Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/03/13 00:00

Fórmula 1, entre la nostalgia y la innovación

La Fórmula 1 (F1) es tan consciente de su historia que no puede avanzar sin mirar hacia atrás. Este fin de semana arranca el nuevo campeonato.

Fórmula 1, entre la nostalgia y la innovación Foto: AP

El nuevo campeonato que comienza este fin de semana en Bahréin está marcado por las novedades técnicas, pero también (y en el ánimo popular mucho más) por el retorno de Michael Schumacher y el equipo Mercedes.

Este contrapunto entre la tradición y la innovación, típico de la F1 en el aspecto técnico, también se manifiesta este año en el plano humano.

Schumacher es el piloto más laureado de la historia de la categoría, mientras que Mercedes ha sido protagonista en diversas categorías desde los albores del automovilismo.

Ese doble retorno, así como la presencia simultánea, en coches de punta, de cuatro campeones del mundo (Schumacher en Mercedes, Jenson Button y Lewis Hamilton en McLaren y Fernando Alonso en Ferrari) y la eliminación de la carga de combustible en carrera (los autos sólo se detendrán para cambiar neumáticos y corregir ángulos de alerones), son las novedades más llamativas esta temporada.

La nostalgia también registra el retorno de un apellido célebre: Bruno Senna, sobrino de Ayrton, tripulará uno de los bólidos de un nuevo equipo, Hispania Racing.

En las prácticas...

Las prácticas de la pretemporada dejaron la impresión de que Ferrari, McLaren y Red Bull eran los autos más rápidos, un pelo por delante de Mercedes, pero los comentaristas destacan que esta impresión previa puede resultar engañosa, ya que el rendimiento depende, entre otras cosas, de la carga de combustible, un dato que no siempre se conoce con certeza.

José Miguel Pinochet, de BBC Mundo, cree que la clave pasa, más que otros años, por el equilibrio entre la habilidad del piloto y la calidad del diseño.

"Los autos partirán muy cargados y el piloto deberá ser muy prolijo", dijo, "para conservar sus gomas y estar en condiciones de rematar la carrera en la parte final, cuando surgirán las diferencias".

Este equilibrio entre habilidad y calidad de diseño será muy importante en circuitos calurosos, que acentúan el desgaste de los neumáticos.

Pinochet destaca, en este sentido, la habilidad de Alonso, el nuevo piloto de Ferrari, un equipo que invierte mucho en desarrollo.

Pilotos relativamente bruscos, como Hamilton, estarán en desventaja, ya que podrían gastar más sus neumáticos y comprometer sus posibilidades en el cierre de la carrera, cuando los autos estarán más livianos y con mayores posibilidades de adelantamiento.

Nadie sabe en qué condiciones retorna Schumacher. Es un atleta, obsesionado con su estado físico, pero el tiempo es implacable: tiene 41 años y no es lo mismo jugar al fútbol sala con los amigos que pilotar un bólido a más de 300 kilómetros por hora, en pugna con jovencitos que no medirán los riesgos, en particular si es para superar a "un viejo".
La estrategia importa

Los autos cargarán en la salida 240 kilos de combustible, o sea cien kilos más que el año pasado. La mayor parte de este peso caerá sobre el eje trasero, de modo que los equipos deberán recargar aerodinámicamente el tren delantero, para evitar que el auto se desequilibre en las curvas.

A medida que consuma el combustible, cambiará el equilibrio, que deberá ser reajustado con alteraciones en los ángulos de alerones.

Todo esto enfatiza la importancia de la estrategia.

Joan Villadelprat, un experto catalán de prolongada trayectoria en la F1 (trabajó en McLaren, Tyrrell, Benetton y Prost), advierte que este año no tendrán importancia los factores que el año pasado resultaron decisivos.

"Todas las escuderías han aplicado el doble difusor y lo han sofisticado. La prohibición de repostar ha obligado a los ingenieros a modificar toda la estructura del monoplaza, que será 20 centímetros más largo este año".

Los expertos también destacan la importancia estratégica de otros detalles del reglamento, en particular la norma de que los autos deberán partir con los mismos neumáticos que utilizaron al marcar el mejor tiempo.

Esto tiene importancia porque el deseo de un buen puesto de largada debe combinarse con el cálculo para conservar gomas y combustible.

En estas condiciones, tal vez sea mejor largar tercero con gomas duras que segundo o primero con gomas blandas. Pero esto se aclarará con la experiencia sobre la marcha.
Un arranque exigente

Este año la F1 arranca en Bahréin, en vez de Australia, el escenario inicial acostumbrado en los últimos años.

Miguel Ángel García, el experto de Marca, dice que el nuevo circuito de Sakhir, en Bahréin, casi 900 metros más largo, con ocho nuevas curvas, será muy exigente con los frenos y por consiguiente con los neumáticos.

El estado de los neumáticos preocupa a todos: además de las diferencias de peso sobre ambos ejes, ya mencionadas, se debe tener en cuenta que las gomas delanteras son este año 2,5 centímetros más angostas, lo cual significa mayor calentamiento y un desgaste más rápido.

Además de la "mano" del piloto, esto realza la importancia del ajuste de los alerones durante las escalas, que durarán entre 3 y 5 segundos.

"Te equivocas en un cuarto de vuelta a la manivela y puedes perder una décima por vuelta", dijo recientemente Button.

McLaren sólo contó con un alerón delantero ajustable en su última práctica de pretemporada, dijo Button.

Si esto ocurrió con McLaren, un equipo rico y experimentado, qué podrían decir los nuevos equipos, como Hispania y Virgin, para los que todo es nuevo y llegan con el cinturón apretado hasta el último agujero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.