Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1994/08/15 00:00

BIENVENIDOS AL 'FUTURO'

Despierta el gigante dormido de las operaciones a futuro gracias a la proximidad de las bonanzas petrolera y cafetera.

BIENVENIDOS AL 'FUTURO'

TEMAS COMO LA ALTA INGENIERIA FINANciera, el manejo del riesgo cambiario, las operaciones de compra y venta de deuda externa, las emisiones de acciones en las bolsas internacionales, los mercados de futuro y hasta los mismos fondos de inversión extranjera, eran vedados en la Colombia de hace apenas cuatro años. En un mercado cerrado y con estricto control cambiario, hablar de esos asuntos no dejaba de ser más que un sueño. En contraste, en economías abiertas esas transacciones eran el pan de cada día.
Pero tras la internacionalización de la economía y la eliminación del Estatuto Cambiario, Colombia es otra. Los bancos pueden ofrecer ahora una gama de productos novedosos: están en el menú las operaciones peso-dólar en las modalidades de contratos de entrega a futuros (forwards), permutas financieras (swaps) y opciones de compra (cala) y de venta (put). Aunque el volumen de negociaciones es modesto (ver cuadros), pues hasta mayo pasado apenas se han negociado unos 493 millones de dólares, lo cierto es que esta clase de operaciones se incrementa. Por citar un ejemplo, de marzo de 1993 a enero del presente año se realizaron 239 operaciones en las cuales se transaron más de 350 millones de dólares. En 1994, de abril a mayo, el monto se incrementó en una tercera parte, a pesar de la incertidumbre que generó el proceso electoral.
Aunque se trata de un mercado incipiente, cuesta trabajo pensar que el sistema no tenga más adeptos, pues está diseñado para proteger contra variaciones bruscas en las tasas de cambio las tasas de interés en moneda extranjera y los precios de productos básicos transados en bolsas de futuros. Dichas fluctuaciones afectan los ingresos por exportación, y los costos de importación y financiación externa, es decir, los causantes del dolor de cabeza para cafeteros, floricultores, bananeros, ensambladores, pequeños y grandes exportadores, y multinacionales con compromisos de girar dividendos. En realidad, estos son, hasta ahora, los usuarios más frecuentes.
Una cosa es cierta. La banca nacional tampoco estaba preparada para afrontar la situación. Entidades internacionales como el Swiss Bank, el Bankers Trust y el Citibank impartieron rápidos cursos de capacitación, y posteriormente los tesoreros y jefes de divisas de los bancos nacionales interesados viajaron a centros como Nueva York, San Francisco, Chicago y Toronto. "Aparte de que esta capacitación nos pone a tono con el mundo, también beneficia a las empresas que nos tienden la mano ", dijo a SEMANA una banquera colombiana. A la fecha, los bancos más experimentados son el Citibank, el de Colombia, el BIC, el Colombo-Americano y el Anglo-Colombiano. El BIC cuenta con bien estructuradas mesas de dinero en Medellín, Bogotá y Cali.
Dentro de la vasta gama de operaciones a futuro, en Colombia la más usual son los forwards, es decir, contratos en los que el cliente se obliga a comprar o vender determinado número de divisas de acuerdo con las condiciones pactadas. Aunque la mayoría de las transacciones de este estilo se realiza en la modalidad peso-dólar, las leyes colombianas también permiten negocios de dólar a otras monedas. Para ello, las entidades financieras trabajan con cotizaciones de intermediarios financieros internacionales y el abanderado de estas operaciones en el país es el Citibank por su trayectoria a nivel mundial. Las condiciones se pactan sobre el mostrador, se selecciona la moneda (dólar, yen, marco alemán o libra esterlina), y se fija una fecha fija de vencimiento. Sin embargo, las transacciones forward de un mes representan actualmente el movimiento de divisas de un día en el mercado spot-el de día a día-.
Las verdaderas operaciones a futuro se transan en bolsa y están garantizadas por una Cámara de Compensación. Colombia espera ingresar en ese mercado en octubre próximo. Otra modalidad, la de los contratos de opción (o sea, la adquisición de derechos para comprar o vender divisas), también está lejos de constituir una práctica común en el país. El BIC realizó tres contratos de ese tipo.
Varias razones impiden en la actualidad un mayor desarrollo del mercado. Según Alvaro Jaramillo, vicepresidente de tesorería y mercado de capitales del Citibank, "el de futuros, por no ser, un mercado líquido, se concentra en diferentes lugares. El año pasado eran muchos vendedores y pocos los compradores, usualmente exportadores. Para el presente año, con el crecimiento de las operaciones y los volúmenes tranzados, las cargas empiezan a equilibrarse". Otro elemento que ha dificultado el novedoso mecanismo es la falta de amparos legales. "Para los abogados especializados, el tema ha sido una verdadera caja negra", dijo a SEMANA un banquero.
Las Cartas de Intención o Cumplimiento se basan por ahora en traducciones de modelos extranjeros, y solamente se negocian con clientes muy especiales. Sin embargo, nadie duda de las bondades del sistema, que le permite a importadores y exportadores hacer cálculos más seguros sobre futuros desembolsos en moneda extranjera, sin tener que preocuparse por las fluctuaciones. Más que una herramienta de especulación en la que se gana o se pierde, es un mecanismo mediante el cual el cliente se cubre contra futuros riesgos. Esto contraría la percepción de que con los futuros se pueden sacar la lotería. "Para los entendidos -dice Jaramillo- las operaciones 'forward' son instrumentos de planeación, control y manejo del riesgo financiero de las empresas ".
Por esta razón el manejo de futuros en el país ha sido un trabajo puerta a puerta y con clientes muy especializados. La labor de inducción frente a este tema novedoso no admite otro tratamiento. De todos modos, la lección se ha ido aprendiendo gradualmente y todos los bancos participantes se preparan para un repunte que tiene mucho que ver con el próximo manejo de las bonanzas petrolera y cafetera del país. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.