Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/03/30 00:00

BID busca mayor capacidad para enfrentar la crisis

La recapitalización de la entidad y el rol que deberá jugar en la actual crisis económica fueron los temas centrales de la asamblea número 50 del BID que terminó este lunes en Medellín.

Estados Unidos, el mayor socio del banco, se mostró parco ante la idea de recapitalizar la entidad sin que haya reformas profundas. Foto: AP

La crisis económica mundial será más profunda y prolongada de lo previsto y las instituciones financieras internacionales tendrán que jugar un rol clave en esta coyuntura. Estas fueron algunas de las conclusiones tras varios días de Asamblea de una de las entidades financiadoras más grandes del mundo

Un estudio interno presentado a los representantes de los países miembros del BID muestra un panorama francamente desalentador para la economía de la región. Este pronóstico seguramente será ratificado esta semana en la cumbre del G20 cuando el FMI también presente sus nuevas previsiones económicas que se anticipan, serán a la baja.

En cuanto al papel de la banca multilateral, también quedó claro que estas instituciones necesitan fortalecerse para atender a los países más afectados por la crisis.

Los 48 representantes de los países que integran el BID y que intervinieron en la reunión anual estuvieron de acuerdo en que el banco requiere un aumento urgente de capital para atender las necesidades de financiamiento de los países emergentes y en desarrollo.
Eso lo tiene bien claro el ministro de Hacienda colombiano, Oscar Iván Zuluaga, quien asumió como presidente de la asamblea de gobernadores. Por ello su misión será coordinar tareas que permitan avanzar en la recapitalización. Los gobernadores fueron citados nuevamente, de manera extraordinaria, para el tercer trimestre del ano para revisar la propuesta que prepararán los técnicos del BID.

Sin embargo, la misión no será fácil. Muchos de los países que tienen mayor participación en la entidad, empezando por Estados Unidos, creen que la capitalización deberá estar precedida por un riguroso examen de varios temas al interior de la entidad.

En la sesión inaugural, el Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Timothy Geithner, dejo claro que su país está preparado para iniciar una revisión formal de las necesidades de capital para el BID, pero advirtió que hay que evaluar el mérito de este incremento.

España que es miembro de la entidad desde 1976, expresó también su apoyo pero dijo que sobre la base de un estudio riguroso de estrategias y objetivos acerca del tamaño y necesidad de la capitalización. La representante del país Ibérico, dijo en su intervención ante la plenaria de gobernadores que en el esquema de gobernabilidad del banco hay que hacer mejoras. Anotó que la solidez de su estructura interna es tan importante como la fortaleza financiera de la entidad.

Lo que queda bien remarcado de esta asamblea es que antes de concretarse la capitalización y definir el monto, habrá que examinar muchos puntos para que todos los países, los regionales y los externos, queden tranquilos de que los recursos que se le inyecten si terminarán en los objetivos que se buscan.

El presidente del BID, el colombiano, Luis Alberto Moreno, habló concreto sobre la capitalización de la entidad. “Es crítico y urgente incrementar el capital del BID. Las ideas sin recursos son irrelevantes”.

Otros respaldaron el llamado de urgencia de Moreno. Michael Dallara, Director del Instituto Internacional de Finanzas –IIF-, recomendó como “crucial y urgente” que se incremente el capital al Banco, ya que “aún en tiempos normales el papel del BID es más y más importante para apoyar el desarrollo de áreas clave en Latinoamérica como infraestructura, salud, educación y transporte. Pero cuando los flujos de capital privado desaparecen, es más importante que los accionistas del BID demuestren su compromiso hacia esta región con un incremento de capital”.

Otro de los temas en el que todos los participantes a esta asamblea estuvieron de acuerdo es que cualquier inyección adicional de recursos para el banco deberá ir a crear infraestructura en los países de América Latina. Otro foco de atención deberá ser la promoción de políticas y proyectos que sean consistentes con el medio ambiente.

La Asamblea, en medio de una coyuntura económica tan difícil, fue para Medellín, la ciudad anfitriona, una buena ocasión para mostrar su nueva cara, la de una ciudad en progreso que estuvo a la altura de la celebración del medio siglo de vida del BID.

El próximo año será el turno para Cancún,México, donde se llevará a cabo el próximo año, la reunión número 51. Se espera que para entonces ya los vientos de la economía mundial se hayan calmado un poco y el BID pueda mostrar que estuvo a la altura de la circunstancias y que logró hacer las mejoras que muchos de sus miembros le piden.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.