Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/10/2016 3:34:00 PM

La revolución de los acueductos

Para garantizar el acceso de millones de colombianos al agua potable y saneamiento básico, el sector cuenta con inversiones por más de 7 billones de pesos. Toda una revolución.

En muchas regiones del país tener acueducto era un sueño que sus pobladores creían imposible y que solo quedaba en promesas electorales. Y muchas personas no entendían cómo Colombia, siendo un país rico en recursos hídricos, era tan pobre en el suministro de agua potable, así como en los servicios de alcantarillado y aseo.

Lo paradójico es que durante décadas la Nación invertía cientos de miles de millones de pesos en solucionar estos problemas, pero al final en muchos municipios el agua y el saneamiento nunca llegaba a los usuarios. Las causas de la falta de efectividad iban desde la dispersión de las inversiones, los modelos de contratación y el poco nivel de ejecución de las obras, hasta graves casos de corrupción.

Los pocos proyectos que avanzaban, lo hacían lentamente y no seguían planes maestros que tuvieran en cuenta un conocimiento real de las necesidades de inversión del sistema en su conjunto, más allá de obras puntuales que no solucionaban los problemas y que no identificaban lo que requerían los pueblos y ciudades para el acceso a los servicios de acueducto y alcantarillado. Los habitantes de Sahagún, Riohacha, Carmen de Bolívar o Quibdó, solo por citar algunos casos, seguían sin agua potable a pesar de inversiones hechas en el pasado. El gobierno de Juan Manuel Santos sabía que había que hacer algo revolucionario ante este panorama. Por eso se dio a la tarea de reorganizar el sector y realizar modificaciones de tipo normativo, regulatorio y un cambio clave en los modelos de contratación que garantizaran realmente a los colombianos el acceso al agua potable y al saneamiento básico.

Esta labor fue encomendada al vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien hoy en día trabaja rigurosamente con la ministra de Vivienda, Elsa Noguera, en implementar y desarrollar una política para el sector; esta incluye desde procesos de planeación hasta la asignación de recursos de la Nación por más de 4 billones de pesos, con los que se han podido impulsar planes maestros y sacar adelante numerosos proyectos que estaban a medio hacer. Los resultados han sido históricos y los niveles de ejecución de las obras han sido altamente satisfactorios.

El Ministerio de Vivienda cuenta con inversiones por 7 billones de pesos para obras de agua y saneamiento básico. Gracias a las inversiones realizadas y al estricto control de las obras en ejecución se han beneficiado más de 5,6 millones de colombianos, que pudieron beneficiarse por primera vez con agua potable en sus hogares, así como 6,1 millones de personas favorecidas por primera vez con saneamiento básico. En cuatro años el servicio de acueducto creció de igual manera que en los ocho años anteriores, y en este mismo periodo la cobertura en alcantarillado se triplicó si se compara con los cuatro años anteriores.

Semejante meta no hubiera sido posible, entre otros aspectos, sin el cambio en el modelo de contratación que aseguró la transparencia en los procesos licitatorios realizados con recursos de la Nación. Esta transformación contó con la participación de empresas de gran calidad, con capacidad financiera para realizar las obras, y permitió que proyectos que antes duraban entre 6 y 7 años, ahora se hagan hasta en la mitad del tiempo y con altos estándares de calidad.

Las inversiones realizadas hasta la fecha permitieron que la cobertura de acueducto pasara del 90,6 por ciento al 92 por ciento, y en alcantarillado, del 84,3 por ciento a 86,4 por ciento. Particularmente en la zona urbana, las cifras para el sector son muy satisfactorias pues la cobertura en acueducto es del 97 por ciento y en alcantarillado del 91 por ciento.
De esta manera municipios como San Juan de Urabá y Carmen de Bolívar por fin tienen el 100 por ciento del servicio de acueducto. Los pobladores de Sahagún, Guachené, Puerto Tejada y Villa Rica ya tienen acceso al agua potable y se siguen adelantando proyectos en Valledupar, Sincelejo, Quibdó y Riohacha.

Incluso, muchos municipios construyeron no solo obras importantes para sus acueductos, sino también para mejorar el servicio de alcantarillado. Es así como hoy, los habitantes de Juradó, María la Baja, Lloró, Bahía Solano cuentan con el 100 por ciento de alcantarillado, y en municipios como Chiquinquirá y Tuluá hoy la totalidad de las aguas residuales son tratadas.

Aunque los resultados son históricos, el gobierno no se queda ahí, también ha dispuesto de 173.647 millones de pesos para realizar conexiones intradomiciliarias, lo que le ha permitido a más de 30.159 familias contar con el acceso real a los servicios de acueducto y alcantarillado en el interior de sus hogares. Así mismo, estas familias pudieron beneficiarse con la instalación de duchas, lavamanos, inodoros y lavaplatos mejorando radicalmente su calidad de vida. Esta revolución ha beneficiado a muchas familias y lo seguirá haciendo pues se contempla la continuidad de los programas. 

Obras terminadas:

Pereira. Construcción de la planta de tratamiento de agua la Nueva Aurora y obras complementarias
Valor: 12.008 millones de pesos
Beneficiados: 946.990 habitantes

Bucaramanga. Regulación del río Tona-Embalse de Bucaramanga
Valor: 279.596 millones de pesos
Beneficiados: 1.500.000 habitantes

Pasto. Optimización de la planta de tratamiento de agua potable Centenario
Valor: 7.776 millones de pesos
Beneficiados: 349.541 habitantes

Magangué. Optimización, construcción y/o ampliación sistemas de acueducto
Valor: 9.092 millones de pesos
Beneficiados: 39.064 habitantes

Guamo. Optimización del suministro de agua para el acueducto
Valor: 11.535 millones de pesos
Beneficiados: 20.212 habitantes

Fundación. Ampliación y optimización del sistema de acueducto corregimiento santa rosa de Lima
Valor: 2.239 millones de pesos
Beneficiados: 1.228 habitantes

Santa Marta. Ampliación y optimización del sistema de acueducto y alcantarillado en el resguardo indígena chimila (corregimiento Gaira)
Valor: 468 millones de pesos
Beneficiados: 142 habitantes

Providencia. Construcción del sistema de acueducto
Valor: 18.559 millones de pesos
Beneficiados: 1.010 habitantes

Cisneros. Construcción, ampliación y optimización del sistema de acueducto
Valor: 4.455 millones de pesos
Beneficiados: 9.623 habitantes

Padilla, Puerto Tejada, Guachené, Caloto y Villarica. Construcción acueducto regional del norte del Cauca
Valor: 31.704 millones de pesos
Beneficiados: 144.500 habitantes

Sahagún. Optimización y ampliación del sistema de acueducto fase I
Valor: 12.206 millones de pesos
Beneficiados: 45.000 habitantes

Paratebueno. Optimización de los componentes del sistema de acueducto del casco urbano
Valor: 3.686 millones de pesos
Beneficiados: 2.800 habitantes

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.