, al escuchar las declaraciones de su velocista, llamó a Steven de Jongh, técnico del equipo, y le dijo: “deja que Peter corra libre mañana (este jueves)”. De modo que Sagan salió a carretera emancipado de toda responsabilidad, para que pudiera, de esa forma, disputar el final de la sexta etapa de la Grand Bouclé, entre Abbeville y Le Havre, sobre 191,5 kilómetros.
 
Todo iba marchando bien. Tres anónimos del lote: Perrig Quemeneur (Europcar), Kenneth Van Bilsen (Cofidis) y Daniel Teklehaimanot (MTN), se lanzaron a una loca aventura desde el kilómetro 5, con la venia del pelotón. Sagan sabía que esa fuga no tenía futuro y que la llegada, sí o sí, sería masiva. Todo controlado, la ventaja de los tres evadidos oscilaba entre los 3 y 5 minutos.
 
Incluso llegaron a tener más de 10 minutos a favor, pero entonces ahí sí, el pelotón comenzó a apretar. Era emocionante, desde todo punto de vista, observar a aquellos tres locos lanzados hacía la nada, posando para las cámaras entre amplios pastizales, geométricos trigales y antológicas ruinas de castillos y molinos olvidados.
 
Y el africano Daniel Teklehaimanot. Increíble verlo, un ciudadano de Eritrea, a quien de niño quisieron imponerle que fuera atleta de fondo, y terminó siendo ciclista, por pura casualidad, pues algún día pasó por una tienda donde tenían televisor, y se quedó viendo una carrera. Le gustó tanto que ya nadie pudo sacarle la idea de convertirse en “escarabajo”. Sí, en escarabajo, porque Teklehaimanot quería ser escalador, aunque no tenía mucho dónde entrenar. El africano, a quien uno lo ve con su cara de “yo no fui”, ya tiene 9 victorias generales, 9 de etapa y sí, es líder parcial de la montaña en el Tour. Tremendo el muchacho de Eritrea, ¡qué refresco para el ciclismo!
 
La carrera continúo, sin contratiempos, hasta la entrada a Le Havre, esa tierra normanda que también supo sufrir la Segunda Guerra Mundial. Allí la ventaja de los tres fugados se diluyó considerablemente, hasta rozar apenas los dos minutos. Tras ganar su tercer puerto de montaña consecutivo, Teklehaimanot se resignó a la captura, al igual que el francés Quemeneur. Tan sólo Van Bilsen, belga del Cofidis, quiso intentar la hazaña, para darle una alegría a su accidentado equipo, que en el día anterior había perdido a Nacer Bouhanni, su mejor pieza.
 
Pero el lote estaba encima, rumbo al último repecho, la ventaja era de menos de 30 segundos. Tiraban los BMC, los Etixx, los Europcar, los Giant y los Lotto Soudal. Van Bilsen, al menos, mostraba a sus patrocinadores en primer plano, para todo el mundo.
 
Los velocistas tomaban los primeros puestos del grupo, los favoritos se resguardaban. Nadie quería meterse en ese hermoso duelo de halcones peregrinos, a más de 60 kilómetros por hora, y sobre una carretera llena de curvas y rotondas. Van Bilsen, desde luego, fue absorbido por ese tren descarrilado de los fortachones del grupo.
 
Sin embargo, en ese único repecho, un descuido. Tony Martin, el tres veces campeón del mundo, perdió el equilibrio, se le fue la bicicleta y rozó a un compañero. Efecto dominó, caída, y adiós al embalaje. Martin, Froome, Nibali, Quintana y Van Garderen, algunos de los damnificados del topetazo. El líder se llevó la peor parte, fractura de clavícula, pero cruzó la meta. Nadie perdió tiempo porque las reglas de la carrera determinan que si se produce una caída a 3 kilómetros de la llegada, a los ciclistas se les respetan las diferencias.
 
La caída interrumpió el embalaje. Muchos de los velocistas quedaron cortados. Sagan logró pasar junto a Degenkolb, Van Avermaet y Coquard, pero el vivo de Zdenek Stybar, del Etixx, ya había tomado 200 metros de ventaja, suficientes para cruzar primero y celebrar. Una victoria fácil para el checo, inesperada además. Sagan terminó segundo, otra vez, y en la soledad de su camerino, seguramente, pensaba con rabia: “Increíble, otra vez perdí, y para colmo, con un vecino de mi antigua patria”.
 
La última oportunidad de la semana para los “rayos” del pelotón es este viernes, cuando se corra la etapa siete, entre Livarot y Fougères, sobre 190,5 kilómetros. La montaña vuelve el sábado, con el muro de Bretagne, y el domingo la contrarreloj por equipos, un espectáculo. Por el momento, así marcha la general, con los favoritos resaltados.
 
General:


1. Tony Martin (Alemán-Etixx) 22:13:14
2. Chris Froome (Británico-SKY) a 12 seg.
3. Tejay Van Garderen (USA-BMC) a .25
4. Peter Sagan (Eslovaco-Tinkoff) a 27.
5. Tony Gallopin (Francés-Lotto Soudal) a 38
6. Greg Van Avermaet (Belga-BMC) a 40
7. Rigo Urán (Colombiano-Etixx) a 46
8. Alberto Contador (Español-Tinkoff) a 48
9. Zdenek Stybar (Checo-Etixx) a 1:06
10. Geraint Thomas (Británico-SKY) a 1:15
11. Warren Barguil (Francés-TGA) a 1:19
12. Bauke Molllema (Holandés-Trek) a 1:44
13. Vincenzo Nibali (Italiano-Astana) a 1:50
14. Robert Gesink (Holandés-Lotto Jumbo) a 1:51
15. Roman Kreuziger (Checo-Tinkoff) a 2:03
16. Alejandro Valverde (Español-Movistar) a 2:03
17. Nairo Quintana (Coolombiano-Movistar) a 2:08
18. Joaquín ‘Purito’ Rodríguez (Español-Katusha) a 2:12
19. Jean-Christophe Peraud (Francés-Ag2r) a 2:19
20. Andrew Talansky (USA-Trek) a 2:51
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.