Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/20/2015 1:01:00 PM

Tour de Francia: Jarlison Pantano honró el 20 de julio

Rubén Plaza ganó la etapa 16 del Tour, entre Bourg de Peage y Gap, sobre 201 kilómetros. Járlinson Pantano fue tercero en la jornada y Quintana defendió su segundo puesto en la general.

Gap, una de las últimas estaciones de Napoleón Bonaparte, tras fugarse de la isla de Elba. Allí llegó con 50 soldados en marzo de 1815, antes de partir hacia París, obsesionado por recuperar su gloria, su reino; sediento de venganza; nostálgico por su familia perdida… su María Luisa… su hijo.

Después de Gap, ese pequeño municipio anclado al borde de los Alpes, Napoleón vivió sus últimos Cien Días como gran emperador, antes de caer derrotado ante los aliados en Waterloo.

Hacia Gap salieron este lunes 171 ciclistas para cumplir la etapa 16 del Tour de Francia, 171 soldados cansados, con sus cuerpos malheridos, ambiciosos de gloria, como Napoleón I.

Salieron de Bourg de Peage bajo el reinado de Chris Froome, un líder embravecido, a quien los periodistas lograron sacar de casillas con sus inclementes preguntas sobre dopaje. Incluso Nairo Quintana, su principal rival en carretera, salió en su defensa, exigiendo con la vehemencia que le permite su estatus de estrella, que “respeten a Froome. Somos ciclistas de una nueva generación”.

Con los Alpes al fondo y las montañas del Macizo Central bajo sus ruedas, los ciclistas partieron en medio del griterío de miles de aficionados, quienes les daban una despedida de héroes.

El pelotón estaba impetuoso y, apenas en el kilómetro 5, se presentó la primera fuga. Una bandada de “halcones solitarios” en búsqueda de los grandes picos. Col de Cabre y Col de Manse esperaban por ellos.

Serge Pauwels (MTN), Michele Scarponi (Astana), Peter Sagan (Tinkoff), Simon Geschke (Giant), Bob Jungels (Trek), Andry Grivko (Astana), Thomas de Gendt (Lotto), Nelson Oliveira y Rubén Plaza (Lampre), Dani Navarro y Luis Ángel Mate (Cofidis), Pierrick Fedrigo (Bretagne), Christoph Riblon (Ag2r), Marco Haller (Katusha), Járlinson Pantano (IAM), Thomas Voeckler (Europcar), Edvald Boasson Hagen (MTN), Daniel Teklehaimanot (MTN), Michal Golas y Mateo Trentin (Etixx), Jean Luc Perichon (Bretagne), Mikael Irizar (Trek), Adam Hansen (Lotto Soudal) e Imanol Erviti (Movistar), entre otros, hacían parte de la escapada. No eran más que un puñado de actores secundarios de la gran trama del Tour.

Los fugados iban separados en dos grupos, distanciados por unos pocos segundos. El lote ni se inmutaba en perseguirlos, pues hoy todos los gregarios estaban a la expectativa de los ataques de sus jefes de filas, quienes esperaban pacientes esa última parte de la jornada, con el peligroso descenso de 12 kilómetros hasta Gap como plato fuerte.

Pero antes de la febril batalla de todos aquellos “napoleones” del lote en Col de Manse, todavía quedaba espacio para la tragedia. Greg Van Avermaet (BMC) y Peter Kennaugh (SKY) bajaban sus banderas y le decían adiós a la competencia. Se despedían sin la oportunidad de desenfundar sus espadas en las altas cumbres, para defender a sus generales en esa anunciada contienda antes de los Alpes.

La fuga seguía abriendo brecha. Los minutos de diferencia se inflaban en cada pedalazo. Járlinson Pantano era el único colombiano involucrado en la escapada. El joven caleño del IAM no quería desentonar en el Día de la Independencia de Colombia, y tampoco quería ser menos que su amigo Nairo Quintana, quien ganó la etapa 20 de Tour en 2013, precisamente un 20 de julio.

Járlinson echaba mano de su palmarés para ilusionarse con la victoria. Recordaba ese tercer puesto general en el Tour del Avenir 2010, sólo superado por Nairo (primero) y Adrew Talansky (segundo). Ese año, además, ganó los premios de montaña.

Pero la del caleño no era la única gran historia entre los fugados. Allí marchaban también Daniel Teklehaimanot, quien buscaba ser el primer ciclista del África negra en ganar una etapa en una de las “Tres Grandes”. También estaba Adam Hansen, un loco australiano del Lotto Soudal, quien está cerca de completar once “Grandes Vueltas” consecutivas, todo un récord. Hansen, de 31 años, venía de ganar una etapa en el Giro 2013 y otra en la Vuelta a España en 2014. Una más en el Tour, y en 2015, parecía muy posible para el “pelón” de Southport.

Y qué decir del alicantino Rubén Plaza Molina, del Lampre, a quien en 2001 le dijeron que debía abandonar el ciclismo, debido a una lesión crónica de meniscos. Pero el español no quiso rendirse y, tras un largo y duro tratamiento, volvió al ciclismo en 2003, como el Ave Fénix, dispuesto a dar la lucha sobre su “caballito metálico”.

A 85 de meta los fugados se fundieron en un solo grupo. El pelotón les seguía dando largas y, por lo tanto, las esperanzas de un triunfo en esas tierras cercanas a la Costa Azul se hacían dulces para todos ellos.

De modo que no había tiempo que perder. Uno de los primeros en atacar fue Serge Pauwels, del MTN, quien coronó Col de Cabrel en primer lugar. La fuga se estiró y varios quedaron descolgados. A 45 kilómetros del final Adam Hansen se marchó y tras de él salió el austriaco Marko Haller, del Katusha.

El ritmo de los punteros era fuerte, pero no lograban sacar mucha ventaja a sus perseguidores: Plaza, Pantano, Sagan, Jungels, Geschke y Scarponi, entre otros.

Subiendo a Col de Manse, Plaza los alcanzó y pasó de largo. El pelotón ya perdía casi 20 minutos. Plaza parecía inalcanzable. El de Alicante estaba muy motivado, pues de ganar, sería su más grande victoria en toda su carrera deportiva. Pero el hambriento Peter Sagan no estaba dispuesto a permitirlo, y se lanzó a la caza en el descenso. Pantano iba detrás, honrando la bandera colombiana.

Rubén Plaza se metía en los últimos kilómetros, lanzando en una contrarreloj individual hacia la meta. Gap lo esperaba con una corona de laurel. El veterano, sin mirar atrás, marchaba como una “bala” hacia la meta. Y lo logró. Ni Sagan, ni Pantano, pudieron alcanzarlo, aunque redujeron la diferencia en el final.

Plaza cobró la victoria, Sagan volvió a ser segundo y Járlinson se subió al podio, como tercero. Tremendo día el del colombiano, quien ahora es décimo sexto en la general, el segundo mejor “escarabajo” del Tour después de Nairo.

En Col de Manse los favoritos echaban chispas. Contador ordenó atacar a Kreuziger, y el checo seleccionó la carrera. Thomas, Porte, Poels y Konig, soldados de Froome, marcaban cada escapada, cada intento de fuga. El lote quería arder, pero SKY apagaba cada indicio de fuego.

Bardet, Mollema, Valverde, Pinot, todos amenazaban batalla. El “General Froome” los miraba con el rabillo del ojo, sin desconcentrarse del pedaleo de Nairo. No se permitió revolución hasta el ascenso final a Manse, entonces allí, el ‘Tiburón’ Nibali se sumergió en el abismo hacia Gap y nadie pudo perseguirlo.

Thomas trató de hacerlo, recordando su efímero pasado como pistero, pero un roce con Barguil lo mandó al suelo. El británico probó el asfalto, al igual que el joven francés del Giant. Sin embargo, ambos lograron reponerse y continuar en carrera. A Nibali lo dejaron ir, pues no ofrecía mayor peligro para los cinco primeros puestos de la general.

Contador marcaba la punta y, a su rueda, el indomable Froome, ese “poste” blanco con piernas de maratonista keniano. Quintana no arriesgaba, no había por qué.

El colombiano, tranquilo, simplemente se mantenía a rueda, dejando que otros cortaran el viento. Nibali llegó a meta en el puesto 24, 17 minutos después que los fugados. Recuperó casi un minuto en la general, acercándose a los puestos de Gesink y Thomas, séptimo y sexto respectivamente.

Froome y los demás favoritos llegaron a continuación, en fila. Los cinco primeros de la general mantuvieron sus diferencias y podrán descansar tranquilos este martes, antes del comienzo de la última parte del Tour, el capítulo de los Alpes.

Colombia sigue siendo gran protagonista de la carrera, con Nairo segundo de la general, y con un Járlinson Pantano que hoy estuvo pletórico, grandioso. Luis Fernando Saldarriaga, su mentor en el Colombia es Pasión, debe estar feliz y agradecido con su pupilo, al igual que todos los colombianos.

Etapa 16:

1. Rubén Plaza (Español-Lampre) 4:30:10
2. Peter Sagan (Eslovaco-Tinkoff) a 30 seg.
3. Járlinson Pantano (Colombiano-IAM) a 36
4. Simon Geschke (Alemán-Giant) a 40
5. Bon Jungels (USA-Trek) a 40
6. Christophe Riblon (Francés-Ag2r) a 40
7. Daniel Teklehaimanot (Eritreo-MTN) a 53
8. Thomas de Gendt (Belga-Lotto Soudal) a1:00
9. Luis Ángel Mate (Español-Cofidis) a 1:22
10. Thomas Voeckler (Francés-Europcar) a 1:22
24. Vincenzo Nibali (Italiano-Astana) a 17:14
25. Alberto Contador (Español-Tinkoff) a 18:12
26. Bauke Mollema (Holandés-Trek) m.t.
27. Romain Bardet (Francés-Ag2r) m.t.
28. Chris Froome (Británico-SKY) m.t.
29. Alejandro Valverde (Español-Movistar) m.t.
30. Tejay Van Garderen (USA-BMC) m.t.
31. Robert Gesink (Holandés-Lotto Jumbo) m.t.
32. Nairo Quintana (Colombiano-Movistar) m.t.
91. Winner Anacona (Colombiano-Movistar) a 24:58
92. Julián Arredondo (Colombiano-Trek) m.t.
129. Rigoberto Urán (Colombiano-Etixx) a 30:36
140. José Serpa (Colombiano-Lampre) m.t.

General individual:


1. Chris Froome (Británico-SKY) 64:47:16
2. Nairo Quintana (Colombiano-Movistar) a 3:10
3. Tejay Van Garderen (USA-BMC) a 3:32
4. Alejandro Valverde (Español-Movistar) a 4:02
5. Alberto Contador (Español-Tinkoff) a 4:23
6. Geraint Thomas (Británico-SKY) a 5:32
7. Robert Gesink (Holandés-Lotto Jumbo) a 6:23
8. Vincenzo Nibali (Italiano-Astana) a 7:49
9. Bauke Mollema (Holandés-Trek) a 8:53
10. Warren Barguil (Francés-Giant) a 11:03
16. Járlinson Pantano (Colombiano-IAM) a 17:04
34. Rigoberto Urán (Colombiano-Etixx) a 1:03:12
87. Winner Anacona (Colombiano-Movistar) a 1:50:36
132. José Serpa (Colombiano-Lampre) a 2:24:30
140. Julián Arredondo (Colombiano-Trek) a 2:29:24
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.