Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/08/26 13:14

Chaves cedió el liderato

El colombiano perdió seis segundos en un corte en los últimos kilómetros de la quinta etapa, y ahora es segundo en la general, a un segundo de Tom Dumoulin.

El ciclista colombiano del equipo Orica, Esteban Chaves, durante la quinta etapa de la Vuelta Ciclista a España. Foto: EFE

En la víspera de la alta montaña, el colombiano Esteban Chaves perdió el liderato de la Vuelta a España. El holandés Tom Dumoulin, del Team Giant, es el nuevo líder de la ronda ibérica, beneficiado por un corte de tiempo en el tramo final de la quinta etapa: Rota – Alcalá de Guadaíra, sobre 167,3 kilómetros, la cual fue ganada por el bólido australiano de 21 años, Caleb Ewan.

Sí, parece injusto desde todo punto de vista pero así son las cosas y el bogotano Esteban Chaves ya no defenderá la camiseta roja mañana, cuando llegue la montaña a la Vuelta. Chaves perdió 6 segundos con Dumoulin en la llegada, resignando su posición de líder de la carrera, y concretando una jornada agridulce para su equipo, que celebraba por la primera victoria del joven Caleb Ewan, y de paso lamentaba la pérdida del “maillot” rojo.

El corredor del Orica es ahora segundo de la general, a un segundo de Dumoulin, holandés de 24 años que por primera vez asume el primer lugar de una gran competencia. Dumoulin, campeón de Holanda en contrarreloj en 2014, y medalla de bronce en la misma especialidad en el Mundial del año pasado, había competido en la Vuelta de 2012, donde abandonó, y desde entonces no había regresado a la competencia.

“Estoy feliz, vestir esta camiseta es muy importante para mi carrera y para mi equipo. Adoro esta camiseta roja”, expresó el holandés, a quien apodan ‘La mariposa de Maastricht’.

La etapa se definió en los últimos 8 kilómetros, cuando el lote, tirado por los integrantes del Giant, con la colaboración del Movistar y el Tinkoff, logró neutralizar al último aventurero del día, Iljo Keisse (Etixx-Quick Step), quien junto a Antoine Duchesne (Europcar) y el etíope Tsgabu Grmay (Lampre-Merida), se había escapado en el kilómetro 20.

No fue fructífera la fuga, en medio de ese territorio florecido que bordea la Bahía de Cádiz y que tiene el aroma del Océano Atlántico. El implacable calor achicharró las aspiraciones de los tres “lobos solitarios”, que fueron cayendo uno a uno ante la trepidante persecución del pelotón.

Atrás quedaba entonces el magnífico paisaje roteño, y los viejos “enemigos del Quijote” daban la bienvenida a la región de Alcalá de Guadaíra, donde un dragón milenario, posado sobre el puente del río Alcalá, parecía escupir aún más fuego sobre los calcinados ciclistas, que ya habían soportado temperaturas de hasta 30 grados centígrados frente a las playas de Rota.

Con el lote compacto, todo se decidiría en el embalaje final. El sprint especial en la Avenida Diego Martínez Barrio, que recuerda a ese antiguo presidente de la Segunda República, un simple panadero con espíritu periodístico que se convirtió en adalid de esa región andaluza, probó las piernas de los “halcones peregrinos”, quienes afilaron sus garras antes de las curvas finales.

El portentoso Degenkolb no quería otra sorpresa y estaba dispuesto a jugársela de lejos. Por su parte, Peter Sagan, aunque hambriento de victoria, sabía que el cansancio acumulado por la batalla con Valverde el día anterior, le iba a pasar factura. En todo caso, el eslovaco se iba a jugar sus cartas, como siempre.

El encargado en lanzar al alemán, Lawson Craddock, aceleró el pedaleo a falta de un kilómetro. Degenkolb se colgó de su rueda, con la cabeza metida en el manubrio, como un guepardo enfurecido que acecha a su víctima. Simon Gerrans, del Orica, se habría espacio para acomodar a Caleb Ewan, un rebelde jovencito nacido en Sidney, acusado por Vincenzo Nibali de provocar la caída masiva de la tercera etapa.

Por su parte, Sagan, iba pegado de Rafal Majka, uno de esos ciclistas que, como Valverde, es multiusos.

La lucha estaba declarada, y en ese ring de ardiente asfalto sólo se les permitía el ingreso a los “jinetes” capaces de alcanzar velocidades de más de 500 watts de potencia. La última parte del recorrido presentaba una imperceptible tachuela que esperanzaba a Sagan, pero fue Degenkolb el que oprimió el “nitro” de su bicicleta, y tomó la ventaja de cara a la meta.

Sagan infló sus pulmones y se dejó lanzar por su atípica catapulta: Majka, y fue capaz de llegar a la rueda trasera del alemán, sin darse cuenta que, por el costado izquierdo, venía rodando un verdadero misil, Ewan, dispuesto a bautizarse en una de las grandes.

El australiano, como todo un caballo pura sangre, superó a sus dos impresionantes rivales y ganó con más de una rueda de ventaja. El chiquillo salía de su crisálida, abandonaba su vieja tarjeta de identidad y reclamaba su cédula de sprinter. En los ojos de los aficionados se leía claramente una leyenda: “hemos visto nacer a un gigante”. Degenkolb pasaba segundo, frustrado, y Sagan, más conforme, cruzaba tercero.

El ritmo feroz de los velocistas fue el culpable del corte que perjudicó a Chaves y le tumbó el liderato. Dumoulin, sin pensarlo, se quedaba con el “maillot” rojo, justo antes de la llegada de la montaña, pues la Vuelta ingresa a una seguidilla de etapas rompe piernas, cuatro en total, antes del primer día de descanso, y claro, antes de la temible jornada de Andorra.

Mañana, Córdoba-Sierra de Cazorla, de 200,3 kilómetros, etapa con dos premios de tercera categoría: alto de Baeza y Sierra de Cazorla, justo al final de la fracción. Luego, el viernes, Jódar – La Alpujarra, de 191,1 kilómetros, con un premio de tercera: Puerto de Blancares, y otro de primera: Alto de Capileira, 19 kilómetros con rampas de hasta el 14 % de dificultad.

El sábado, Puebla de Don Fadrique – Murcia, de 182,5 kilómetros. Una etapa de peligrosos descensos y dos premios de tercera categoría, ambos en el alto de Cresta, a menos de 20 kilómetros de la llegada.

El domingo, Torrevieja – Cumbre del Sol, de 168,3 kilómetros, con el alto de Puig Llorenca, de segunda categoría, y el premio especial en el Poble Nou de Benitatxell, dos obstáculos montañosos cortos, no superiores a los 4 kilómetros, pero con rampas durísimas de hasta el 19 %, una tortura.

El lunes, Valencia – Castellón, de 146,6 kilómetros, con Puerto de Oronet, de tercera, y alto del Desierto de las Palmas, de segunda. El martes se descansa en Andorra y, al día siguiente, “la matanza”, la etapa que muchos han marcado como “clave” para la general: Andorra la Vella - Cortals d´Encamp, de 138 kilómetros, con cuatro premios de primera categoría: Collada de Beixalis, Coll d’Ordino, Puerto de la Rabassa y Cortals de Encamp; uno de categoría especial: Coll de la Gallina; y otro de segunda: alto de la Comella.

Perdimos el liderato, Chaves pasó a ser segundo, pero terreno es lo que queda para que los “escarabajos” den la pelea y reclamen ese trono que les perteneció en 1987.

5ª etapa

1. Caleb Ewan (Australia-Orica) 3:57:28
2. John Degenkolb (Alemania-Giant) mt.
3. Peter Sagan (Eslovaquia-Tinkoff) mt.
4. Jean-Pierre Drucker (Luxemburgo-BMC) mt.
5. José Joaquín Rojas (España-Movistar) mt.
14. Leonardo Duque (Colombia-Team Colombia) a 2 segundos.
21. Esteban Chaves (Colombia-Orica) a 8.
23. Nairo Quintana (Colombia-Movistar) a 8.
24. Sergio Henao (Colombia-Sky) a 8.
38. Rodolfo Torres (Colombia-Team Colombia) a 16.
51. Carlos Julián Quintero (Colombia-Team Colombia) a 17.
70. Darwin Atapuma (Colombia-BMC) a 17.
77. Juan Pablo Valencia (Colombia-Team Colombia) a 35.
83. Alex Cano (Colombia-Team Colombia) a 43.
84. Brayan Ramírez (Colombia-Team Colombia) a 43.
91. Miguel Rubiano (Colombia-Team Colombia) a 43.
103. Fabio Duarte (Colombia-Team Colombia) a 1:02.
147. Walter Pedraza (Colombia-Team Colombia) a 2:18.

General

1. Tom Dumoulin (Holanda-Giant) 17:09:06.
2. Esteban Chaves (Colombia-Orica) a 1 segundo.
3. Nicolas Roche (Irlanda-Sky) a 16.
4. Daniel Martin (Irlanda-C.Garmin) a 25.
5. Alejandro Valverde (España-Movistar) a 29.
6. Daniel Moreno (España-Katusha) a 31.
7. Christopher Froome (Reino Unido-Sky) a 35.
8. Joaquim Rodríguez (España-Katusha) a 36.
9. Nairo Quintana (Colombia-Movistar) a 37.
10. Fabio Aru (Italia-Astana) a 48.
11. Mikel Landa (España-Astana) a 52
12. Mikel Nieve (España-Sky) a 52.
13. Tejay Van Garderen (USA-BMC) a 56.
14. Domenico Pozzovivo (Italia-Ag2r) a 59.
16. Sergio Henao (Colombia-Sky) a 1:07.
30. Darwin Atapuma (Colombia-BMC) a 2:36.
36. Rodolfo Torres (Colombia-Team Colombia) a 3:14.
43. Miguel Rubiano (Colombia-Team Colombia) a 4:32.
50. Alex Cano (Colombia-Team Colombia) a 7:27.
52. Juan Pablo Valencia (Colombia-Team Colombia) a 7:30.
83. Leonardo Duque (Colombia-Team Colombia) a 13:57.
86. Carlos Julián Quintero (Colombia-Team Colombia) a 14:49.
126. Fabio Duarte (Colombia-Team Colombia) a 21:18
132. Brayan Ramírez (Colombia-Team Colombia) a 22:13.
135. Walter Pedraza (Colombia-Team Colombia) a 22:36.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.