Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/05/29 21:46

¿El bitcoin es legal en Colombia?

Se trata de una moneda digital desarrollada como medio de pago de bienes y servicios en transacciones virtuales. El Banco de la República impuso barreras para su uso ¿Por qué?

En el 2011 el bitcoin inició con un precio de 2 dólares y este sábado se cotizaba en 455,49 dólares. Foto: mercadobitcoin.com

El dinero electrónico, desde hace años, es familiar para buena parte de los colombianos. A diario, a través de Internet, se pagan facturas de servicios públicos, se realizan transferencias o se pagan diferentes bienes o servicios virtualmente. Si bien todas estas transacciones están usualmente denominadas en pesos, hay una moneda virtual que hace furor y de las que poco se sabe en el país, el bitcoin.

La gran diferencia con el peso o cualquier otra divisa es que el bitcoin es virtual. Es decir, mientras el peso colombiano se caracteriza por ser emitido por un banco central, representar su valor en papel moneda, en tarjetas plásticas o documentos como cheques, bonos y obligaciones, por su lado, el bitcoin no es emitido por autoridad financiera alguna, no se puede palpar y es descentralizado, o sea, no está regulado ni respaldado por el Banco de la República, puesto que su base está conformada por los mismos usuarios de la moneda electrónica y se respaldan entre ellos.

En lo demás, los bitcoin funcionan exactamente de la misma forma que el peso o cualquier otra moneda.  

Cada poseedor de esta moneda debe tener claro que su precio es fluctuante y por no ser centralizado es de alto riesgo. De hecho, su comportamiento ha sido siempre ascendente. En el 2011 inició con un precio de 2 dólares y este sábado se cotizaba en 455,49 dólares, es decir, 1,3 millones de pesos (con un dólar a 2.983,82 pesos), según información de Eleconomista.es.

Barreras en Colombia

En el caso colombiano, el Banco de la República, por medio de la Superintendencia Financiera, se pronunció en el 2014 sobre el tema. En ese entonces, de conformidad la Ley 31 de 1992, se estableció que el peso es el “único medio de pago de curso legal con poder liberatorio ilimitado”.

En consecuencia, el bitcoin “no es un activo que tenga equivalencia a la moneda legal, el peso, en Colombia al no haber sido reconocido como moneda en el país”, señaló el Emisor.

Algunas de las advertencias que se hace la Superintendencia es que las transacciones en las plataformas de bitcoin son anónimas, por lo que el uso de monedas virtuales se puede prestar para adelantar actividades ilícitas o fraudulentas, incluso para captaciones no autorizadas de recursos, lavado de dinero y financiación del terrorismo.

Los compradores o vendedores de estas monedas virtuales se exponen a riesgos operativos, principalmente a que las billeteras digitales sean robadas (hackeadas), tal como ya ha ocurrido, y a que las transacciones no autorizadas o incorrectas no puedan ser reversadas.

Las personas que negocian con monedas virtuales no se encuentran amparadas por ningún tipo de garantía privada o estatal, ni sus operaciones son susceptibles de cobertura por parte del seguro de depósito.

Las personas que en sus operaciones admiten monedas virtuales deben tener en cuenta que su aceptación podría cesar en cualquier momento, pues las personas no se encuentran legalmente obligadas a transar ni a reconocerlas como medio de pago.

No existen mecanismos para obligar el cumplimiento de las transacciones con monedas virtuales, lo que aumenta de manera importante la posibilidad de materialización de un riesgo de incumplimiento.

¿Qué dicen los expertos?

Juan Carlos Varón, profesor de operaciones financieras de la Universidad de los Andes, explica que “el bitcoin es una moneda virtual que funciona como un sistema de pagos, basado en archivos de computador. Es un mecanismo a través del cual se pueden hacer transacciones para hacer pagos de bienes y de servicios por internet”.

Según la página web de bitcoin.org.es, esta moneda usa tecnología entre pares para operar sin una autoridad central o bancos. La gestión de las transacciones y la emisión de bitcoins se llevan a cabo de forma colectiva por la red. Bitcoin es de código abierto, su diseño es público, nadie es dueño o la controla y todo el mundo puede participar.

El experto aclara que “el bitcoin no tiene ninguna regulación desde el punto de vista legal nacional ni internacional”. En sí, tiene el problema de que no existe un marco regulatorio, generando riesgos para las personas que lo utilizan, porque no hay reglas, responsabilidades, ni garantías para los que lo usan.

En Colombia, la Superintendencia Financiera prohíbe a las entidades financieras recibir pagos en monedas virtuales.

Pese a todas las advertencias de las entidades monetarias en Colombia, existe una organización llamada BitcoinsColombia.org. ¿Por qué puede operar? Según Varón, “la moneda funciona porque su desarrollo tecnológico ha ido ganando fuerza y a la gente le gusta explorar cosas nuevas. Esto ha desarrollado una especie de mercado, pero eso no significa que la moneda tenga respaldo de la producción nacional o que el bictoins sea una moneda fiduciaria”.

The Bogotá times recomienda leer cuáles son las otras monedas digitales

Las curiosidades

En el mapa se puede visualizar que en gran parte de América y de Europa la moneda es recibida en distintos establecimientos.

Fuente: mercadobitcoin.com

¿Qué países están transando con el bitcóin?

En una economía como la europea, esta moneda está creando su mercado a pasos agigantados. Es así como en España la calle Serrano, de Madrid, pasó a llamarse la calle “bitcoin”, puesto que desde el 2014 muchos establecimientos ubicados allí reciben la moneda. Es más, allí hay un “cajero bitcóin”, que convierte inmediatamente euros en su equivalente en bitcoins.

Pasos si usted quiere obtener esta moneda

1. Según información encontrada en la página oficial de la moneda virtual, una de las formas para obtener bictoins es siendo “un minero”, como ellos han denominado a la persona que ingresa al portal. Este minero debe hallar, por medio de unas pruebas, minas de bitcoins y cada vez que descubra una mina, las monedas virtuales serán de su propiedad. Sin embargo, este tipo de minería no es fácil.

2. Como un método de seguridad, la página también le proporciona la opción de crear un monedero virtual en el cual podrá guardar sus monedas disminuyendo el riesgo de perderlas.

3. Existe un escepticismo muy marcado entre los empresarios, pues la moneda es muy inestable, presenta alzas y bajas en su precio en periodos de tiempo muy cortos y, como no está respaldada por ninguna producción de algún país, ni por oro y mucho menos petróleo, genera una inseguridad negociar con ella.

Recomendaciones de los expertos

Según los expertos, aunque cada vez el bitcoin es menos experimental, al crecer debe tenerse en cuenta que se trata de una invención. Como tal, su futuro no se puede predecirse. Entonces, debe recordarse que, con una ausencia de reglamentación clara y responsabilidades para los que participan en ese mercado, se corren riesgos muy altos.

Antes de usar el bitcoins hay que informarse de cómo funciona su sistema. Sin embargo, Félix Moreno de la Cova, uno de los impulsores de la iniciativa, se muestra optimista: “Hay unas 110.000 transacciones al día. Se estima que el próximo año haya 1 o 2 millones. Aunque aún no se note a pie de calle, el mercado está creciendo”, dijo a Semana.com.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.