Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/29/2009 12:00:00 AM

Con más pena que gloria

Todos los equipos colombianos quedaron eliminados en la primera fase de la Copa Libertadores, como si ya fuera costumbre salir temprano de la importante competencia continental. Andrés Morales analiza para Semana.com si se debía esperar una participación diferente.

Chicó era la última carta que le quedaba al fútbol colombiano para seguir con vida en la Copa Libertadores. Para pasar a la segunda ronda, le bastaba con empatar ante Gremio de Porto Alegre en Brasil, o incluso podía perder, mientras que Universidad de Chile no le ganara a Aurora en Bolivia. Se dieron todos los resultados contrarios: Chicó perdió fácil, 3-0 con Gremio y Universidad de Chile le ganó 2-1 a Aurora. La ilusión terminó.

Esta frustración se sumó a la eliminación de Medellín la semana pasada y a la de América de Cali, incluso, unas semanas más atrás. ¿Por qué este nuevo fracaso? ¿Los equipos tenían con qué llegar a las finales?

Este año, la Copa Libertadores pareció ser más una carga que un premio para los mejores equipos colombianos de 2008. Ni Medellín, ni America, ni Chicó hicieron una sola contratación de peso que reforzara sus nominas con miras a la Copa. Hicieron todo lo opuesto, salieron de sus principales jugadores.

Medellín transfirió a Omar Pérez (su principal figura) y a Juan Carlos Quintero (jugador de experiencia) a Santa Fe. Y América hizo lo propio con el arquero Adrián Berbia (definitivo en el campeonato americano del Clausura 08, jugando hoy en el Junior) y con Pablo Armero (jugador de Selección, que pasó al Palmeiras de Brasil).

Los equipos prefirieron jugársela con lo que les quedaba y no invirtieron un peso en jugadores que marcaran la diferencia o que tuvieran talla internacional. Pretendieron jugar el torneo colombiano 2009 y la Copa Libertadores con la misma nomina de quince jugadores. Esta fue una primera clara señal: los equipos colombianos fueron con la simple intención de participar en la Copa Libertadores, no de ir a protagonizar.

Para completar, la Copa no sirvió para descubrir nuevos talentos, ni para consolidar a jugadores prometedores. Jackson Martínez, delantero del Medellín, ilusionó con los tres goles que le hizo a Peñarol de Uruguay en la eliminatoria pre Libertadores y que en definitiva metió a los paisas en la fase de grupos. La actuación de Martínez no pasó de ahí y dejó de ser protagonista. Las estrellas de los demás equipos también quedaron en deuda. Adrián Ramos (delantero de América) fue irrelevante y Miguel Caneo (creador de Chicó) no mostró la jerarquía que se esperaba.

Mención especial merece el desempeño del arquero de América, Julián Mesa. Tuvo la difícil responsabilidad de reemplazar a Adrián Berbia esta temporada y su debut no pudo ser peor. En los dos partidos que atajó contra Sao Pablo, Mesa resultó ser el mejor delantero del equipo brasilero: se hizo tres goles imperdonables.

Pero más allá del juego individual, los equipos en general se vieron muy limitados. Sin ideas, sin profundidad, sin variantes, y por supuesto, lo que es una constante en el fútbol colombiano, sin gol. En una de las Copas Libertadores más mediocres de los últimos años, los equipos colombianos fueron notablemente inferiores a lo brasileros. Gremio y Sao Pablo, únicos rivales de real renombre internacional, revivieron la diferencia de fútbol que había entre uno y otro país, treinta años atrás.

Hoy, nuestro fútbol, en selecciones y equipos, solo compite con el venezolano, el ecuatoriano, el boliviano y el peruano. No es casualidad que muchos equipos colombianos hayan hecho su pretemporada de enero contra el Barcelona de Guayaquil o con Universitario de Deportes de Perú, el uno ni siquiera fue a Copa y el otro también quedó eliminado en primera ronda.

Ahora, los equipos nacionales vuelven a concentrarse en la triste realidad del torneo local. Medellín ya está eliminado de los cuadrangulares, América con un pie afuera y Chicó sigue en la pelea. Tal vez, este es el único torneo para el nivel de los equipos colombianos. Parece ser, que de ahora en adelante, la Copa Libertadores solo queda reservada para que los hinchas colombianos la sigan por televisión.


Resultados de los equipos colombianos en la Copa Libertadores 2009

América
Defensor Sporting – América 1-0
América – Sao Pablo 1-3
América – Medellín 1-1
Medellín – America 0-0
América – Defensor Sporting 0-0
Sao Pablo – América 2-1

Chicó
Aurora – Chicó 0-3
Chicó – Gremio 0-1
Chicó – Universidad de Chile 3-0
Universidad de Chile – Chicó 3-0
Chicó – Aurora 2-1
Gremio – Chicó 3-0

Medellín
Sao Pablo – Medellín 1-1
Medellín – Defensor Sporting 0-0
América – Medellín 1-1
Medellín – América 0-0
Medellín – Sao Pablo 2-1
Defensor Sporting – Medellín 4-3


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.