Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/28/2011 12:00:00 AM

¿Burbuja en el horizonte?

Hay preocupación en los mercados internacionales por una sobrevaloración de las compañías tecnológicas. Temen que se esté formando un fenómeno como el de los años noventa, cuando después de un breve clímax se produjeron pérdidas enormes.

En el sector de las grandes empresas de tecnología se está hablando de cifras astronómicas. Hace tres semanas, Microsoft compró por 8.500 millones de dólares a Skype, lo que dejó perplejos a todos, pues dos años atrás eBay vendió esa plataforma de servicios de voz y video por Internet en 2.200 millones de dólares.

LinkedIn, la llamada 'red social de los profesionales', hizo su debut en la Bolsa de Nueva York el 19 de mayo y en la primera jornada el valor de la acción subió 85 por ciento y se esperaba que en una oferta pública inicial su valor ascendiera a 3.300 millones de dólares.

Y aunque las dos más famosas redes sociales, Facebook y Twitter, aún no se han listado en la bolsa, los analistas especulan con su valor en el mercado secundario. El diario The Wall Street Journal llegó a decir hace dos años que Facebook podría costar 50.000 millones de dólares. Sin embargo, hace dos semanas la publicación británica The Economist, en un informe de portada titulado 'La nueva burbuja tecnológica', habló de 76.000 millones de dólares para Facebook, más que lo que valen Boeing y Ford. Por el lado de Twitter, la misma revista habló de 7.700 millones de dólares, cifra que a muchos les parece razonable dado su desbordado crecimiento en seguidores.

Después de ver estas cifras exorbitantes, algunos se preguntan si no se repetirá la historia de la crisis de las tecnológicas de los años noventa. "Una exuberancia irracional ha retornado al mundo de Internet. Los inversionistas deben tener cuidado", dijo The Economist. Y para el diario estadounidense The Wall Street Journal, de acuerdo con los actuales precios de los principales protagonistas del mercado de Nasdaq, sí se perciben señales de burbuja.

Lo que dicen los expertos es que si bien algunas empresas en la web tienen potencial, hasta que no aterricen en la vida diaria no deberían valer tanto. Lo que pasó en la época de la burbuja tecnológica es que se sobrestimó el conocimiento que tenían muchas compañías. Una cosa es una muy buena idea y otra que logre conectarse con la cotidianidad.

En todo caso, algunos analistas creen que si el fenómeno de una burbuja regresara hoy, se encontraría con un mercado más maduro, que aprendió la lección de la crisis de finales de los años noventa y las quiebras de muchos de los entonces inexpertos empresarios tecnológicos.

Algunos desvirtúan el temor de una burbuja al considerar que las inversiones chinas en el sector están creciendo y eso lleva a pensar a los especialistas en un escenario que no se permitirá dar pasos en falso o especulativos. Porque los chinos saben en qué se gastan su dinero y cómo cuidar la canasta en la que ponen sus huevos. Daniel Gertsacov, director de Nuevos Mercados de Google para América Latina, le dijo a SEMANA que hoy todas las grandes empresas son exitosas porque no piensan en rivales, sino en ajustarse a las necesidades del mercado y en desarrollar las mejores soluciones para sus consumidores.

Hernán Lardíez, director de Comunicaciones Móviles de Microsoft para Latinoamérica tampoco cree que se esté ante una burbuja. Los ingresos y utilidades de las tecnológicas muestran el éxito y eso estimula el crecimiento de todo el mercado.

Y no solo las redes sociales están preocupando al mercado por sus precios. Los grandes gigantes del mercado no paran. Google, además de los 30.000 millones de dólares que exhibe con orgullo por facturación del año pasado y de los 500 ajustes que le ha hecho al buscador este año, ya le saca provecho a la inversión que hizo hace un tiempo con YouTube. Ahora compra pequeñas compañías y el talento de sus ingenieros. Su meta es seguir creciendo en telefonía móvil con el sistema Android.

Mientras tanto, Apple sigue vendiendo su producto iPhone, los segundos teléfonos inteligentes más vendidos en el mundo, superando a RIM, fabricante de los BlackBerry. En el primer trimestre Apple vendió 19 millones de aparatos, 114 por ciento más que el año pasado. Además, sigue liderando el naciente mercado de los tablets con la versión iPad, que tiene el 82 por ciento del mercado en Estados Unidos.

Por otro lado, está creciendo el rumor de que Microsoft podría estar interesada en adquirir la división de celulares de Nokia. Se habla incluso de que la compañía de software de Bill Gates estaría dispuesta a gastarse los restos que tiene de liquidez para esta inversión, que ascendería a unos 32.000 millones de dólares. Ya las dos se aliaron a comienzos de este año con la idea de competirles a Google y a Apple en el mercado de los teléfonos inteligentes.

Lo importante es que este auge en el mundo de las tecnológicas no haga perder la cabeza a los inversionistas. Si bien los tiempos han cambiado y los jugadores de Internet saben a qué se enfrentan, es mejor que quienes mueven grandes capitales o quienes están pensando en ir a la bolsa también sepan a qué le apuestan.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.