Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/06/30 00:00

Al rojo vivo

Éxito y Carrefour, las dos principales cadenas del país, libran una batalla jurídica de dimensiones internacionales.

Almacenes Éxito, que dirige Gonzalo Restrepo, volvió a entablar una demanda contra Carrefour ante la Superintendencia de Industria por competencia desleal y publicidad engañosa.

En la guerra y en el amor todo se vale. Ese pareciera ser el lema de Carrefour y Éxito, las dos más importantes cadenas de comercio del país, que por estos días libran una encarnizada batalla en los estrados judiciales y superintendencias de Colombia. Ambas compañías tienen un arsenal de abogados trabajando día y noche para demandar y contrademandar a su rival, en medio de acusaciones por prácticas comerciales restrictivas, competencia desleal y publicidad engañosa. La pelea es tal, que deja en pañales antiguas disputas comerciales como la de la guerra de las colas, protagonizada por Pepsi y Coca-Cola durante la década de los 90.

Los dos episodios de esta guerra ocurrieron en las últimas semanas. De un lado, Carrefour demandó al Éxito por 16.000 millones de pesos por la supuesta apropiación de un local que la firma francesa ya había tomado en arriendo en el nuevo centro comercial San Martín, ubicado en las antiguas torres del Hilton de Bogotá. Según Carrefour, su competidor le quitó el local que ya había tomado por 20 años, razón por la cual exige la restitución del mismo, o bien el multimillonario pago por concepto de daños y perjuicios. A ese pleito se sumó la disputa por otro local en el centro comercial El Tunal, de Bogotá, en donde las dos cadenas se pelean por tener una participación dentro del proyecto de ampliación de este centro.

Por otro lado, Almacenes Éxito volvió a presentar la semana pasada la demanda contra Carrefour por competencia desleal en el caso de los precios comparativos. El caso, que está ahora en el despacho del superintendente de Industria y Comercio, se remonta a la campaña que lanzó Carrefour hace mes y medio y que consistió en comparar los precios de sus productos con los de la competencia.

En tres pendones de 2,10 metros de alto, colgados a la entrada de los supermercados Carrefour, la cadena francesa imprimió las tirillas de compra de lo que cuestan 38 productos idénticos en el Éxito, Vivero y Carrefour. Este último aparecía con los precios de compra más baratos, entre 15 y 20 por ciento más económicos que sus competidores. El Éxito se fue lanza en ristre contra la campaña de Carrefour y entabló una demanda ante la Superintendencia de Industria por competencia desleal y publicidad engañosa.

Al tiempo que eso pasaba en Colombia, en Francia Carrefour demandaba a uno de sus competidores en el mercado galo por hacer exactamente lo mismo. Carrefour demandó a la cadena francesa Leclerc por comparar las tirillas de compra de los productos y anunciar los suyos como los más baratos.

La posición de Carrefour en ambos países -aparentemente contradictoria- causó indignación entre algunos empresarios franceses, en particular Michel Edouard Leclerc, el presidente de Leclerc, quien dijo en un comunicado que "Carrefour hace en Colombia lo que prohíbe en Francia y acusó a su competidor de tener una doble moral. Es cierto que Colombia está lejos, pero había que ser muy ingenuo para pensar que no nos daríamos cuenta", dijo el señor Leclerc hace una semana.

Aunque Carrefour asegura que no se trata de la misma estrategia publicitaria, pues la metodología de comparación no es exacta en ambos casos, lo cierto es que esta pelea ya tomó visos trasatlánticos y forma parte de las docenas de disputas que libran Éxito y Carrefour a uno y otro lado del océano.

Una guerra sin cuartel ni tregua que ha pasado del campo comercial al legal en cuestión de semanas. Y en donde el más beneficiado es, como siempre, uno sólo: el consumidor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.