Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/11/28 21:00

Los graves líos de la estrella financiera de Brasil

André Esteves, cabeza de BTG Pactual, uno de los mayores bancos de inversión de América Latina, y presente en Colombia, fue detenido en Brasil investigado por corrupción.

Las autoridades brasileñas que investigan el escándalo de la petrolera estatal Petrobras produjeron la semana pasada una de las noticias más escandalosas, al arrestar al presidente ejecutivo de BTG Pactual, André Esteves. Se trata de la cabeza de uno de los mayores bancos de inversión de América Latina, del número 13 en la lista de los hombres más ricos de Brasil y, según la revista Forbes, del 628 entre los billonarios del mundo, con una fortuna estimada en 2.900 millones de dólares.

Hasta su casa de Río de Janeiro llegaron a detenerlo por, supuestamente, intentar obstruir la investigación de la justicia. Según la Procuraduría General de ese país, el banquero junto con el senador Delcídio do Amaral (también preso) querían evitar que el exdirector de operaciones internacionales de Petrobras Nestor Cerveró, uno de los condenados en el proceso de corrupción, llegara a un acuerdo con la Fiscalía. Al parecer trataban de convencer a Cerveró de no mencionarlos en supuestas participaciones en irregularidades de contratos con Petrobras. Varios diarios locales señalaron que el supuesto acuerdo incluía pagarle 50.000 reales (13.000 dólares) mensuales a Cerveró, más una suma cercana al millón de dólares.
La revista Época informó que André Esteves tiene detención temporal, en principio, de cinco días. Sus abogados dijeron que esperan obtener una libertad provisional, pues alegan que era innecesario detenerlo. Además, señalaron que Esteves no tiene vínculos con la supuesta obstrucción a la justicia.

El escándalo en el que resultó envuelto el socio fundador de BTG Pactual causó los primeros efectos en la entidad financiera. Tan pronto se conoció su arresto, la acción cayó casi un 30 por ciento, por lo que borró una tercera parte de su valor de mercado.

Según informó el diario The Wall Street Journal, citando a una persona familiarizada con las operaciones del banco, hubo menos solicitudes de reembolso de dinero de lo previsto y, por el contrario, la entidad ha recibido señales de confianza de sus clientes y contrapartes.

Para calmar la tensión que produjo la noticia, el comité ejecutivo de BTG Pactual nombró a Pérsio Arida como CEO interino. Arida también es socio fundador de BTG Pactual. El banco en una nota de prensa señaló que Esteves siempre ha estado a disposición de las autoridades para proveer las explicaciones necesarias y cooperar con la investigación que se adelanta.

La calificadora Moody’s un día después de la captura comenzó a revisar el perfil de riesgo de crédito de BTG Pactual para un posible ajuste a la baja, “Las calificaciones reflejan la preocupación de Moody’s sobre la reciente detención del presidente de BTG, la cual tiene un impacto en la relación del banco con sus clientes y contrapartes”, dijo la agencia en un comunicado divulgado en São Paulo.

Este escándalo es relevante en Colombia, pues BTG Pactual tiene filial en el país. Acá llegó en 2012, tras adquirir a la sociedad comisionista de bolsa chilena Celfin, que también operaba en Perú y Colombia. Reforzó su presencia al comprar Bolsa y Renta, una de las firmas bursátiles más importantes del país, con sede en Medellín. La firma ha venido ganando liderazgo, y hoy tiene una solicitud pendiente ante la Superintendencia Financiera para operar una fiduciaria y una corporación financiera.

El superintendente financiero, Jorge Castaño, le dijo a SEMANA que desde que se conocieron los hechos en Brasil, la entidad ha estado en contacto con los administradores de la filial en Colombia, que viene operando en forma normal. Cabe anotar que según la regulación financiera, las filiales en el país tienen acá su propio capital, es decir, son autónomas e independientes de los problemas que pueda enfrentar la matriz en el exterior.

A última hora, la firma calificadora BRC Standard & Poor’s en Colombia informó que mantuvo la calificación a la comisionista BTG Pactual, pero le dio una perspectiva negativa. Para algunos analistas del mercado, las consecuencias de la detención del millonario banquero tendrán que ver más con un riesgo reputacional que financiero.

Lo cierto es que el escándalo que tocó al corazón financiero de Brasil podría crecer, pues todavía hay muchos detalles desconocidos sobre la investigación y sobre lo que le espera a André Esteves, una de las estrellas empresariales de la primera década del siglo XXI.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.