Jueves, 19 de enero de 2017

| 1983/12/12 00:00

BALAS COBARDES

Graves denuncias en torno al asesinato del periodista Mario Pineda en Sevilla (Valle)

BALAS COBARDES

En Sevilla, Valle, han sido muchos los asesinatos que se han producido en los últimos meses. Entre los muertos figuran lugareños como Gonzalo Zapata, Uberto Torres y su esposa, el mayordomo de su finca y un sobrino; Luis Cardona y Jeremías Rengifo, quien había salido ileso de dos atentados Marcos Blandón y Roberto Molina... Pero ningún crimen había causado tanto impacto como el asesinato del periodista Mario Pineda Arboleda, ocurrido el 4 de noviembre a las 5 y 30 de la tarde, por un desconocido que lo esperaba en un lugar céntrico de Sevilla para dispararle tres tiros por la espalda. Pineda era conocido por ser el director de "La Razón", periódico que desde hace 4 años circulaba sin falta cada semana el día sábado, y era esperado con curiosidad por los moradores de Sevilla, que encontraban en esas cuatro hojas denuncias sustentadas acerca de las irregularidades administrativas de la Alcaldía, la Tesorería, el Concejo Municipal, y en general, relatos sobre situaciones anormales en la administración departamental. Mario Pineda administraba en compañía de su hermano Alberto la cafetería "El Polo", "tinteadero favorito de Sevilla".
Por esto los Pineda, y en especial Mario, conocían al dedillo la situación del pueblo.
Además de ejercer la dirección de "La Razón", Mario Pineda era el presidente de la Liga de Atletismo, tesorero de la Junta Municipal de Deporte, fundador y activo miembro del Centro Cultural José Martí, auspiciador y directivo del grupo ecológico de Sevilla y coordinador zonal de Alcohólicos Anónimos. Por si esto fuera poco era una especie de "mecenas", como lo confirmaron los cientos de asistentes a su entierro el 5 de noviembre, ya que prestaba dinero, cambiaba cheques, ayudaba a obras de caridad, al deporte, a la cultura y de su propio pecunio imprimía el periódico, el cual distribuia gratuitamente.
Hace aproximadamente un mes, según versiones recogidas por SEMANA el capitán de policia mandó llamar al periodista al comando y lo subió a un automóvil donde se encontrarían 4 agentes del F-2 de la localidad. Según las versiones, el capitán Ocaña le habría dicho que si lo llegaba a denunciar en ese "H. de P. pasquín, lo haría desaparecer". Las versiones señalan que la amenaza se produjo cuando el capitán se enteró de que Mario preparaba una denuncia en su contra por un peculado que estaba investigando.
SEMANA se puso en contacto con el capitán Ocaña para interrogarlo acerca de la veracidad de estos rumores, que negó enfáticamente, aunque sí confirmó que lo había hecho presentarse hace un mes, por un anónimo que recibió en el que se sindicaba a Pineda de ser autor del "boleteo" en la región, de manera que le informó que si se volvía a dar un caso de "boleteo" lo detendría inmediatamente.
El capitán Ocaña llegó a Sevilla hace tres meses y dice que la gente está muy agradecida con su labor, porque "cuando yo llegué, en la cárcel sólo había 40 detenidos y hoy he triplicado este número, lo que muestra mi eficiencia. Además cuento con 4 detectives que se mezclan con la gente y oyen todo lo que se comenta y me lo cuentan, así uno se entera de muchas cosas. Además han recibido cursos para detectar a los grupos subversivos y el lugar donde se reunen, ya tenemos 10 casas ubicadas como sitios de encuentro de los izquierdistas". El capitán Ocaña, estuvo una larga temporada en el Alto Sinú (Córdoba) donde fue herido y permaneció inactivo una temporada. Acerca de Mario Pineda dice no conocer en qué corriente política militaba, ni de sus actividades como lider cívico de la región. "Solicito ante las acusaciones que nos investiguen a cada uno de los miembros de la policía para que se establezca nuestra inocencia. Y finaliza contando que por las paradojas de la vida, "el lugar donde Mario fue asesinado está vigilado por una patrulla que en el momento del crimen estaba atendiendo los requerimientos de una mujer que pedía que le firmaran una boleta para un trámite de "paternidad responsable", por esto el criminal pudo huir fácilmente. "
De Sevilla se desplazó hacia Bogotá la semana pasada una comisión compuesta por Fernando Pineda, hermano de Mario; Dienny Cardona, dirigente cafetera y Arturo Arango, coordinador del Nuevo Liberalismo quienes se entrevistaron con el ministro de Justicia y el Viceprocurador Delegado, los cuales se comprometieron a adelantar una investigación. Los miembros de esta comisión expresaron que "somos conscientes de que las denuncias que estamos haciendo nos van a llevar a terminar en el caturral". (El caturral es un sitio cercano al cementerio de Sevilla).
Enrique Santos Calderón, en su columna "Contraescape" del jueves pasado, decia: "La muerte de Mario Pineda es un desafío a la justicia y una afrenta a la comunidad. Si este cobarde asesinato también queda impune habremos retrocedido más de lo que se piensa".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.