Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2000/08/28 00:00

Aldea global

Los principales mercados financieros del mundo se alían en la creación de una bolsa única.

Aldea global

La fiebre de fusiones que acecha a las empresas del planeta ha llegado a los mercados bursátiles. Las bolsas de valores de todo el mundo han comenzado a unirse entre sí con el fin de crear plataformas únicas de negociación en las que puedan transarse los títulos inscritos en todas ellas. La posible fusión de las bolsas de Nueva York, Tokio, París, Hong Kong, México, Sao Paulo, Australia, Toronto, Amsterdam y Bruselas pone en evidencia la lucha abierta que protagonizan los principales mercados por hacerse con los mejores aliados.

La unión de estas 10 bolsas —conocida como Global Equity Market— sigue la tendencia a la consolidación que ya se había dado entre sus pares de Londres, Francfort y Nasdaq, conocida como The International Exchange, iX. Estas dos grandes alianzas hacen realidad el sueño que durante mucho tiempo han tenido corredores e inversionistas de todo el mundo: abarcar las principales regiones económicas y operar las 24 horas del día. Richard Grasso, presidente de la Bolsa de Nueva York, señalaba a la revista The Economist que la integración “tendrá como fin permitir la realización de transacciones siguiendo la evolución del sol”.

Las dos uniones concentrarán casi todas las operaciones bursátiles del mundo. El Global Equity Market, una empresa valorada en 20.000 millones de dólares, negociará el 60 por ciento de las operaciones globales. Y el iX, con un valor de mercado de 4.800 millones, manejará el 53 por ciento de las transacciones de todas las acciones europeas.



Consecuencias por verse

El efecto que sobre la economía pueda tener la fusión de las bolsas está aún por estudiar. Seguramente se eliminarán los topes máximos y mínimos en el inicio de las sesiones por cuanto operará las 24 horas del día. Otra de las novedades sería la creación de una contrapartida central. Esta permitiría a los bancos e instituciones que actúan en diferentes mercados liquidar ganancias o compensar posiciones entre sí y reducir los desembolsos de efectivo para adquisición de acciones.

Por otra parte, la integración bursátil traerá ahorros en tiempo, más cobertura internacional, mayores capacidades de negociación y fortalecimiento de los sistemas tecnológicos. Desde el punto de vista financiero se generará un importante ahorro en costos para las empresas emisoras de valores, ya que tendrán que inscribirse en cada mercado por separado. Con el proceso de fusión de bolsas en marcha llega también la hora de que se produzca un proceso similar de concentración en el sector de firmas bursátiles y corretaje financiero.

Así, las bolsas de todo el planeta serán testigos de un cambio radical en la forma en la que se transan y negocian los valores y formarán parte importante de la globalización de la economía mundial. Las dos alianzas que se han puesto en marcha serán las grandes protagonistas de un proceso de convergencia que todos los expertos daban por inevitable. Sin lugar a dudas la fusión creará un indiscutible centro de gravedad que se convertirá en el núcleo de los mercados financieros del orbe.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.