Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/2013 12:00:00 AM

4G: las cuentas de los operadores

Tras conocerse las duras condiciones para participar en la subasta las compañías analizan si pujarán o no.

El Gobierno presentó esta semana las condiciones para participar en la tecnología del 4G o internet móvil de alta velocidad, una de las licitaciones más esperadas de los últimos años y que implicará una nueva batalla en la telefonía celular. Con las nuevas reglas de juego y la definición del precio base las compañías comenzaron a hacer cuentas para decidir si participan o no en este proceso.

Y es que un año después de haber sido anunciado, de presentar tres borradores y de ocho debates en el Congreso, el Ministro de las Tecnologías de la Información, Diego Molano, y el director de la Agencia Nacional del Espectro, Óscar León, revelaron el precio base para participar en la puja, cifras que eran muy esperadas por el sector. En total se subastarán 225 megahertz (Mg) divididos en 7 bloques para tecnología 4G y un bloque para 3G, en las bandas 2.500 (Mg), que requieren más inversiones e instalación de torres, y en la AWS, que es la más apetecida por los operadores por su mayor alcance y cobertura.

Cada operador no podrá quedarse con más de 30 Mg y podrá participar en cualquiera de las dos bandas. Sin embargo, debido a la posición dominante de Claro, que tiene el 62 % del mercado de telefonía móvil, con 34 millones de usuarios, el gobierno limitó su participación sólo en la banda de 2.500 mg.

Si Claro quiere entrar en la puja, tendrá que pagar como precio base 118.900 millones de pesos, que ya incluye el valor de una prima adicional que cobra el gobierno a las compañías que están instaladas desde hace varios años en el país. Tigo, Movistar, UNE, si quieren presentar ofertas en la banda AWS tendrán que pagar un precio base de 193.600 millones de pesos (incluye el valor de la prima).

Pero estas cifras pueden subir sustancialmente, se podrían duplicar o triplicar, por las mayores inversiones que deben hacer con el fin de masificar el internet. El ministro Molano insiste en que como el objetivo del gobierno es que haya mayor justicia en cobertura y que se llegue a las regiones más apartadas del país. “El que quiera tener el mercado pulpito, el de las grandes ciudades, también debe llegar a los municipios más pequeños”, dice.

Para ello se obliga a que las compañías que operan en el país suministren computadores o tabletas y el servicio de internet con precios competitivos a un millón de niños y profesores de las escuelas públicas del país. A mayor participación en el mercado, mayor será el número de computadores o tabletas que deben ofrecer. Como Claro tiene el 62 % deberá tener disponibles 620.000 aparatos, Movistar alrededor de 240.000 y Tigo 130.000.

Adicionalmente, las compañías ya establecidas en el país deberán llegar por lo menos a 1.072 municipios del país, de manera proporcional al número de usuarios que tengan. Claro es el que tiene el mayor número de clientes, por eso tendrá que llegar a un mayor número de municipios. Sin embargo, para la compañía este requisito no es un problema porque ya está presente en buena parte del territorio nacional. En donde sí deberá hacer grandes inversiones es en la instalación de torres porque mientras en la banda AWS se requiere una torre cada determinados metros, en la banda de 2.500 mg. se necesitan 8 torres para cubrir la misma distancia.

Julián Cardona, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem), destacó las nuevas condiciones de la subasta porque permitirán una mayor competencia pero expresó su preocupación porque los altos precios que deben pagar las empresas por esta nueva tecnología se traduzca en mayores tarifas para los usuarios.

Y es que las operadoras que participen en el proceso deberán, además, pagar de contado, compartir infraestructura con las operadoras entrantes, no vender el espectro asignado en los primeros cinco años, mejorar la calidad del servicio y no hacer ofertas comerciales que restrinjan la competencia, como por ejemplo, regalar teléfonos o tabletas para amarrar a los clientes.

A pesar de estas restricciones Claro está dispuesta a participar y en un comunicado dijo que “recibe con beneplácito que el país avance rápidamente en este proceso que contribuirá en la prestación de servicios de mayor calidad”. Y es que la compañía del millonario mexicano Carlos Slim, tiene una chequera abultada teniendo en cuenta que sus ingresos por ventas superan los 8 billones de pesos.

Movistar, la segunda operadora de telefonía del país, con una participación de mercado del 24 por ciento, está echando números para saber cómo jugará en este proceso mientras que UNE está a la espera de la aprobación de su fusión con Tigo, que tiene el 13 % del mercado y que es de propiedad de la multinacional Millicom. UNE es el único operador del mercado colombiano que tiene la tecnología 4G, pero en la banda de 2.500 mg. Su participación es muy baja, ya que no llega al uno por ciento por lo necesita de un socio estratégico para crecer. UNE y Tigo pueden participar de manera separada en la subasta.

Pero como el gobierno quiere que haya mayor competencia en servicios y tarifas fijó otras reglas de juego para las nuevas compañías que también estén interesadas en ofrecer este servicio. En fila están Avantel, Direct TV, la mexicana TV Azteca, Entel de Chile, la ETB, Emcali y Korean Telecom, entre otras.

Para estas y otras compañías que quieran entrar al proceso el gobierno reservó dos bloques, uno en la banda de 2.500 mg. con un precio base de 76.000 millones de pesos y otro en la AWS con un valor de 105.400 millones de pesos. La operadora que resulte ganadora no tiene que pagar ninguna prima adicional y podrá llegar a las 50 ciudades más grandes del país.

Con estas cifras en la mano y con las obligaciones que fija el gobierno, las compañías que operan en el país y las que aspiran a incursionar en este mercado tienen hasta el próximo 16 de abril para presentar sus solicitudes y definir si se van solas o si hacen alianzas estratégicas.

Lo cierto es que muy pocas querrán quedarse por fuera de este jugoso mercado, que es el negocio del futuro ya que cada vez un mayor número de usuarios demandan servicios de datos. Con la tecnología 4G se podrá descargar en los aparatos móviles toda clase de datos, videos, se podrá hacer videoconferencias, educación a distancia, entre otros.

El próximo 26 de junio cuando se destapen los sobres cerrados con las propuesta se sabrá quienes se quedaron con la tecnología 4G y cuánto pagaron por ella.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.