Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/04/29 10:21

Las contradicciones de Zidane con James

En cada declaración pública, Zidane aplaude la dedicación del cucuteño. Sin embargo, en los últimos partidos apenas lo ha puesto a jugar. ¿Qué pasa?

James Rodríguez ha dejado de ser hasta la segunda opción de cambio para el técnico Zidane. Foto: EFE/Emilio Naranjo

“Todos los míos son importantes”, fue lo que respondió Zinedine Zidane en la previa del encuentro contra la Real Sociedad, cuando le preguntaron si le daría un “cariño especial” a James y a Isco en el duelo de este sábado.

“Le doy importancia a todos, también al que juega menos. Son dos importantes en el equipo. Se entrenan muy bien. Se dicen muchas cosas porque juegan menos, pero al final cuando juegan lo hacen bien”, complementó el entrenador francés, en unas nuevas palabras defensivas respecto al ‘10’ del Real Madrid y el malagueño Isco, dos de los jugadores que apenas han visto minutos en este tramo de la temporada.

Cada vez que el francés es cuestionado por el papel de James, el técnico alaba las capacidades y la disposición del cucuteño. Pero en el campo de juego, la realidad es otra. En los últimos partidos, ha quedado demostrado que James no es ni la tercera opción de Zidane, relegado a la banca en lugar de Lucas Vásquez y Jesé.

Zidane ha dicho en pasadas ocasiones que James es una parte importante del equipo, sin embargo, en los momentos en que se ha necesitado un cambio que replantee un duelo complicado, el francés ha optado por meter en el campo a otros jugadores.

También, como los técnicos anteriores, Zidane es recio a mantener a la BBC (Benzemá, Bale y Cristiano) en el frente de ataque, pero ha preferido ser más conservador en el mediocampo, teniendo en su alineación predilecta a Kroos, Modric y Casemiro, ambos equilibrados, en lugar de la explosividad que pueden aportar James o Isco. Sin embargo, ese estilo de juego le ha dado éxito. Zidane ha cosechado resultados importantes y ha mantenido la efectividad en el ataque, al punto de que el técnico que vino a apagar el incendio que dejó Rafa Benitez, está a punto de pasar a la final de la Champions y podría coronarse campeón de la Liga.

En lo que va de la temporada, James ha jugado 15 partidos como titular y ocho como suplemente por Liga Española. Números que se distancian mucho del año pasado, en que el ‘10‘ jugó casi 30 encuentros. En Champions League sus números son más tristes, con solo tres juegos como titular y ninguno en la fase definitiva de la competición. Pero sus cifras más negativos las ha vivido en este tramo final de la temporada, donde apenas ha jugado unos cuantos minutos, quedándose en el banquillo en algunos de los duelos claves de la temporada, como ante el Barcelona o el Manchester City. En los últimos 10 partidos, el cucuteño se ha quedado en tres ocasiones sin ser usado por Zidane, en dos partidos salió a la cancha después del minuto 70 y en otras dos ocasiones fue sustituido en el segundo tiempo. Es decir, dos terceras partes de los minutos los ha pasado sentado en la banca. 

Mucho se ha rumorado sobre la situación de James en el Real Madrid. Medios españoles han señalado que el cucuteño se muestra displicente en los entrenamientos y que incluso ha sido pillado in fraganti hablando mal de su técnico. Algunos se han aventurado a decir que James estaría buscando nuevos rumbos para la próxima temporada.  

Pero todo parece indicar que este sábado el ‘10’ del Real Madrid tendrá una nueva oportunidad de demostrar que puede ofrecerle algo al conjunto ‘merengue’. Ante las bajas de Cristiano Ronaldo y Benzemá por lesiones, Isco y James están llamados a ocupar un rol clave en el tablero de Zidane.

El Real Madrid afronta este sábado quizás el duelo más difícil en el tramo final por la Liga Española. Jugará en Anoeta, el campo donde la Real Sociedad venció a principios de mes al poderoso Barcelona, precediendo el afloje que hizo que el equipo ‘culé’ cediera una decena de puntos que ahora tiene a la liga a todo calor.

El técnico Zinedine Zidane sabe de los problemas que le puede causar el conjunto de San Sebastián. De ceder puntos el sábado, el Real Madrid podría ir despidiéndose de la Liga.

“Es un encuentro complicado. Vi muchos partidos de la Real, sabemos que será difícil. Tendremos momentos complicados, lo sabemos”, se refirió el técnico francés en la previa del encuentro.

De tener un rol protagónico este sábado, James se reivindicaría con un equipo que en su segunda temporada parece quedarle grande, contrario a la gran campaña que hizo en su primer año como jugador de la ‘casa blanca’, en la que recibió todo tipo de elogios por la prensa y la hinchada. Incluso, podría promover un cambio en el ajedrez de Zidane, quien aún no tiene claro si podrá alinear a Cristiano y a Benzemá en la vuelta contra el Manchester City.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.