Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2008/11/05 00:00

Con Maradona, Argentina inicia su gran telenovela deportiva

Con Maradona, Argentina inicia su gran telenovela deportiva

Apenas iniciada su aventura al frente de la selección de Argentina, Diego Maradona ya que dejó su primera estela de conflicto.

Afecto al "aquí mando yo", Maradona hizo caso omiso al anuncio de la Asociación Argentina de Fútbol (AFA) de que sus asistentes serían Sergio Batista y José Luis Brown, sus compañeros de gloria en el mundial que la albiceleste ganó en México en 1986 con Carlos Bilardo como técnico.

"Yo busco lealtad absoluta en mi cuerpo técnico, que sean de fierro, que estén para trabajar y que acepten órdenes de la cabeza, que soy yo", dijo Maradona el martes cuando asumió flanqueado por el presidente de la AFA Julio Grondona y por Bilardo, ahora manager de la selección.

¿Batista y Brown no son leales?

La página oficial de la AFA había anunciado que Batista-Brown serían los "técnicos asistentes" de Maradona, pero ninguno de los dos estuvo presente en esa ceremonia y Maradona ni siquiera los nombró. Batista-Brown no hicieron declaraciones.

El "10" aparentemente no los quiere, principalmente al "Checho" Batista, porque intuye que una vez a su lado su meta sería desplazarlo del poder. Batista cobró prestigio cuando dirigió al seleccionado que ganó el oro olímpico en Bejing 2008.

Maradona entiende que su amigo y representante Alejandro Mancuso podría ofrecerle lealtad, en una dupla junto con Oscar Ruggeri, otro campeón mundial de 1986. Maradona dio a conocer su preferencia por Mancuso-Ruggeri días antes de asumir formalmente.

Lo de Mancuso suena razonable que lo quiera a su lado. Pero es llamativo que haya apelado a Ruggeri, con quien mantenía una pública enemistad y sin indicios de que hayan limado asperezas.

Resulta poco probable que el "Cabezón" Ruggeri desembarque en la AFA porque Grondona no lo puede ni ver. En varias oportunidades, Ruggeri lanzó frases despectivas hacia el hombre fuerte del balompié nacional y vicepresidente de la FIFA.

La Nación dice que a raíz del episodio con sus ayudantes, Maradona "se presentará desacreditado frente a sus dirigidos".

"¿Con qué autoridad pregonará valores que acaba de desobedecer para desarticular el cuerpo colegiado que Grondona quería que integre con Batista y Brown?", destaca ese diario.

"Entre deslealtades y celos de cartel, los supuestos abanderados de la mística del 86 no se pusieron de acuerdo", agrega. "Un pésimo ejemplo si el proyecto de Maradona es refundar desde la fraternidad".

El deportivo Olé dijo que "Diego ganó la batalla pero no la guerra: la AFA no cumplió con lo que prometió en la invitación previa y el único que estuvo en la foto fue Maradona".

Olé dedica el tema Maradona en tono abiertamente opuesto hacia su gestión, en respuesta a un pedido expreso de Bilardo a los periodistas para que "criticaran sin piedad".

Su título de primera plana es "Así no vamos al mundial" y en otro subtítulo destaca que "Diego no quiso decir cómo juegan sus equipos. Será que ni él sabe...".

Maradona iniciaba este miércoles una gira por Europa para hablar con algunos astros que integrarán el equipo que jugará el 19 de noviembre un amistoso como visitante ante Escocia, entre ellos su yerno del Atlético de Madrid, Sergio Agüero.

Para Maradona no hay amistosos que valgan.

"Amistosos juegan otros equipos", dijo el "10" cuando el martes empezaba a leer la nómina de convocados para ese partido y en el papel decía "Amistoso con Escocia".

"Mis jugadores tienen que jugar a muerte y ganarse la convocatoria en cada partido", dijo un implacable Maradona, con su verborragia aún sin funcionar a pleno.

Todo parece indicar que Maradona-Bilardo será una dupla ocurrente y divertida, que dará que hablar dentro y fuera de las canchas.

Además de ser tremendamente exitosos en el fútbol, los dos se lucieron en la TV.

Maradona se destacó en 2005 como conductor en el ciclo "La noche del 10", que incluyó a invitados como su archienemigo Pelé.

Ese mismo año, el actual manager de la selección fue la figura central de un comedia llamada "Lo de Bilardo", en la que hacía de sí mismo, pero rodeado de una familia y amigos de ficción.

Al igual que el de Maradona, su programa solía terminar a toda orquesta porque lo amenizaba un grupo musical diferente.
 
Con información de AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.