Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/25/2014 2:00:00 AM

AT&T y DirecTV tras la mega fusión

Transmitiendo contenidos deportivos en exclusiva, DirecTV logró posicionarse como el más atractivo jugador en el negocio de la televisión por suscripción.

La de DirecTV es una historia de negocios de ensueño. Condenada a la desaparición forzada por las limitaciones de su tecnología (el satélite), –ante el auge de la fibra óptica–, la empresa fue capaz de realizar una maniobra asombrosa que la puso en los primeros lugares en el negocio de la televisión por suscripción. Se volvió tan atractiva, que la semana pasada AT&T se animó a pagar 67.100 millones de dólares por ella.

El operador de telefonía más grande de Estados Unidos acordó pagar 48.500 millones de dólares, entre acciones y efectivo, más una deuda que tiene DirectTV por 18.600 millones. De concretarse –faltan las aprobaciones de las autoridades regulatorias–, sería la cuarta fusión más grande en la historia de las telecomunicaciones.

La noticia causó polémica entre analistas y funcionarios de los entes regulatorios norteamericanos, dada la creciente concentración de los grandes negocios de telecomunicaciones. De hecho, la adquisición de DirecTV es la respuesta de AT&T a la recién anunciada fusión entre Comcast y Time Warner Cable, sus dos más cercanos rivales, quienes juntos le superarían en tamaño en el negocio de televisión e internet.

DirecTV, fundada en 1994, gozó de auge en sus primeros años de operación cuando se estimaba la recepción de televisión desde satélites como un verdadero lujo tecnológico. Pero el ascenso de internet, que llega a través de la fibra óptica, puso a los operadores de televisión por cable en ventaja, al poder ofrecer paquetes triple play de televisión, internet y telefonía IP, algo que el satélite no puede brindar. A eso se sumó la competencia con bajos precios que su entonces rival Sky ofrecía en la televisión satelital, y DirecTV llegó a ver su futuro seriamente comprometido.

En 2004, ante un panorama borrascoso, los dos operadores satelitales se fusionaron y bajo la marca DirecTV comenzaron a labrar una quijotesca campaña para retener a los clientes que corrían en masa hacia los operadores de cable y sus combos triple play.

DirecTV les apostó a los contenidos. Sus ejecutivos vieron lo que sus rivales no: el hombre moderno se queda con quien le ofrezca un buen partido de fútbol el sábado en la tarde. Rápidamente, en jugadas audaces, DirecTV se hizo con los derechos exclusivos de transmisión de los deportes más populares: en Estados Unidos paga 1.000 millones de dólares anuales para transmitir todos los partidos de la NFL; en América Latina tiene los derechos del fútbol español (Ronaldo, Messi y demás estrellas); en Colombia transmite en exclusiva la Liga Postobón. Y así fue como DirecTV, sin internet y sin teléfonos, pudo convertirse en el más importante operador de televisión por suscripción en este lado del océano Atlántico. Sus 20,3 millones de suscriptores en Estados Unidos, más sus 23,5 millones de suscriptores en América Latina fueron suficientes razones para que AT&T decidiera adquirirla pagando 95 dólares por acción.

El mayor accionista de DirecTV es Warren Buffet, quien ahora pasa a tomar una posición accionaria en AT&T, puesto que el 70 por ciento del precio será pagado en acciones del operador telefónico.

La noticia tiene impactos en América Latina, pues significa el ingreso de AT&T a la región, vista por los norteamericanos como una tierra prometida, en donde con una penetración de la televisión por suscripción del 40 por ciento, hay mucho espacio para crecer.

Los ingresos de la televisión por suscripción en América Latina no son tan altos como en Estados Unidos, pero el analista Juan Gnius, de la consultora Signals Telecom, cree que AT&T aporta a DirecTV la capacidad de negociación para compras en gran escala, lo que ayudaría a reducir en el futuro los costos operativos y podría beneficiar a los suscriptores.

Adicionalmente, en Colombia y Brasil DirecTV tiene licencias de operación de internet en banda ancha mediante tecnología LTE (la llamada cuarta generación), lo que le pone ‘de tú a tú’ con los cableros. En Brasil el servicio ya está en funcionamiento y en Colombia DirecTV comenzará operaciones de internet domiciliario el próximo mes de junio.

Entretanto, en Estados Unidos AT&T gana 43 millones de nuevos clientes, se hace fuerte en el negocio de la televisión y mantiene por tamaño su primer lugar frente al nuevo rival que surja de la fusión de Comcast con Time Warner Cable.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.