Martes, 17 de enero de 2017

| 2009/06/10 00:00

Cae la industria, sube el optimismo

Los industriales acaban de entregar su última encuesta de producción y ventas. Aunque entre enero y abril la producción cayó el 7,3 y las ventas el 4,5 por ciento, los empresarios creen que lo peor de la crisis ya pasó.

la actividad automotriz, aparatos de uso doméstico, vidrio y sus productos, productos de caucho y equipos de transporte fueron los sectores más afectados.

La actividad industrial continúa mostrando un comportamiento negativo en materia de producción y ventas. La Andi acaba de entregar los resultados entre enero y abril, en los que se observa una caída del 7,3 por ciento en la producción industrial y del 4,5 por ciento en las ventas totales.
 
La mayoría de los sectores consultados muestran caídas, siendo los más afectados la actividad automotriz, aparatos de uso doméstico, vidrio y sus productos, productos de caucho, vehículos automotores y otros equipos de transporte, cuya producción y ventas caen por 20 por ciento o más

Sin embargo, estos resultados que se observan tan negativos, tienen un lado bueno, según la Andi. Después del brusco deterioro presentado en los meses de diciembre del 2008 y enero del 2009, la caída está siendo menos fuerte en los últimos dos meses.

Esto puede interpretarse, dice la Andi, como evidencia de que los impactos más fuertes de la crisis ya se dieron y que, en la actualidad, existe incertidumbre sobre el momento en que se inicie con fuerza el proceso de recuperación.

Contribuye a reforzar esta idea, el hecho de que las expectativas de los empresarios han aumentado, pues ven que la situación de las empresas mejorará en los próximos meses. Aunque un solo dato no permite concluir tajantemente que habrá un cambio de tendencia, la expectativa entre los empresarios consultados por los gremios de la producción se ha estabilizado.

En abril el resultado de las expectativas para los próximos meses muestra un notorio crecimiento frente a los datos hasta marzo. En el cuarto mes, el 31.7 por ciento de los empresarios esperaba que la situación mejorara, mientras que en los primeros meses del año, hasta marzo, las expectativas estaban cercanas al 25 por ciento.

De igual forma, en la encuesta del mes de abril les preguntaron a los empresarios sobre sus expectativas para el segundo semestre del año. Los resultados muestran que la gran mayoría de ellos considera que lo peor de la crisis ya pasó y que en el inmediato futuro la situación se mantendrá igual o mejorará. Así lo manifiesta el 58.3 por ciento de los empresarios que considera que las ventas mejorarán en el segundo semestre y solamente el 8.2 por ciento percibe un deterioro de las mismas.
 
Según la Andi, en estas circunstancias, es conveniente adoptar medidas para recuperar la confianza de los consumidores y mantener la confianza de los inversionistas. Lo importante es que muchos empresarios ya están viendo que tendrán un mejor final de año



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.