Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/09/04 00:00

Si Brasil toca el cielo, Argentina cae al infierno

Siempre fue una enemistad histórica, pero esta vez la realidad la exacerbó aún más: Si Brasil le gana el sábado a Argentina habría estampado su firma para ingresar al mundial de 2010 y de paso dejará a su archirrival en pánico total.

Dunga, técnico de Brasil y Maradona, técnico de Argentina Foto: AP

El deseo de victoria se asoma incontrolable cuando ambos se vean las caras, ya que más que los tres puntos lo que está en juego es el orgullo de dos gigantes del fútbol, que con astros como Lionel Messi y Kaká se medirán por las eliminatorias mundialistas.

"Argentina y Brasil siempre fue un partido aparte y este no será la excepción", dijo Messi, de 22 años, quien se perfila como el mejor jugador del mundo de 2009 tras haber ganado cinco títulos en los últimos cuatro meses con el Barcelona, entre ellos la liga española y la Liga de Campeones.

Kaká (Real Madrid), de 27 años y rey del balompié en 2007, subrayó que "este partido cuenta con la presión y motivación de todas las épocas".

Cinco veces campeón mundial, Brasil lidera la eliminatoria con 27 puntos, uno más que Chile y tres más que Paraguay, que marcha tercero, con lo cual una victoria lo dejaría virtualmente clasificado porque luego restarían solo nueve unidades en juego.

Argentina, dos veces campeón, marcha cuarta con 22 puntos y si pierde quedaría en las fauces de Ecuador (20) y Uruguay (18). Los cuatro primeros se clasifican en forma directa y el quinto jugará un repechaje con el cuarto de la CONCACAF.

"Vamos a salir a ahogar a Brasil, a salir a buscarlo, meterlo en un arco", aseguró el técnico de Argentina, Diego Maradona. "A Brasil le tengo respeto, tienen grandes jugadores y es un gran equipo, pero buscaremos atacarlos por todos lados".

Para cumplir con esa táctica osada, Maradona confía en el talento de Messi al lado de su escudero Carlos Tevez (Manchester City), con Javier Mascherano (Liverpool) plantado en el medio y Juan Sebastián Verón (Estudiantes) repartiendo el juego.

"La idea nuestra es no volvernos locos y tratar de estar organizados para no cometer errores en defensa", dijo el capitán Mascherano.

Brasil también tiene una dupla de lujo con Kaká y Robinho (Manchester City) y un Felipe Melo (Juventus) que sin estridencias reparte muy bien el juego. Por la derecha, Maicon (Inter) sube como una locomotora y en el arco está Julio César (Inter), a quien Maradona acaba de describir como "el mejor del mundo" en su puesto.

Pero lo táctico podría quedar de lado si en ambos bandos prevalece las invocaciones a la garra y a la lucha.

"Vamos a querer comerlos (a Brasil) dentro de la cancha", dijo Tevez. "Nosotros en lo único que pensamos es en ganar porque otro resultado no nos sirve y ellos van a venir con un poco de temor".

Para estar a tono con el clima de fricción que se anticipa, el capitán brasileño, Lucio (Inter), dijo: "La provocación siempre va a existir en un Argentina-Brasil, pero es en el campo de juego donde hay que demostrar lo que se ha trabajado".

Y el defensor Juan (Roma) dijo: "Nosotros somos una espina en la garganta de Argentina y debemos sacar provecho de ello", aludiendo a las victorias brasileñas sobre su archienemigo en las finales de la Copa América de 2004 y 2007 y en la definición de la Copa Confederaciones de 2005 (Alemania).

En un duelo con casi 100 años de historia, la página de la FIFA totaliza 92 partidos y una ventaja de un triunfo para Brasil: 35 a 34. Argentina dice que hay empate y Brasil que esa diferencia es superior.

El partido se jugará desde las 21.30 (0030 GMT) en el estadio de Rosario Central, en esta ciudad a unos 300 kilómetros al noroeste de la capital argentina, que lucirá desbordante con unas 40.000 personas.

Maradona prefirió dejar de lado la tradicional cancha de River Plate, en Buenos Aires, alegando que el césped estaba en mal estado y que el aliento del público casi no se sentía, como sí ocurriría en el Gigante de Arroyito por la cercanía de las tribunas al campo de juego.
___

Probables alineaciones:

ARGENTINA: Mariano Andújar, Javier Zanetti, Nicolás Otamendi, Sebastián Domínguez, Gabriel Heinze, Maxi Rodríguez, Javier Mascherano, Juan Sebastián Verón, Jesús Dátolo, Lionel Messi y Carlos Tevez.

BRASIL: Julio César; Maicon, Lucio, Luisao, André Santos, Elano, Gilberto Silva, Felipe Melo, Kaká, Robinho y Luis Fabiano.

Arbitro: Oscar Ruiz (Colombia).
 
 
Por VICENTE L. PANETTA
ROSARIO, Argentina (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.