Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/10/2017 9:01:00 PM

De trabajar en una ferretería a ser el jugador más caro de Sudamérica

La historia de Miguel Ángel Borja, quien fue transferido de Atlético Nacional a Palmeiras por una cifra millonaria, estuvo traspasada por la dificultad. Esta es su historia.

Bajo el sol abrazador propio de la ciudad de Cali, un joven de 16 años transitaba las calles con solo una idea en mente, salir adelante con su talento para el fútbol. Por eso pedaleaba un trayecto de más de 15 kilómetros ida y vuelta desde el Puente de los Mil Días hasta La Troja, en el que tardaba casi una hora cada día para poder entrenar en su escuela de fútbol, tarea agotadora teniendo en cuenta que debía practicar a la par de sus compañeros que no tenían que hacer todo este arduo recorrido.

Además, él debía cumplir con las obligaciones en una ferretería donde trabajaba para conseguir el dinero justo para sobrevivir en una ciudad extraña. Este un muchacho que se sentía extraño fuera de su natal Tierralta, Córdoba, pero que estaba dispuesto a superar cualquier dificultad con tal de cumplir su sueño.

Ocho años después, Miguel Ángel Borja superó todas sus expectativas y  es el protagonista de la  transacción más alta de la historia del fútbol colombiano. El mejor jugador de América fue transferido de Atlético Nacional a Palmeiras por 10,5 millones de dólares, que corresponden al 70% de sus derechos deportivos. Por lo que en realidad el traspaso está avaluado en US$ 15 millones, teniendo en cuenta que Nacional y en un menor porcentaje Cortuluá, mantienen el 30% del pase del jugador cordobés.

El camino de Borja hacía este gran logro no fue fácil. Su primera gran oportunidad terminó en una tremenda frustración. Cuando el artillero de 13 años estaba en la casa hogar del Envigado y creía que su oportunidad de llegar a ser profesional era una realidad, un malentendido hizo que el club envigadeño le retirará el apoyo y debió volver a Tierra Alta.

La segunda oportunidad la buscó en Cali, pero esta vez la situación era distinta a la vivida en el equipo naranja.  Él debía correr con sus gastos y su único apoyo era un tío que le había ayudado a conseguir un trabajo en una ferretería, y después de no pasar una prueba con el América, cada vez veía más lejos su objetivo de convertirse en futbolista profesional.

La vida le empezó sonreír a Miguel Ángel cuando conoció a César Valencia del Club Fútbol Paz. Él vio un delatero innato, con gran capacidad para definir y excelente técnica y valoró su deseo de salir adelante probado en los duros recorridos en bicicleta que debía hacer cada día por lo que decidió ayudarle con un cupo en un hogar para que no tuviera que seguir trabajando y solo se enfocará en el fútbol.

Al profesor Valencia le llamó la atención el anhelo de superarse del delantero que demostró a punta de trabajo duro y disciplina. “Miguel surgió con base al sacrificio. Él tenía un derroche de energía impresionante. Al final de los entrenamientos se quedaba entrenando solo, haciendo disparos al arco y mejorando su técnica”, afirmó uno de los mentores del goleador del fútbol colombiano en 2016.

La fama del jugador costeño fue creciendo y en el año fue contratado por el Deportivo Cali, club en donde estuvo por seis meses pero en el que solo pudo jugar un partido oficial. En el Cúcuta Deportivo se le presentó una nueva oportunidad de estar en un equipo profesional pero tampoco pudo tener mucho éxito y debió regresar al departamento del Valle.

Le recomendamos: Borja: el mejor jugador de América

El destino lo llevó al Cortuluá equipo en el que conoció a Ignacio Martán, que se convirtió en consejero de ahí en adelante.  Desde que se conocieron, ‘Papá Nacho’, como le dice cariñosamente el jugador, ha sido su soporte y le he ayudado en los momentos difíciles que ha atravesado en su carrera profesional.

La dificultades no han sido pocas pues que haya transitado por 8 equipos con solo 24 años demuestra que el camino de Borja hacía la gloria ha tenido varios tropiezos.

Con el equipo del corazón del Valle pudo consolidarse gracias a sus actuaciones en la segunda división por lo que fue convocado a la  Selección Colombia Sub 20 que participó en el campeonato Sudamericano sub 20 de Argentina 2013, logrando el tercer título en el campeonato continental para nuestro país y teniendo un gran rendimiento logrando 3 goles en el torneo.

Esta excelente actuación le abrió las puertas en la primera división, llegando a préstamo a La Equidad. Con el conjunto asegurador marcó 4 goles en 2 partidos llamando la atención de Livorno de Italia que se llevó el jugador a préstamo para la temporada 2013-2014.

En su debut en el viejo continente no contó con suerte y no pudo demostrar su capacidad goleadora en los ocho partidos que jugó y debió vivir el descenso de su equipo a la segunda división del Calcio. Su escaso suceso en su primera experiencia en el fútbol del exterior era  entendible teniendo en cuenta que era un joven de solo 20 años y el proceso de adaptación es complicado.

Pero Borja no se rindió y quiso demostrar que podía triunfar en el fútbol internacional yendo al Olimpo de Argentina. En este club tuvo mejores oportunidades de figurar y logró 3 anotaciones en 12 partidos disputados. Pero el equipo argentino no cumplió con sus obligaciones contractuales y el cordobés debía buscar nuevos rumbos.

Su nuevo destino fue Independiente Santa Fe en donde tuvo una campaña llena de altibajos. Con la escuadra cardenal tuvo 48 partidos en el año, con 21 titularidades, en los que logró una decena de  goles. Con el equipo cardenal logró su primer título a nivel internacional consiguiendo coronarse campeón de la Copa Sudamericana 2015.

El hambre de tener más continuidad llevó al jugador a protagonizar su propia historia del hijo prodigo y regresó a Cortuluá para el primer semestre de 2016, en donde sabía que iba a contar con más oportunidades de demostrar su vasto talento.

Le puede interesar: Nacional se arma para volver a estar entre los mejores del mundo

Martán lo recibió a pesar de que no es su costumbre tener jugadores que ya han pasado por el club. “Creo que cuando un jugador sale es porque va a triunfar y yo los recibo cuando ya están viejitos y chochos” señaló el presidente del Cortuluá.

Al momento de llegar a este acuerdo, ‘Nacho’ le pidió a su protegido que confiará en él y que “dejará de ser tan terco y resabiado”. Característica que no extraña en un muchacho que creció en un ambiente rodeado por la violencia. Tierralta, Córdoba fue una población dominada por paramilitares y una de las zonas en las que se vivió con mayor ferocidad la violencia producida por las bandas criminales que lucharon por los territorios que antes le pertenecieron a las Autodefensas.

Sin embargo Miguel Ángel siempre se mantuvo ajeno a esta clase de conflictos. Su fe como cristiano le ha servido para forjar una personalidad en la que su único interés era triunfar en la vida con su talento para el balón pie, habilidad que siempre le agradece a Dios.

El glorioso 2016

En Tuluá se pudo sentir como en casa y explotó. Borja marcó 19 goles en 21 partidos y rompió el récord de goleo desde que existen los torneos cortos, superando a Jackson Martínez que había establecido la marca anterior con 18 tantos.

Con estos números volvió a entrar en el radar de varios equipos importantes de América y Europa. Pero la decisión fue fácil para el delantero, que al ver el interés de Nacional no dudo en escoger al conjunto verdolaga para continuar su carrera.

El principal motivo por el que se decantó por el verde paisa fue poder contar con la conducción del técnico Reinaldo Rueda. Martán lo conocía a profundidad ya que fue el primero en darle la oportunidad de ser un técnico como profesional y sabía que con su gran conocimiento podía sacar lo mejor del artillero.

“Reinaldo Rueda es el mejor técnico de Colombia y de América. Había una confianza absoluta en que en las manos de Reinaldo, Miguel iba a triunfar. Además de tener la plataforma de Nacional que es muy importante y que iba a haber la oportunidad de participar en la Copa Libertadores”, señaló el dirigente sobre la elección del equipo luego de la gran campaña con el conjunto del Valle.

Puede leer: Reinaldo Rueda el cerebro detrás de la gesta de Nacional

En Atlético Nacional empezó a sumar éxitos de forma instantánea. Su debut con el conjunto paisa fue el juego de ida de la semifinal de la Copa Libertadores en el Estadio Morumbí. Borja se ganó el cariño de la hinchada ver en ese partido, pues logró los dos goles de la victoria, que prácticamente aseguró el paso a la final del equipo cafetero. En la vuelta volvió a concretar un doblete que determinó el regreso del equipo antioqueño a una final continental.

Luego de empatar 1 a 1 en el primer duelo de la final con Independiente del Valle. Borja se consagró frente a su hinchada al marcar el tanto del triunfo 1 a 0 en el partido definitivo que le dio el título de la Copa Libertadores al equipo antioqueño.

En la Copa Sudamericana volvió a demostrar su toda su casta goleadora y fue el goleador de la competencia con 6 anotaciones. Su mejor actuación fue en la semifinal con Curitiba cuando consiguió un triplete con el que su equipo obtuvo su cupo a su segunda final continental del año, final que no se pudo jugar debido al accidente aéreo que afectó al Chapecoense.

El jugador colombiano cerró el 2016 con 39 goles para ocupar un lugar entre los cinco mejores delanteros del mundo, junto a grandes nombres como Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Luis Suarez. Por toda sus resultados en esta temporada recibió el premio como el Mejor Jugador de América, que otorga el diario el País de Uruguay.

Además tuvo la oportunidad de participar en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 con la Selección Colombia Sub 20 y debutar en la Selección de mayores y hasta titularizar un partido de eliminatorias, que fue el duelo con Chile correspondiente a la jornada 11 del camino a Rusia 2016.

Durante la pretemporada hubo muchos rumores sobre supuestos destinos para el colombiano, siendo uno de los más fuertes su posible salida al cotizado fútbol chino. Borja, de 24 años,  descartó la posibilidad de irse a un equipo del gigante asiático, que estaba dispuesto a desembolsar 23 millones de dólares por su pase y pagarle de 6 a 7 millones de dólares al año. En cambio se conformó con la oferta del Palmeiras que le pagará 1,2 millones por temporada.

Martán dijo a Semana.com que esta decisión fue tomada por el jugador: “El piensa que en China no hay tanta visibilidad y si hace un gol no lo va a ver Colombia ni Europa. Además que no iba a tener mucha cercanía con la Selección. Pero en lo personal creo que si es buen jugador lo llaman hasta en la conchinchina”

Por el artillero preguntaron varios equipos importantes de Europa  como Manchester City, Manchester United, Leicester City, Juventus, Inter, Benfica entre otros. Sin embargo, la única que llegó por escrito a los directivos de Nacional fue la del Genova de Italia pero no llenó las expectativitas del club y el jugador.

Transferencia histórica

Esta es la transferencia más costosa desde la liga colombiana al exterior. La anterior había sido la de Marlos Moreno al Manchester City, en la que el club inglés pagó 11 millones de euros, cifra inferior teniendo en cuenta que Borja fue negociado por un valor total de 15 millones de dólares.

También es la más alta entre clubes de Sudamérica. Aunque antes hubo transacciones más costosas como las de Carlos Tévez o Javier Mascherano, en estas hubo grupos inversores involucrados y no fue directa entre los clubes.

Esta no era la primera ocasión en la que el ‘Verdao’ había manifestado su interés por Borja, al que le viende haciendo seguimiento desde hace dos años,  y la hinchada del club brasileño estaba muy ilusionada con la idea de que se concretará su llegada.

Los fanáticos del equipo de Brasil enviaron muchos mensajes por redes sociales en la que les exigían  a sus dirigentes la llegada del artillero colombiano, que tendrá la responsabilidad de ocupar el lugar de Gabriel Jesús, delantero titular de la Selección de Brasil que fue transferido al Manchester City, en el mercado de traspaso del invierno europeo.

El más reciente ganador del Premio al mejor de América también había mostrado su interés en llegar al club Alviverde, afirmando: ‘Mi familia está con la mente en Brasil y la maleta lista‘. Además publicó un video preguntando a su hijo a dónde debería ir.

Palmeiras cerró la llegada del delantero gracias a la ayuda de Crefisa, que es una aseguradora brasileña que contribuye con dinero para el club y ya ha permitido la llegada de Alejandro Guerra, Lucas Barrios, Thiago Santos y Dudu. Leila Pereira lidera esta compañía y busca ser la presidente del equipo en los próximos años.

Ahora solo queda esperar que el colombiano mantenga su extraordinario nivel y gané la apuesta que hizo en sí mismo pues el sueño del niño que iba en bicicleta por las calles de Cali sigue y este es solo una parte del camino para lograrlo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.